Le Clezio y el Nobel de Literatura

Una de las decisiones más esperadas, incluso por aquellos que no confían mucho en el sistema de premios literarios, ya tiene a un ganador. La Academia Sueca calificó al novelista francés Jean Marie Gustave Le Clezio como “el escritor de la ruptura, de la aventura poética y de la sensualidad extasiada, investigador de una humanidad fuera y debajo de la civilización reinante” y le otorgó el Premio Nobel de Literatura 2008.

La distinción le llega a un hombre prolífico quien a sus 68 años continúa escribiendo y cada dos años entrega una nueva novela, aunque en su etapa de juventud su producción creativa era mayor, por lo que ya acumula más de 50 libros publicados entre novelas, ensayos, relatos breves, traducciones, libros de fotos y artículos, varios de ellos relacionados con las culturas latinoamericanas, en especial la mexicana.

Quizás nadie pudo imaginar que el niño de siete años que escribía constantemente en el barco que transportaba a su familia hacia la isla Mauricio, en el Océano Pacífico, sería un novelista famoso en menos de dos décadas. Su primer libro, “El proceso verbal”, salió en 1963 y llamó tanto la atención del público que recibió el prestigioso premio Renaudot, el más importante de las letras francesas.

Le Clezió se doctoró en Letras por la Universidad de Niza, Francia, y en la década de los sesenta comenzó el “descubrimiento” de Latinoamérica. Sus viajes por Panamá y México lo pusieron en contacto con las culturas indígenas que ocuparían, a partir de ese momento, un lugar preponderante en las entregas literarias.

Sobre los años por Centroamérica, Le Clezio explicó que “fue una experiencia que cambió mi vida, mis ideas sobre la vida, el arte, la manera de estar con los demás, de caminar, comer, dormir, amar, incluso soñar”.

Otros los libros destacados de Le Clezio son: “Terra amata”, “Urania”, “Estrella errante”, “La guerra”, “Onitsha”, “La conquista divina de Michoacán”, “Viaje a Rodrigues”, “Diego y Frida: una gran historia de amor en tiempos de la Revolución”, “Desierto”—premio de la Academia francesa—y en 2008 apareció “Ritournelle de la faim”.

Después de conocer la noticia, el presidente francés Nicolas Sarkozy expresó “su enorme orgullo” por el Premio y dijo que Le Clézio “es ciudadano del mundo, hijo de todos los continentes y de todas las culturas. Gran viajero, encarna el esplendor de Francia, de su cultura y de sus valores en el mundo globalizado”.

EL NOBEL, SUS DECISIONES Y LATINOAMÉRICA

Alfredo Nobel quedó en la historia como el inventor de la dinamita; pero quiso dejar un legado más profundo y por eso dictaminó que su fortuna—que se ha incrementado con el paso del tiempo porque sus herederos la han invertido— terminara en las manos de aquellas personas con aportes sobresalientes al desarrollo de la humanidad.

El proceso de selección de los candidatos al Nobel es largo y complicado. En esa labor trabajan muchísimas personas que manejan un alto presupuesto de cinco millones de dólares. Los comités de cada una de las modalidades envían cartas a los principales científicos y profesores universitarios solicitándoles su opinión sobre los posibles pretendientes al Premio. Luego, un grupo de expertos valoran las propuestas, reducen el número de candidatos y envían la pequeña lista a las instituciones que ofrecen los premios. Allí se realiza la votación final.

Cinco escritores latinoamericanos han obtenido el premio más importante de las letras en sus más de 100 años de historia. El primero de ellos fue una ilustre poetisa: la chilena Gabriela Mistral, en 1945. Años más tarde, en 1967, el Nobel recayó en otro escritor inolvidable, el guatemalteco Miguel Ángel Asturias. Cuatro años después la Academia Sueca reconoció una de las obras poéticas más sobresalientes: la de Neftalí Ricardo Reyes Basoalto, el gran Pablo Neruda.

En 1982 el Nobel fue para el colombiano Gabriel García Márquez, un eterno joven creador, a pesar del paso del tiempo. Algunos críticos han declarado que solo con la monumental novela “Cien años de soledad” hubiera sido suficiente para merecer el premio, aunque este criterio olvida otros libros del “Gabo” que si bien no recibieron los mismos elogios que “Cien…”, son material de estudio en muchas universidades de todo el mundo, no solo por las innovaciones en las técnicas literarias, sino también por la riqueza de imágenes y la recreación de la realidad de un continente donde el “realismo mágico” es una constante.

El último latinoamericano en recibir el Nobel fue el mexicano Octavio Paz, en 1990. Siempre se le criticará a la Academia la ausencia en su lista del inmenso Jorge Luis Borges, un olvido imperdonable.

ENTRE MILLONES DE DÓLARES, UN DISCURSO

Diez millones de coronas, al cambio actual equivalente a 1,4 millones de dólares. Ese el premio metálico que reciben cada uno de los ganadores del Nobel en sus diversas modalidades: Física, Medicina, Química, Economía, Literatura y el de la Paz. El próximo 10 de diciembre, fecha en la que se conmemora la muerte de Alfred Nobel, todos los ganadores de este año, además de recoger la medalla, el diploma y el cheque con la elevada cifra de dinero, pronunciarán en Estocolmo sus esperados discursos de aceptación.

Algunas de estas piezas oratorias quedan para la posteridad; otras son intrascendentes. Le Clezio ya adelantó que su presentación estará dedicada al apoyo que necesitan los más jóvenes escritores para publicar en un mercado que cada vez está más centrado en las ganancias, por encima de los valores literarios. Parece un tema de mucha actualidad, aunque tal vez no encuentre todos los oídos receptivos.

Autor: Miguel Ernesto Gómez Masjuán
Fuente: Cuba Hora

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

S'està connectant a %s

%d bloggers like this: