Archive for the SUPERHEROIS Category

Avalancha de superhéroes

Posted in SUPERHEROIS with tags , on Desembre 14, 2008 by Biblioteca Plaça Europa

Marvel prolonga su alianza con Paramount para llevar al cine «Thor», «Los Vengadores», «El Capitán América» y dos secuelas de «Iron Man»

Tras los buenos resultados cosechados con «Iron Man», que ha recaudado casi seiscientos millones de euros en taquilla, Marvel Studios y Paramount Pictures han consolidado su alianza y han extendido su acuerdo a los próximos films de superhéroes de la factoría Marvel, que la editorial y ahora productora financiará y Paramount distribuirá en todo el mundo. A cambio de distribuir sus películas en exclusiva, Marvel ha conseguido rebajar de un diez hasta un ocho por ciento la comisión que se lleva el gigante hollywoodiense por comercializar sus cintas. Esta alianza incluye, en principio, cinco películas en los próximos tres años, entre secuelas de cintas ya estrenadas y nuevas aventuras de héroes del cómic todavía no vistas en la gran pantalla. Todo empezará con la segunda parte de «Iron Man», que se estrenará en mayo de 2010, y le seguirán «Thor», que verá la luz en julio de ese mismo año dirigida por Kenneth Branagh; «El Capitán América», prevista para mayo de 2011; «Los Vengadores», la reunión de los superhéroes más emblemáticos de Marvel, que se estrenará en julio de 2011, y finalmente la tercera entrega de «Iron Man», que todavía no tiene fecha de estreno. Así se enumera esta auténtica avalancha de superhéroes en la que Marvel y Paramount irán de la mano no sólo en el mercado estadounidense, sino también en el de todo el mundo. En el acuerdo, según revela una información publicada por la revista «Variety», se incluyen los cines de Japón, Alemania, Francia, España, Australia y Nueva Zelanda. Además de la distribución en los cines, Paramount también se encargará de los lanzamientos en DVD, Blu-ray y demás formatos del cine casero. Tras la firma del acuerdo, los directivos de ambas compañías se deshicieron el halagos y piropos para sus socios. «Después del éxito de “Iron Man” no podemos estar más contentos con nuestro nuevo acuerdo. Marvel es una marca emblemática, sus populares personajes y su probada capacidad para crear películas convincentes y visualmente cautivadoras son el complemento ideal para la gran historia cinematográfica de Paramount», afirmó Rob Moore, vicepresidente de Paramount. Por su parte, David Maisel, presidente de Marvel Studios, correspondió a los elogios afirmando que «Paramount es un socio excelente y un distribuidor global excepcional». El directivo de la editorial reconvertida en productora también destacó acerca de la alianza que «la experiencia de “Iron Man” ha demostrado su pasión y capacidad para distribuir en los cines de todo el mundo los productos Marvel, lo que nos permite centrarnos únicamente en hacer buenas películas». Los proyectos de los próximos tres años demostrarán si es así, si el acuerdo sirve para que Marvel siga la senda iniciada con la primera entrega de «Iron Man», que marcó un punto y aparte al suponer el debut de la editorial como productora exclusiva en la adaptación cinematográfica de uno de sus personajes emblemáticos.

Fuente: La Nueva España

Los superhéroes salvan el cine

Posted in ADAPTACIONS MUSICALS, SUPERHEROIS with tags , , , on Juliol 23, 2008 by Biblioteca Plaça Europa

«Batman. El caballero oscuro» ha alcanzado una cifra récord al superar los 155 millones de dólares en las 4.266 salas que han estrenado la película. Mientras «Hancock» sigue sumando ceros y a la espera en España de otro bombazo, «Hellboy 2», está claro que, hoy, sólo el cómic consigue que las cifras cuadren en Hollywood.

Hace ya muchos años que dejaron los cómics y saltaron desde sus páginas a la gran pantalla y la televisión, pero actualmente se han convertido en uno de los pilares fundamentales para la gran pantalla. A punto de inaugurarse este próximo jueves la feria del Cómic en San Diego, donde miles de personas compartirán el mismo espacio para admirar a guionistas, creadores y diseñadores de aventuras en papel, los estudios de Hollywood han encontrado entre los fanáticos de las novelas graficas un nuevo filón de oro que explotan sin ningún tipo de concesiones y gracias a las cuales, el cine americano, que sin duda atraviesa uno de los momentos más delicados de su historia (piratería, aparición de nuevos soportes que compiten con la sala tradicional…) está consiguiendo remontar el vuelo durante los últimos meses. De hecho, éste es un verano plagado de producciones protagonizadas por superhéroes, y, ojo, se trata en su mayoría de películas excelentes que consiguen millones de dólares en la taquilla, como ha sucedido con el caso de «Iron Man», un filme para el que su director, Jon Favreau, eligió a un intérprete cuando menos inusual para el papel de protagonista: «Yo estaba deseando hacer una película de este tipo, pero nadie me la ofrecía», confiesa un divertido Robert Downey Jr cuando habla del personaje. Suspicacias a un lado,lo cierto es que eligieron bien al actor, ya que la cinta recaudó más de trescientos millones de dólares en un solo mes. La segunda parte, huelga comentarlo, ya está en camino. Entradas agotadas En este universo de superhéroes Will Smith se ha convertido en el caballero andante, en el Quijote de todos ellos con «Hankock», el salvador del mundo del que nadie quiere recibir su ayuda: «Elijo papeles que no tenga nada que ver con lo que el público ya ha visto», asegura Smith, el actor hoy numero uno de Hollywood, que ha superado los cien millones con cada una de sus últimas cinco películas. Pero nada, sin embargo, puede compararse al éxito obtenido por «Batman. El caballero oscuro», que se ha convertido este fin de semana en la película que más dinero ha recaudado en los tres primeros días de estreno en EE UU, con 155,3 millones de dólares obtenidos desde sus primeros pases durante la madrugada del jueves al viernes. El filme de Christopher Nolan supera, de esta forma, la cifra obtenida en 2007 por «Spider-Man 3» (151,1 millones) en ese mismo período de tiempo. El superhéroe preferido por los espectadores está batiendo todos los récords de la meca del cine; de hecho, se ha estrenado en 4.266 salas, más que ninguna otra, agotó sus entradas para todas las sesiones y en un solo día recaudó 66 millones. En favor de este «Batman» hay que decir que la critica, además de pedir reiteradamente el Oscar para el fallecido Heath Ledger por su personalísima interpretación del Joker, alaba el guión de la cinta, a Nolan y la brillantez con que se ha ejecutado cada escena de la película. La otra cara de la moneda es que el éxito en la taquilla de estos hombres y mujeres con poderes se ha traducido en un descenso de ventas de novelas graficas, un sector que ha visto cómo se reduce año tras año: «El problema con los cómics radica en que no estamos creando nuevas modas para que las generaciones futuras dejen a un lado los superhéroes del cine, la televisión o los videojuegos y regresen a los tebeos», nos explico Marc Halmiton, mánager de una de las cadenas de tiendas de cómics más importantes en Los Ángeles. Un «Hulk» a medida En efecto, el séptimo arte está salvando a los creadores de superhéroes. Por ejemplo, ya nadie quiere comprar las aventuras de la Masa; es más: las ventas de esta tira de Marvel han disminuido casi en un 40 por ciento durante la última década; por ello, Marvel decidió mirar a Hollywood como vía de salvación y producir su propias película. Así, tras el fracaso de la cinta realizada por Ang Lee en el año 2003 decidieron que ellos financiarían la película del personaje más admirado de la compañía con su propio estilo. De manera que la nueva entrega de «El increíble Hulk» también se ha transformado en todo un éxito, con una recaudación en EE UU que sobrepasa de largo los doscientos millones de dólares, y por mucho que Edward Norton, la Masa, no quisiera hacer promoción de la cinta porque estaba en desacuerdo con el montaje final de la misma. Finalmente, otro ejemplo claro de cómo los superhéroes han salvado las cifras del cine es «Hellboy 2. El ejército dorado», una película con un presupuesto ínfimo si la comparamos a las citadas antes que llegará a España a finales de agosto y que, desde su aparición en los EE UU el 28 de junio, ha superado ya los 72 millones. Pero no se extrañen, porque la primera entrega catapultó a su director, Guillermo del Toro, quien desde entonces se ha convertido en uno de los creadores estrella de Hollywood.

Autor: Reyes González
Fuente: La Razón

‘Los alienígenas’

Posted in ADAPTACIONS MUSICALS, SUPERHEROIS with tags , , , , on Mai 15, 2008 by Biblioteca Plaça Europa

Estoy rehaciendo mi colección de Superlópez y he decido empezar por este número. El primer motivo es que es el que más destrozado tengo -y no por casualidad, sino por la cantidad de veces que lo hemos leído- pero no es el único.“Los alienígenas” es, quizás, el primer número real de la segunda etapa de Superlópez, y eso le convierte en algo emblemático. Tras las primeras tiras cómicas del personaje (las que se recopilaron parcialmente en “El génesis de Super López”), Jan abordó tres primeros álbumes en los que se centró sobre todo en el aspecto superheroico paródico del personaje, aunque en ellos ya aparecieran algunas pinceladas de los personajes que después se asentarían en la serie.En “Los alienígenas”, por el contrario, la acción ya empieza a bascular hacia un personaje propio, y no una mera sombra en la que se juegue con los conceptos de los superhéroes. El tema central sigue siendo, por supuesto, éste, pero ya no es el de más peso en las historietas. Elementos que son de mayor interés para Jan -como el retrato social de la propia Barcelona de la época, o la psicología de los personajes (principales o secundarios) como elemento cómico- adquieren un protagonismo mayor que la historia de aventuras en sí, y, además, tenemos las primeras apariciones definitivas de algunos de los protagonistas de la serie, entre los que se cuentan algunos obvios, como Luisa, Jaime o el jefe, y otros más inesperados, como el general Sintacha, que tanto juego dará más adelante y dentro del propio número, o Carapincho, al que se pulen en esta aventura sin que eso le impida aparecer más adelante dentro de la serie, aunque con un carácter algo distinto.Sobre el argumento, cabe comentar que tenemos uno más bien clásico dentro del género -la invasión alienígena, ni más ni menos- pero que resulta tratado de un modo insólito. Como en las buenas parodias, se mantiene la esencia para darle una vuelta de tuerca. Así, aquí la base de ciencia ficción sigue presente, pero como un motivo para crear situaciones absurdas y desternillantes. Los alienígenas tendrán sus armas terribles -que les permiten cambiar de forma, reducir a cubitos la materia, y barbaridades semejantes- pero todo pierde su aura de seriedad al verse inmerso, paradójicamente, en una Barcelona más bien realista.

El humor en el cómic reposa principalmente sobre este aspecto: un retrato social agudo en el que los personajes, por poco que aparezcan, adquieren una forma un fondo sólido y cercano. Brillante a este respecto el interrogatorio que hace el director del manicomio a Juan López cuando le internan por agredir a una estufa de zutano. El absurdo, que se filtra inadvertidamente a lo largo de las viñetas, permite esos giros tan sorprendentes que arrancan la risa al lector. Tampoco faltan, como es típico en esta primera etapa de Superlópez, los guiños metahistorietísticos de Jan, en los que juega a que su personaje se salte el límite de la página para interpelar al lector.Gráficamente, “Los alienígenas” también marca la pauta de la segunda temporada clásica de Superlópez, que ya se fue perfilando en los dos anteriores (“El Supergrupo” y “Todos contra uno, uno contra todos”): personajes caricaturescos pero proporcionados, con un gran dinamismo en sus movimientos y una gran expresividad facial, colores de acompañamiento que se usan indiscriminadamente para resaltar -sin pararse a colorear de un modo “realista” y sacrificando sin piedad los fondos-, viñetas bien nutridas de dibujo, en las que vemos detalles tan simpáticos como gratuitos -como un calcetín saliendo de un archivador-, un amplio elenco de secundarios bien diferenciados…El conjunto obtenido es una de la mejores historietas de Superlópez, que mantiene la acción con un ritmo implacable hasta conducir al inesperado final -seguramente un poco abrupto- y que seduce totalmente por su sentido del humor: personal, efectivo, cercano y absurdo. Un cómic, en definitiva, que merece la pena leer.Autor Jan es el seudónimo de Juan López Fernández, dibujante y guionista de Superlópez. Nació en Toral de los Vados, pueblo de la región de El Bierzo (León) el 13 de Marzo de 1939 y creció en Barcelona. En 1956 empezó a trabajar en los Estudios Macián de animación y en 1959 viajó a Cuba, donde trabajó como animador en el Instituto Cubano de Arte e Industria Cinematográficos (ICAIC) a la par que publicaba en varias revistas. A su vuelta tras diez años fuera de España, comenzó a trabajar en diversas publicaciones de la editorial Bruguera. En 1973 dibujó a Superlópez por primera vez para la editorial Euredit. En Mayo de 2002 se le concedió el Gran Premio del Salón del Cómic de Barcelona que distingue toda una trayectoria profesional, en Octubre de 2005, el premio Ivà al mejor historietista y en Agosto de 2007, el Premio de Honor de Imaginamálaga.

Fuente: OcioJoven

Cuando un amigo se va

Posted in ADAPTACIONS MUSICALS, SUPERHEROIS with tags , , , on Mai 9, 2008 by Biblioteca Plaça Europa

Conocedor de la amplia penetración popular de las historietas, JFK eligió como compañero de sus correrías gráficas al máximo icono del noveno arte, Superman, con el objetivo de difundir su optimismo con respecto al futuro. La idea era salvar al mundo. Pero hace cuarenta años, en el caluroso mediodía de Dallas, el sueño estalló en mil pedazos

“Ahora, el mundo es muy diferente. En sus manos mortales, el hombre tiene el poder para suprimir todas las formas de pobreza y todas las formas de vida humana. Y sin embargo, las mismas creencias revolucionarias por las cuales lucharon nuestros ancestros siguen estando en boga alrededor del mundo: los derechos del hombre no surgen de la generosidad del Estado sino de la mano de Dios.” John Fitzgerald Kennedy pronunció estas palabras al asumir la presidencia de los Estados Unidos, promediando su famoso discurso del “no preguntes qué puede hacer tu país por ti, pregunta qué puedes hacer tú por tu país”.En el universo historietístico norteamericano, ese Dios del que hablaba Kennedy vestía pantimedias azules y capa roja, era un consagrado icono cultural y reinaba sobre los párvulos que consumían las seis revistas mensuales que lo tenían como protagonista. Más rápido que una bala y más fuerte que una locomotora, durante la década del sesenta, Superman supo compartir sus viñetas con referentes populares inmortalizados por la pantalla de TV: músicos como Los Beatles y Pat Boone, o pioneros del talk show como Steve Allen. Apoyado en el éxito comercial de estos cruces multimediáticos, la editorial DC Comics dio el paso que faltaba e incorporó como celebridad invitada al mismísimo Kennedy. Por vez primera, las historietas norteamericanas mostraban abiertamente los rasgos y las características físicas de un presidente en ejercicio.Silbando bajo, JFK ingresó al noveno arte en octubre de 1961. En las páginas de Superman’s pal Jimmy Olsen Nº 56, recibió de manos del Hombre de Acero un repulsor de meteoritos fabricado en Kryptón (planeta nativo de Superman), como muestra de apoyo extraterrestre a la carrera espacial norteamericana. Dos meses más tarde, en una aventura complementaria publicada en Action Comics Nº 283, el Gran Hermano de la S en el pecho detuvo a dos villanos extraterrestres que habían osado ocupar los lugares de Kennedy y del premier soviético Nikita Kruschev en una conferencia internacional.Las revistas se vendieron muy bien. Razón por la cual DC se decidió a tirar la casa por la ventana en febrero de 1962. En el interior del Action Comics Nº 285, Superman presentó al mundo entero a su prima Supergirl (Superniña, de acuerdo con la traducción de la mexicana Editorial Novaro), después de haberla entrenado en secreto por casi tres años. La recepción se llevó a cabo en los jardines de la Casa Blanca, donde Kennedy y su esposa Jacqueline Bouvier saludaron y felicitaron a la superheroína.En esos años, el consejo consultivo de DC (y de Superman en particular) estaba conformado por empleados de la editorial, docentes de Harvard y miembros de las Fuerzas Armadas. Agrandados por los elogiosos comentarios, los militares transmitieron a la Casa Blanca el entusiasmo que las apariciones presidenciales habían generado en los lectores juveniles y el cuerpo docente de las escuelas. Según cuenta la leyenda, después de escuchar estos reportes, el propio Kennedy sugirió la idea de estrechar filas con Superman de manera permanente, utilizando las historietas como soporte transmisor de sus políticas públicas.Consciente de la penetración hogareña que tenían los comics, al presidente se le ocurrió comenzar esta nueva amistad utilizando al Hombre de Acero en beneficio de su Programa de Salud y Ejercicio Físico para los Jóvenes. Aficionado a los deportes, Kennedy había afirmado en su discurso del 9 de febrero de 1961 que “la salud de nuestra nación es una llave para nuestro futuro, la vitalidad económica, la moral y la eficacia de nuestros ciudadanos; para alcanzar exitosamente nuestras metas y para demostrar a los demás los beneficios de una sociedad libre”. Después de un año de tratativas, acordaron la aparición de la historieta a principios de 1964. Al mismo tiempo, preparando el camino para la irrupción de las metas presidenciales en el terreno de las viñetas, DC y la Casa Blancadecidieron incorporar la figura de Kennedy como miembro permanente del cast de secundarios privilegiados que rodeaban al último hijo de Kryptón.Con el proyecto avanzado, Kennedy salió de gira por Texas. El 22 de noviembre de 1963, mientras saludaba a las 250 mil personas que se habían agolpado en la plaza Desley, en el centro de Dallas, fue asesinado a las 12.30 hora local. De acuerdo con el informe oficial de la Comisión Warren, Lee Harvey Oswald descerrajó tres disparos en medio de piruetas gimnásticas dignas del Programa de Salud y Ejercicio Físico. Y según el fiscal Jim Garrison, la filmación tomada por el aficionado Abraham Zapruder alcanzaba para sustentar la teoría de los tres asesinos y los seis disparos cruzados. Atentado o conspiración, “el magnicidio del siglo” cambió el rumbo del mundo y, por supuesto, de las historietas. Tomada por sorpresa, DC no pudo evitar la distribución de Action Comics Nº 309, que ganó las calles una semana después del asesinato. La revista giraba alrededor de un homenaje televisivo al Hombre de Acero, en el que todos sus amigos lo honrarían públicamente. Uno de los invitados a estrechar la mano del paladín era, obviamente, el periodista estrella que cubría sus fabulosas hazañas: Clark Kent. Como todo el mundo sabe (fuera de la historieta, al menos), Kent y Superman son la misma persona. ¿Cómo solucionaba el héroe tremendo dilema? Confiándole el secreto de su verdadera identidad a Kennedy; y pidiéndole que se presentara en el set disfrazado de Clark Kent. Después de todo, como le dirá Superman a JFK en el último cuadrito, “si no puedo confiar en el presidente de los Estados Unidos, ¿en quién puedo confiar?”.La editorial realizó su descargo público en abril de 1964. En el número que debería haber incluido el comic dedicado al Programa de Salud y Ejercicio Físico, presentó “In Memoriam”, artículo periodístico ilustrado con una viñeta del ahora descartado proyecto, que funcionaba también como sentido homenaje al estadista asesinado.¿Logro fortuito o arreglo de antemano? Nadie lo sabe. Lo cierto es que las comunicaciones entre la nueva administración gubernamental y DC lograron reflotar la historieta preparada durante más de un año. Las diez páginas de Superman’s Mission for President Kennedy vieron finalmente la luz en Superman Nº 170 (julio de 1964) y se transformaron en un clásico instantáneo. “Esta historia, preparada en íntima colaboración con el desaparecido presidente Kennedy, había sido pautada para su publicación en el Nº 168, cuando la noticia de su trágico asesinato llegó a nosotros. Inmediatamente la levantamos de imprenta. Sin embargo, miembros de la Casa Blanca nos han informado que el presidente Johnson deseaba verla publicada como tributo a su gran predecesor. Y así dedicamos a la memoria de nuestro desaparecido y amado presidente este alegato a su Programa de Salud y Ejercicio Físico, al cual se había dedicado de todo corazón durante su vida…”, explica una larga introducción mientras la fantasmagórica gigantografía de Kennedy recibe el saludo circunspecto de Superman.La historia es bien simple. En Suiza, mientras competían en una carrera de bicicletas, un grupo de estudiantes europeos y norteamericanos queda atrapado por una avalancha. Después del consabido rescate a manos de Superman, los europeos continúan con la prueba y los norteamericanos la abandonan extremadamente débiles y fatigados. Al ver la noticia por televisión, Kennedy decide pedir ayuda al paladín, ya que “debemos mostrarles a nuestros jóvenes que todos tenemos que mantenernos en forma, ¡no sólo los héroes deportivos! ¡Una vez que perdamos nuestra agilidad física, nuestra capacidad mental desaparecerá también!”. Por supuesto, gracias a la colaboración de Superman, todos los habitantes de los Estados Unidos se pliegan al Programa de Salud y Ejercicio Físico. Sobre el final, una nota al pie comunica que las páginas originales del comic serán donadas a la Biblioteca John F. Kennedy de la Universidad de Harvard. Después de esta agitada experiencia, DC y el Departamento de Estado continuaron colaborando, enfocando sus esfuerzos en la divulgación de directrices políticas más que en el protagonismo de los hombres al frente del Poder Ejecutivo. A cuarenta años de esta verdadera Alianza para el Progreso, todavía sorprende el último parlamento que la Casa Blanca autorizó a poner en boca de JFK. Cara a cara con el Hombre de Acero, bajo el fulgor de los fuegos artificiales que acompañan el éxito del Programa de Salud y Ejercicio Físico, un sonriente Kennedy dice: “Sí, Superman. ¡Puedes decir que todo terminó con un bang!”.

Autor: Fernando García
Fuente: Página/12

Los superhéroes, de tiendas en el Metropolitan

Posted in ADAPTACIONS MUSICALS, SUPERHEROIS with tags , , , on Mai 6, 2008 by Biblioteca Plaça Europa

Los diseñadores se inspiran en la generación de Superman y los X-Men.
Spiderman y sus telarañas, el icono más deseado por el mundo de la moda.

Temblaron los torsos romanos, los capiteles jónicos y los bustos etruscos… Superman, Batman y Wonder Woman tomaron ayer al asalto el Metropolitan y montaron guardia en la entrada, compitiendo allá en lo alto con George Clooney, Giorgio Armani, Julia Roberts y demás superhéroes de la vida real (incluida la mujer de la limpieza, que ayer pasaba la aspiradora por la alfombra roja, a tiempo para la asombrosa mutación).
La exposición ‘Superhéroes: moda y fantansía’ rompe todos los cánones más o menos sagrados, y hermana el diseño y la cultura pop con el arte milenario. “Porque la creatividad de los artistas se manifiesta de muchas maneras, ya sea en el lienzo o en el papel, en el cine o en una tela”, proclamó Philippe de Montebello, celebrando ya su jubileo, no sin antes de de consumar la última metaformosis del Metropolitan (gentileza de su celebérrimo Instituto de la Moda).
Giorgio Armani se puso al frente de esta misión imposible en la que han colaborado más de una veintena de diseñadores (Balenciaga, Dolce & Gabbana, Gaultier, Moschino, Mugler, Willhem). “La moda, como los superhéroes, te permite soñar y escapar a mundos de imaginación ilimitada”, proclamó en la Galería de las Esculturas Europeas el italiano, que reconoció influencias tan sutiles como las de Batman a la hora de ensanchar los hombros o de tejer sugerentes telarañas.
En el ensayo que abre el luminoso catálogo, el escritor Michael Chabon (el de las muy comiqueras ‘Las aventuras de Clay y Kavalier’) indaga en la naturaleza oculta de nuestros venerados semidioses y llega a una curiosa conclusión: “El superheroísmo es una forma de travestismo”. Más que escapar de la nada cotidiana, lo que desea el superhéroe es mutar, o consagrarse, por así decirlo, al “sacerdocio de la transformación”.
Los superhéroes son en el fondo ‘superdrags’, y las capas, máscaras, logos, botas y demás accesorios sirven para poner color a la metamorfosis interior, “a nuestro renacimiento en el mundo de la aventura”.
Antes que Superman tuvimos a Flash Gordon, Phantom y algunos otros. Pero, como escribe el propio Chabon, “también hubo cuartetos de pop antes de los Beatles…”. Superman, principo y fin del género, abre pues la muestra de Superhéroes, elevado a la categoría de mito por Andy Warhol en 1981, tres años después de su reencarnación en Christopher Reeve y al cabo de casi medio siglo de su nacimiento (1938).

Moschino lo reinterpreta en 1991 con sus camisetas, apropiándose del logo y adaptándolo a su M. Bern-hard Willhelm le da una nueva vuelta de tuerca en su colección del 2006, pero Superman es y será siempre. El cuerpo gráfico, inspirado en los ceñidos trajes de acróbatas del circo, más el imborrable simbolismo de la marca S.
Spiderman (creado en 1962 por Stan Lee y Steve Ditko) explota aún la veta corpórea y la lleva a límites de elasticidad inimaginables. La telaraña se convierte en prolongación etérea del superhéroe y en motivo imitado por Gaultier, Armani, Galliano, Julien MacDonald, Thierry Mugler y tantos otros. Una línea de ropa de esquí, Spyder, es el guiño más manifiesto al arácnido, abriendo paso a la escuela de El cuerpo aerodinámico.
Pasamos de puntillas por El cuerpo viril y el Increíble Hulk, otro que vuelve, y nos detenemos en el muestrario de El cuerpo paradójico, consagrado casi por entero a Michelle Pfeiffer-Catwoman y a su peligrosa propensión al fetichismo y al sado-maso (Gianni Versace fue el primero en interpretar en seda a la mujer gato, el cuero lo ponen Dolce & Gabbana y el ubicuo Thierry Mugler le añade el metal).
El cuerpo patriótico, tachonado de barras y estrellas, nos lleva de cabeza a otra heroína, Wonder Woman, con el traje concebido por Lynda Carter en 1971. El superhéroe es americano por excelencia, y según los tiempos, ha servido para combatir al nazismo, al comunismo y demás imperios del mal (así se explica también la resurrección periódica del Capitán América, fervoroso contribuyente de la moda patriótica).
Llegamos así a El cuerpo armado, metáfora del miedo y de la paranoia defensiva, encarnado por primera vez en Batman (precursor de un sinfín de accesorios de moda) y resucitado estos días en Iron Man, el hombe blindado con coraza metálica y pulido por Balenciaga.
Nos quedan El cuerpo mutante de los X-Men y El cuerpo posmoderno de Ghost Rider, The Punisher y demás antihéroes que nos ponen, frente a frente, con nuestro lado más tétrico y oscuro, paradigma -eso dicen los créditos- de “los terrores de nuestro mundo contemporáneo”.

Autor: Carlos Fresneda
Fuente: El Mundo

Las Naciones Unidas

Posted in ADAPTACIONS MUSICALS, SUPERHEROIS with tags , , , , , on Abril 29, 2008 by Biblioteca Plaça Europa

Según las últimas encuestas de las revistas especializadas, Superman, Batman y el Hombre Araña son los tres superhéroes más famosos del mundo. No los únicos. Desde que el género se consolidara definitivamente en 1938, con la irrupción comercial de Superman, la figura del superhéroe (remoto sucesor del mitológico semidiós griego) se filtró con asiduidad y éxito en los cómics de todo el planeta, asumiendo identidades, misiones e ideologías muy diversas. Del paródico Supertiñosa cubano al franquista Guerrero del Antifaz, pasando por Oktobriana (bomba sexual soviética y antiestalinista) y el thatcherista Judge Dredd, Radar recupera diez superhéroes de diferentes nacionalidades, todos clásicos en sus países de origen, que quedaron al margen de la globalización pero dejaron una marca singular en sus respectivas tradiciones locales

Dylan Dog (Italia)El fenómeno editorial más importante de la historieta italiana irrumpió tímidamente en octubre de 1986. Ex policía, ex alcohólico, ex fumador y fóbico crónico, el detective privado Dylan Dog tiene dos hobbies complementarios: el clarinete y las bellas mujeres. Escapado de la imaginación del escritor Tiziano Sclavi, este autoproclamado “investigador de pesadillas” atiende en el Nº 7 de Craven Road, centro neurálgico de una Londres que se asume como cruce histórico, cultural y sobrenatural del mundo. “La Divina Comedia es una obra de culto porque se la puede desmontar –dijo Sclavi–. Tomas un fragmento y lo puedes citar, tranquilamente, fuera de contexto.” Y es en esta capacidad de permanente recontextualización de los distintos productos culturales masivos mundiales donde Dylan Dog ha asentado su fama. Entre Tintin y Hannibal Lecter, Freud y Bugs Bunny, Borges y Corín Tellado, Sclavi y una horda de dibujantes fueron facetando, mucho más que un personaje, una mirada metafísica sobre el mundo moderno desde la acumulación periférica de conocimientos y saberes a simple vista inconexos. Con los pies firmemente asentados en el género del terror y lo fantástico, Dylan Dog, según el padre de la criatura, protagoniza “historias intelectualmente complejas, donde la estructura del relato puede llegar a ser más importante que la trama, ya que los límites entre la realidad y el sueño, entre el cine y la literatura y las historietas y la música son, como mínimo, maleables y manipulables tanto por los personajes como por el lector desprevenido”. Y para probarlo ahí está Groucho, eterno escudero y amigo de Dylan que no es otro que Groucho Marx, o su fantasma, o su doble bizarro, o todo eso junto. Umberto Eco, fanático número uno de la serie, es mucho más directo y conciso al analizar el cómic: “Puedo leer la Biblia, Homero y Dylan Dog durante días y días”.
Supertiñosa (Cuba)¡Más rápido que una bala! ¡Más poderoso que una locomotora! ¡Capaz de sobrevolar los más altos rascacielos de un solo salto! ¡Miren! ¡En el cielo! ¡Es un ave! ¡Es un avión! ¡No! ¡Es… Supertiñosa! Como no podía ser de otra manera, el más grande (en realidad, el único) superhéroe hecho en Cuba es una feroz y mordaz tomadura de pelo a Superman, el institucionalizado icono del género. Creado por Marcos Behemara (guión) y Virgilio Martínez Gaínza (dibujos) en agosto de 1959 para el semanario Mella, Supertiñosa (“Superbuitre”) cuenta las andanzas del último hijo del planeta Paketón, enviado a la Tierra en una nave espacial antes del fin de su mundo. Adoptado por el gobierno de los Estados Unidos, comienza a trabajar para la CIA, el FBI y el Pentágono en ridículas y fallidas tropelías contra la diabólica “Isla Roja”. Dueño de prodigiosos superpoderes y del clásico traje con la S en el pecho, Supertiñosa intenta compensar con fuerza la inteligencia de la que adolece en su vida civil, donde es Pancho Tareco, periodista estrella del diario anticastrista Lingote Express. “Con Supertiñosa –explica Virgilio– me divertí mucho. Me encantaba satirizar a uno de los mitos de la industria cultural.” La historieta se discontinuó en 1967, cuando aparecía en “El Sable”, suplemento semanal del diario Juventud Rebelde.
El Guerrero del Antifaz (España) Una figura épica como El Cid, un paladín justiciero como Batman y un proceso político como el franquismo. Resultado de la conjunción de estas tres variables, El Guerrero del Antifaz conquistó los corazones infantiles españoles en medio de viriles mandobles y un reguero de sangre morisca. Entre 1944 y 1966, el héroe ideado por Manuel Gago García sobre la base de la novela Los 100 caballeros de Isabel la Católica, de Rafael Pérez y Pérez, eliminó a las “hordas de salvajes sarracenos” que se oponían a los deseos de los Reyes Católicos, poco antes de la recuperación de Granada. Hijo adoptivo de su peor archienemigo, Don Alfonso de Moncada (alias Conde de Roca, alias El Guerrero del Antifaz) dedica su vida a la imposición brutal del cristianismo, fuente de toda bondad y sabiduría. En el camino conocerá a su escudero Fernando y al amor de su vida, Ana María, con la que terminará contrayendo matrimonio. Para el escritor Salvador Vázquez de Parga, autor del libro Los comics del franquismo, “toda la serie de El Guerrero del Antifaz se asienta sobre el trípode ideológico inamovible que constituyen los conceptos de raza, religión y patria. Los tres se conjugan hábilmente hasta casi confundirse para fundamentar una especial concepción de la Reconquista española”. Por petición popular, Gago retomó su personaje más famoso en 1978, firmando Las nuevas aventuras del Guerrero del Antifaz, serie que quedó inconclusa tras la muerte del autor, el 29 de diciembre de 1980.
Fantomas (México)Tomando como base al asesino serial francés creado en 1911 por Marcel Allain y Pierre Souvestre, Guillermo Mendizábal (guión) y los hermanos Rubén y Jorge Lara Romero (dibujos) crearon la serie Fantomas para la poderosa Editorial Novaro en 1966. Durante dos años, las páginas de Tesoro de Cuentos Clásicos transformaron al criminal en un excéntrico y multimillonario ladrón que cometía sus robos con fines altruistas, invirtiendo todo lo sustraído en el progreso de la ciencia y el beneficio de la humanidad. Sus únicas compañías eran el gato Yago, el profesor Johannes Semo (tataranieto de Julio Verne), el cómico robot C-19 y una liga de hermosas secretarias cuyos nombres respondían a los doce signos del zodíaco. Este Fantomas mexicano arrasó en ventas en toda América latina, burlando permanentemente el tenaz esfuerzo del inspector Gérard. Como revista propia, Fantomas la Amenaza Elegante fue editada por Novaro (de 1969 a 1985) y, tras el quiebre de la empresa, retomada por Editorial Vid (1991 a 1995). Promotor del estudio y la difusión de las culturas precolombinas y las bellas artes latinoamericanas, el personaje se inmiscuyó en la problemática sociopolítica del continente y fue utilizado por Julio Cortázar en su manifiesto antiimperialista Fantomas contra los vampiros multinacionales (1975). La Amenaza Elegante estuvo en México, en Brasil, en Colombia y en Argentina durante la Guerra de Malvinas. Incentivó la lucha de los trabajadores, reclamando posesión de la tierra, el agua y el fin del trabajo infantil; se expidió contra el apartheid sudafricano; rescató un diario inédito del Che Guevara; condenó las persecuciones ideológicas de todo tipo y color; inició una activa campaña contra el tráfico y consumo de drogas; bregó por la igualdad femenina; participó de la guerra civil yugoslava, y apoyó técnica y económicamente al Ejército Zapatista de Liberación Nacional, apenas asomó en Chiapas. Y como si todo esto fuera poco, se dio el lujo de ayudar al Diego en el primer gol contra los ingleses. Sí. La mano de Dios era la mano de Fantomas.
Oktobriana (Unión Soviética)La historieta under más famosa de la URSS fue creada en 1961 por unos estudiantes universitarios antiestalinistas, miembros del ilegal partido Político Progresista Pornográfico (PPP). Oktobriana (léase “Octiabrina”) apareció en las páginas de la revista Mtsyry, órgano de difusión del grupo que se reproducía fotográficamente. Rubia inmortal, de imponentes senos y labios carnosos, escasamente vestida y dueña de una avasallador apetito sexual, Oktobriana (cuyo nombre significa “Espíritu de la revolución de octubre”) lleva pintada en su frente una estrella roja, símbolo de la revolución bolchevique. La obra, que también incluía influencias místicas budistas y católicas, fue suspendida en 1967, tras sufrir la ávida persecución de la KGB. Petr Sadecky, uno de sus autores, logró sacar clandestinamente de la Unión Soviética los originales de dos aventuras que fueron recopiladas (y parcialmente censuradas) en 1971, en Inglaterra, bajo el título Oktobriana and the Russia underground. Cruza anticapitalista de la Mujer Maravilla y el Capitán América, Oktobriana lucha a favor del “verdadero comunismo”, razón por la cual sus creadores no registraron el personaje y lo dejaron en el dominio público, de modo que cualquier persona pueda utilizarlo. Desde que el inglés Bryan Talbot la recuperara para su cómic The adventures of Luther Arkwright, en 1987, Oktobriana recorrió infinidad de revistas norteamericanas y europeas. Reverenciada por los músicos Billy Idol (que se tatuó el personaje en el brazo) y David Bowie (que en 1974 quiso producir una película uniendo la saga soviética con Ziggy Stardust), la superheroína saltó a la pantalla grande en 2003 con la producción finlandesa Oktobriana and the finger of Lenin, protagonizada por Noora Piili.
Judge Dredd (Inglaterra)“¡Yo soy la ley!” Estas cuatro palabras le bastan al máximo exponente de la mano dura para identificarse. Juez, jurado y ejecutor, Joe Dredd inventó la Tolerancia Cero al darse a conocer el 5 de marzo de 1977 en las páginas de 2000 A.D. (por “After Disaster”, o sea: después de la guerra atómica mundial). Inspirándose en el personaje de Harry el Sucio interpretado por Clint Eastwood, el guionista John Wagner y el dibujante Carlos Ezquerra inventaron a este policía del futuro preparado para hacer cumplir a rajatabla la letra de la ley, sin dejar resquicios para que se filtren interpretaciones sensibleras. Famoso a ambos lados del Atlántico, Dredd se prodigó en un sinnúmero de revistas (llegando a compartir cartel con Batman, Depredador y Alien), campañas de bien público, discos de heavy metal, videojuegos y hasta su propio largometraje, que Sylvester Stallone protagonizó en 1995. Forjado al calor del punk y el naciente thatcherismo, Judge Dredd corporizó la irracionalidad de un sistema que abandonaba al hombre como eje de su existencia. “¿Derechos?”, exclamó en una viñeta. “Por supuesto, yo estoy a favor de los derechos. Pero no a expensas del orden. Por eso me gusta tanto mirar esa estatua del Juicio enclavada allí, elevándose sobre la libertad. Como una especie de símbolo. La Justicia tiene un precio. Y ese precio es la Libertad.”
El Manque (Chile)Obra cumbre y proyecto de vida de Mario Igor (1929-1995), El Manque (“cóndor” en mapuche) vio la luz en agosto de 1971 como complemento de El Jinete Fantasma, uno de los títulos más importantes de la Editorial Quimantú (“sol del saber” en mapuche), canal cultural de la Unidad Popular con que el gobierno de Salvador Allende acercaba a las masas trabajadoras herramientas para pensar y forjar una identidad chilena firmemente asentada en valores socialistas. Especie de Zorro local (pero pobre y sin doble personalidad), el Manque es un obrero agrícola golondrina o “afuerino” que pasó a tener su propia revista mensual a partir de abril de 1972. “En el Manque –escriben Ariel Dorfman y Manuel Jofré– encontramos un primer personaje de historietas con instinto de clase. Un héroe de condición proletaria que no tiene junto a sí a la autoridad y que, representando siempre los valores del trabajo, de la libertad y de la justicia, espontáneamente se enfrenta a su enemigo.” El 11 de septiembre de 1973, Pinochet comenzó el desmantelamiento de la editorial estatal, que fue privatizada bajo el nombre de Editora Nacional Gabriela Mistral. Junto con los otros productos de la casa, El Manque se volvió autoritario, paternalista y defensor de los grandes terratenientes y los capitales concentrados. Como si el mensaje no fuera lo suficientemente claro, la revista comenzó a incluir diversas leyendas escritas en apoyo a la dictadura, entre otras “La Patria amaneció en septiembre” y “Se ha iniciado un gran destino para Chile”. En 1976, la administración militar canceló la línea de cómics y transfirió la editorial a financistas privados.
Ultraman (Japón)Mucho antes de que los Power Rangers aprendieran a caminar, Ultraman impuso la justicia intergaláctica a golpe de puño y patada ninja, logrando sublimar la paranoia atómica japonesa que transformaba, mediante la magia de los rayos catódicos, a un actor de segunda línea, enfundado en un ridículo traje de caucho, en el invencible monstruo gigante de la semana. Corría junio de 1966 y Eiji Tsuburaya, maestro de los efectos especiales de los primitivos films de Godzilla, estrenó la serie televisiva Ultraman, explosivo cóctel que combinaba el género superheroico, la ciencia-ficción, la mitología local y las artes marciales, todo coreografiado de acuerdo con las reglas y el purismo del teatro kabuki. El furor popular que despertó el programa cambió de cuajo el entretenimiento masivo nipón, configurando el mito más importante del manga y el animé. Miembro de la poderosísima Ultra-Hermandad, cuerpo policial cósmico de élite, la figura de Ultraman aún continúa propagándose en remeras, llaveros, muñecos articulados, historietas (Billiken publicó las originales de 1968), papel higiénico y hasta barbijos especiales contra la neumonía atípica. Tras el fallecimiento de su creador en 1970, Tsuburaya Productions y la editorial Shogakukan decidieron matar a Ultraman. El deceso se produjo en “El chacal contra la Ultra-Hermandad”, cómic de Mamoru Uchiyama que se enorgullece de ser el más vendido en la historia del sol naciente. Katsuhiro Otomo, creador de Akira y máximo responsable de la conquista occidental del manga, declaró en ese entonces: “Fue un shock. Esta aventura marcó el fin de la inocencia de la historieta japonesa. Indudablemente, hay un antes y un después de la muerte de Ultraman en la historia del manga”. Por su parte, la sociedad nipona guardó tres días de duelo en honor a la memoria de su máximo paladín.
Cybersix (Argentina)“Es una historia de nazis, con los clones que supuestamente podría haber hecho Mengele. Uno de estos clones, una nena, pudo sobrevivir a una gran matanza ordenada por Mengele al descubrir que los clones tenían emociones. Veinte años después, esta mujer se viste de varón y es un profesor de la universidad. De noche, como necesita sustancia para vivir, se viste de negro y sale por la calle como un vampiro a morderle la yugular a otra generación de clones que andan haciendo de las suyas por la ciudad.” Ésta era la premisa básica de Cybersix según la escueta versión de uno de sus creadores, el dibujante Carlos Meglia. Aparecida en mayo de 1992 en la edición italiana de la revista Skorpio, Cybersix pronto se independizó en libros mensuales de 96 páginas. Los guiones, obra del prolífico Carlos Trillo, trascienden el género superheroico, incorporando elementos de la ciencia-ficción, la literatura latinoamericana y la crítica política (al gobierno del entonces presidente Carlos Menem), y abriéndose también a planteos éticos sobre los límites de la manipulación genética. Éxito de ventas en Italia y Francia, Cybersix tuvo muy poca difusión en la Argentina, lo que no le impidió convertirse en estrella de culto. En 1996 saltó a la pantalla chica en una fallida serie de ocho episodios para Telefé, protagonizados por Carolina Peleriti. La definitiva consagración internacional le llegó en 1999, gracias al animé de trece capítulos que coprodujeron Japón y Canadá y que aquí se vieron por HBO y Fox Kids. Para Trillo, parte del éxito de la historieta se debe a que logró “capitalizar la imagen del fin de siglo caótico y despersonalizado”. No en vano James Cameron (el director de Terminator y Titanic) tomó prestadas varias ideas de Cybersix para armar su serie Dark Angel.
Barbarella (Francia)La primera historieta “para adultos”, debido a su alto contenido erótico, vio la luz a principios de 1962 en la revista V Magazine. “El editor me había pedido una versión femenina de Tarzán, Tarzella –escribió Jean-Claude Forest–, pero la idea no me resultó particularmente interesante. Moviéndome en el terreno de la ciencia-ficción terminé haciendo Barbarella, cuya desinhibición sexual le otorgaba un aura invencible y al mismo tiempo frágil. Como Brigitte Bardot, Barbarella logró encarnar el erotismo efervescente de los ‘60.” Gracias al revuelo causado por su contenido (un tanto infantil para los parámetros actuales pero totalmente revolucionarios en su momento), Dino de Laurentiis se hizo con los derechos cinematográficos de la obra y contrató al director Roger Vadim para filmar la película. Inmortalizada en las curvas de Jane Fonda, Barbarella (1967) influyó sobre la moda y las pautas de comportamiento de una generación de mujeres que bregaban por la igualdad de género y la distribución gratuita de pastillas anticonceptivas. Tras el suceso del film, Forest retomó las andanzas de su heroína en cuatro aventuras que no gozaron del favor del público lector. En plena movida británica de los ‘80, los músicos Simon Le Bon y Nick Rhodes (fanáticos del largometraje) decidieron bautizar a su nueva banda de rock con el nombre del contrincante de Barbarella: Duran Duran.

Fuente: Página/12

Superhéroes listos para salvar el cine español

Posted in ADAPTACIONS MUSICALS, SUPERHEROIS with tags , , on Març 10, 2008 by Biblioteca Plaça Europa

El séptimo arte ha encontrado un buen filón en la adaptación cinematográfica de los cómics. ‘Mortadelo y Filemón’ o ‘Makinavaja’ han estado entre las películas más vistas en sus años de estreno. Ahora, todas las miradas están puestas en ‘El Capitán Trueno’.
Hace muchos años que superhéroes como Batman o Spiderman traspasaron la barrera del papel y dieron el salto al mundo del celuloide. Sus superpoderes –y el de sus productoras– hicieron que estas cintas arrasaran en taquilla. Los americanos han sido los primeros en encontrar en este tipo de adaptaciones un auténtico filón. Como explica Álex Pardo, director del Departamento Audiovisual de la Universidad de Navarra, “ellos lo saben hacer muy bien; conocen qué tipo de historias le gusta al público, sobre todo, al internacional, tienen capacidad técnica y un potente músculo financiero”.El cine español ha importado esta vía de contar historias y no le ha ido nada mal. España apenas cuenta con superhéroes en sus tebeos. Sus páginas están llenas de otro tipo de personajes, en su mayoría costumbristas y perdedores, pero que han salvado la taquilla. Películas basadas en tebeos como Makinavaja, Historias de la puta mili y La gran aventura de Mortadelo y Filemón se situaron en los tres primeros puestos en la taquilla en sus años de estreno e, incluso, esta última es la tercera cinta española que más ha recaudado en la historia de nuestro cine –cerca de 23 millones de euros–, sólo por detrás de Los otros, de Alejandro Amenábar, y Torrente 2, de Santiago Segura. La secuela de las peripecias de estos dos agentes de la TIA, titulada Mortadelo y Filemón: Misión, salvar la Tierra, actualmente en cartelera también va por el buen camino. La ambición españolaPero ahora todos los ojos están fijos en El Capitán Trueno. El personaje creado en la década de los 50 por el guionista Víctor Mora y por el dibujante Miguel Ambrosio llegará a los cines en el verano de 2009.¿Pueden estos personajes salvar al cine español? ¿Son garantía de éxito? Las respuestas no son tan simples. Ricardo García, de Ensueño Films –que ha coproducido con Zeta Audiovisual, Mortadelo y Filemón 2–, asegura que “son apuestas que se hacen en una situación en la que el mercado está saturado de películas normales”. Pardo añade que son “vetas que se explotan, pero que también se agotan”. Lo que sí es cierto es que este tipo de cine es una buena manera de atraer al público a las salas, tanto a jóvenes, como a los no tan jóvenes. Fernando Lara, director del Instituto de la Cinematografía y de las Artes Audiovisuales (ICAA), cree que uno de los motivos principales es que “a la gente le gusta ver en imagen real lo que ha visto de forma estática”. Además, en su opinión, el lenguaje del cómic y el del cine tienen una gran similitud. “Antes de rodar una película las escenas se dibujan en un story board, y el cómic no deja de ser precisamente eso”, dice Lara.Lo fundamental, y a la vez más difícil, es respetar el espíritu del cómic. Además, afrontar un proyecto de estas características supone embarcarse en una producción de gran presupuesto y de mayor complejidad. Se trata de un tipo de cine que requiere muchos efectos especiales y la fase de posproducción es más complicada que el de una película más al uso. A modo de ejemplo, la francesa Astérix y los Juegos Olímpicos ha sido la película más cara del cine europeo, alrededor de 80 millones de euros. Por lo que respecta al producto nacional, El Capitán Trueno es un proyecto que ha tardado seis años en gestarse, ya que reunir un presupuesto de quince millones de euros y encontrar al director adecuado no ha sido tarea fácil. Y más si se tiene en cuenta que el proyecto ha sido diseñado para ser visto fuera de nuestras fronteras. Por este motivo, el título también se ha pensado en inglés –Thunder Captain– y se rodará en este idioma con actores españoles de relevancia internacional –cuyos nombres se anunciarán en mayo en el Festival de Cannes–. Personajes internacionalesLa película, producida por Maltés Producciones, ya ha sido vendida a 53 países. En España, la distribución correrá a cargo de Walt Disney. Una nueva aventura para el caballero español y para sus compañeros de viaje Goliath, Críspin y la reina de la isla de Thula “que puede ser entendida tanto aquí como fuera de nuestras fronteras”, concluye Fernando Lara. Será nuestro superhéroe patrio.Otras adaptaciones al cineMortadelo y Filemón· Javier Fesser dirigió ‘La gran aventura de Mortadelo y Filemón’, la tercera película más vista en 2003 –casi cinco millones de espectadores –. La secuela, titulada ‘Mortadelo y Filemón: Misión, salvar la Tierra’, dirigida por Miguel Bardem, se estrenó a finales de enero. Casi 500.000 espectadores vieron la cinta en el primer fin de semana de su estreno.Makinavaja· ‘Makinavaja, el último choriso’ fue el filme más taquillero del año 1992. También tuvo una segunda parte, que llevó por título, ‘Makinavaja 2. Semos peligrosos’.Historias de la puta mili· Casi 600.000 espectadores acudieron a los cines para ver la película dirigida por Manuel Esteban. Fue la seguna cinta más taquillera del año 1994.Zipi y Zape· En 1981 se llevó a la gran pantalla ‘Las aventuras de Zipi y Zape’. En 2003, la historia de estos hermanos se llevó al campo de la animación en ‘Las monstruosas aventuras de Zipi y Zape’.

Fuente: Expansión