Arxivar per Iron Man

El rodaje de ‘Iron Man 2’ arrancará en marzo de 2009

Posted in General with tags , , , on Juny 10, 2008 by Biblioteca Plaça Europa

Ya hay fecha para que comience el rodaje de la secuela de ‘Iron Man’, la adaptación cinematográfica del superhéroe de Marvel que volverá a protagonizar Robert Downey Jr. La segunda entrega de la que ya es uno de los taquillazos del 2008 comenzará a filmarse en marzo del próximo año y todo parece indicar que también bajo la dirección de Jon Favreau.

Fue Terrence Howard, que repetirá en su papel James ‘Rhodey’ Rhodes, coronel de la fuerza aérea estadounidense y el mejor amigo de Tony Stark, alias ‘Iron MAN’, el que desveló la fecha de comienzo de rodaje de la secuela. Lo hizo en una entrevista a la publicación especializada ‘Military.com’ en la que habló sobre su experiencia de ponerse en la piel de coronel ‘Rhodey’, un personaje que, apuntó el actor, refleja perfectamente el “profesionalismo y el espíritu guerrero” de las Fuerzas Aéreas estadounidenses.

Además de Downey Jr., Howard y el director Jon Favreau, en ‘Iron Man 2’ también repetirá Gwyneth Paltrow como Pepper Potts, la asistente personal, y algo más, del díscolo Tony Stark. De hecho, la propia Paltrow confirmó tras el exitoso estreno de la cinta que los tres protagonistas tenían firmados contratos para dos secuelas condicionados a las cifras en taquilla

EL DIRECTOR PIDE CALMA

Pero después de conocer el anuncio de Howard, fue el propio director, Jon Favreau, el que puntualizó, en declaraciones a ‘Coming Soon’ recogidas por otr/press, que la fecha de inicio de rodaje e incluso la de estreno son “poco realistas”, ya que asegura que ni él ni Downey Jr. han leído todavía “ningún guión” y, de hecho, no tienen “ninguna noticia de qué guionistas ha contratado” Marvel. En todo caso, Favreau dice comprender las prisas de la productora pero advierte que “este tipo de películas es mejor hacerlas con calma y con mucha preparación”.
De momento, y a la espera de que la cuarta entrega de ‘Indiana Jones’ siga haciendo caja, ‘Iron Man’ es, con más de 300 millones de euros en el bolsillo, la cinta más taquillera del año. No es de extrañar por tanto que Marvel no quiera esperar mucho para seguir explotando el filón y más si tenemos en cuenta que la primera entrega de El Hombre de Hierro supuso el debut de la editorial como productora exclusiva de la adaptación cinematográfica de uno de sus personajes.
MARVEL NO PARA
Marvel estrenará ‘Iron Man 2’ el 30 de abril de 2010 y de nuevo sin tener que compartir las ganancias con los grandes estudios de Hollywood, como ocurrió con otras exitosas sagas como ‘Spiderman’ o ‘X-Men’. Pero esta secuela es solo la punta de lanza del aluvión de películas basadas en sus personajes que Marvel prepara para lanzar como productora exclusiva a partir de 2010.
Así, y dispuesto a repetir la fórmula del éxito con otras de sus franquicias, la editorial y productora anunció otras otras cuatro películas, sin olvidar que antes de ellas, en 2009, se estrenará ‘Lobezno’, el spin-off de ‘X-Men’ que en este caso co-producen con la Twentieth Century-Fox.
‘Thor’ será la que siga a la secuela de ‘Iron Man’ y que verá la luz el 4 de junio del 2010; ‘El Capitán América’, la esperada adaptación cinematográfica de uno de los personajes más emblemáticos de Marvel, se estrenará en mayo de 2011; ‘Los Vengadores’, la cinta que reunirá en una misma aventura a diversos superhéroes del universo Marvel verá la luz en de 2011; y para más adelante queda ‘El Hombre Hormiga’, un proyecto que está en pañales y todavía no tiene fecha de estreno.

Fuente: EcoDiario

Anuncis

Tres dibujantes españoles para Iron Man

Posted in General with tags , , , , on Mai 6, 2008 by Biblioteca Plaça Europa

El estreno en cines de Iron Man es una buena excusa para comentar una curiosa coincidencia relacionada con el personaje en los cómics: de las seis (sí: seis, habéis leído bien) series del personaje que Marvel publicará en Estados Unidos este mes de mayo, tres estarán dibujadas por autores españoles.

Así, Roberto De La Torre (Madrid, 1975) se encarga como dibujante titular de Iron Man: Director of SHIELD, la serie principal del personaje y donde se relatan sus aventuras diarias como el nuevo líder de una agencia de inteligencia del Universo Marvel que se dedica a combatir amenazas terroristas y controlar la actividad de personas con superpoderes dentro de Estados Unidos. De La Torre lleva encargándose de la colección desde el número de febrero de 2007, alternándose puntualmente con otros dibujantes para cumplir las entregas mensuales, y destaca por un estilo marcadamente realista (se confiesa admirador de dibujantes clásicos como Víctor de la Fuente), tomando incluso como modelos para algunos personajes a actores reconocibles.
El trabajo del dibujante madrileño, que proviene de la animación, llama la atención por el sorprendente salto cualitativo que ha visto desde su debut con la novela gráfica “bélica-fantástica” Seal Team Seven (Image Comics, 2006). Poco después de este primer encargo, fue “fichado” por Marvel Comics para dibujar la serie Ms. Marvel, y de ahí pasó a encargarse de Iron Man justo tras la saga Civil War, cuya conclusión le convirtió en uno de los personajes centrales del Universo Marvel. Se puede ver una extensa galería del trabajo de De La Torre en Iron Man aquí, y si os pica la curiosidad, sus primeros números en la colección ya se han publicado en España de la mano de Panini Comics, aunque solamente en formato comic-book (cuadernillos con grapa) a la venta en librerías especializadadas en cómic.

En segundo lugar tenemos a Pasqual Ferry (Barcelona, 1961), que se encarga de Ultimate Iron Man II, una serie de cinco números que finaliza en mayo en EEUU. Esta miniserie, escrita por el novelista Orson Scott Card (El Juego de Ender), continúa la reinterpretación de los primeros años del personaje y de cómo fue desarrollando y construyendo los primeros modelos de su famosa armadura. Como de Ferry ya hablé la semana pasada no voy a repetirme, pero mientras esperamos a que se publique este trabajo en España (Panini Cómics lo tiene planificado para octubre y noviembre), se pueden disfrutar de algunas páginas aquí y aquí.

Y acabamos el repaso con Salvador Larroca (Valencia, 1964) que ha sido el dibujante escogido por Marvel para lanzar este mayo una nueva serie del personaje, The invencible Iron Man, centrada en las aventuras de Tony Stark en su faceta de empresario, y enfrentándolo a Ezekiel Stane, el hijo de Obadiah Stane, el “malo” en la película recién estrenada en cines. Larroca lleva desde principios de los 90 dibujando cómics para Marvel, especialmente en las diferentes series de los X-Men, pero también ha dibujado durante tres años Los 4 Fantásticos, y algunos cómics de Spiderman. Podeís encontrar algunas páginas de primer número de la colección aquí y aquí, cuya edición española seguramente no llegará hasta 2009.
Y para acabar, un anexo didáctico-explicativo, para aquellos que se hayan sorprendido de que en mayo se publiquen ¡seis! series diferentes de Iron Man en Estados Unidos, lo que puede parecer a todas luces excesivo para un único personaje. Veamos: en aquel país es habitual que Marvel y DC Comics, las dos grandes editoriales de superhéroes, publiquen simultáneamente más de una serie dedicada a sus personajes mas icónicos y populares, ya sea en forma de series abiertas (ongoing series en inglés) como limitadas (limited series). Las primeras, sin final definido, son sobre las que se articula tradicionalmente la historia y “mitología” del personaje, y van narrando sucesivas historias (a veces con mayor éxito y a veces con menos) con equipos creativos que van cambiando periódicamente. Por su parte, las series limitadas se utilizan para publicar una historia concreta de corta duración (entre cuatro y doce números), realizadas habitualmente por un mismo equipo de autores y que se pueden leer independientemente de las series principales.
En el caso concreto de Iron Man, a la única serie fija que el personaje ha tenido durante decádas (actualmente titulada Iron Man: Director of SHIELD) la editorial añadió hace un año una segunda cabecera dirigida específicamente a un público infantil (Marvel Adventures: Iron Man) para tener acumulados un puñado de números para el estreno de la película, con motivo del cual lanza una tercera serie (The Invencible Iron Man), con lo que el personaje suma tres series abiertas diferentes en total. Y como complemento, en los últimos meses ha ido encadenando sucesivas miniseries del personaje, de las que este mes de mayo coinciden tres (Ultimate Iron Man II, Iron Man: Legacy of Doom y Iron Man: Viva las Vegas).

Fuente: 20 minutos

‘Iron Man 2’, en 2010

Posted in General with tags , , on Mai 6, 2008 by Biblioteca Plaça Europa

‘Thor’, ‘Los Vengadores’ y ‘El Capitán América’ son otros de los futuros proyectos cinematográficos de Marvel.

Los superhéroes de Marvel no dan tregua. Tras el éxito de ‘Iron Man’, que en el fin de semana de su estreno recaudó más de 200 millones de dólares en todo el mundo, Marvel Studios confirmó lo que, con estas cifras de taquilla en la mano, era un secreto a voces y anunció que habrá secuela de el Hombre de Hierro.

Pero ‘Iron Man 2’, que verá la luz el 30 de abril del 2010, no es lo único que se cuece en la factoría Marvel que prepara otras cuatro películas para los próximos años entre las que estarán la esperada adaptación de ‘El Capitán América’, ‘Thor’ y ‘Los vengadores’, la reunión de sus superhéroes.

El éxito de ‘Iron Man’ ha sido un importante espaldarazo para Marvel, ya que esta película supone el debut de la editorial como productora exclusiva de la adaptación cinematográfica de uno de sus personajes. Marvel vuela ya sola en el mundo del cine, y lo hace alto y además sin tener que compartir las ganancias con los grandes estudios de Hollywood, como ocurrió con otras exitosas sagas como ‘Spiderman’ o ‘X-Men’.

De hecho, tras el éxito en taquilla de ‘Iron Man’, Marvel logró ayer un máximo en la Bolsa de Nueva York y llegó a cotizar a 33,24 dólares por acción, lo que supone una subida de cerca del 10 por ciento. Según las cifras de la propia compañía, durante el primer trimestre del año el grupo de entretenimiento Marvel ganó 45,2 millones de dólares (29,1 millones de euros), lo que –pese a ser un 3,4 por ciento menos que en el mismo periodo del año pasado, donde los beneficios se dispararon debido al taquillazo de ‘Spiderman III’– supone una mejora sustancial en sus previsiones.

Además hay que tener en cuenta que Marvel no incluyó en estas previsiones los resultados del estreno en la gran pantalla de ‘Iron Man’ y advierte de que estas estimaciones podrían verse alteradas también por el estreno de ‘El increíble Hulk’, que verá la luz el próximo mes de junio.

UNA SECUELA PREVISTA

Kevin Feige, jefe de producción de Marvel Studios, aseguró que Downey Jr. regresará a la secuela, no en vano los protagonistas de ‘Iron Man’ habían firmado un contrato para una trilogía, eso sí, supeditado a las cifras de taquilla. “Es fabuloso ver una sala llena, cuando sabes que la audiencia esta hecha con fanáticos del cómic y gente que nunca ha leído una historieta de ‘Iron Man’ en su vida”, apuntó Feige.

Pero ‘Iron Man 2’ es solo la punta de lanza del aluvión de películas basadas en sus personajes que Marvel prepara para lanzar a partir de 2010. Así, y dispuesto a repetir la fórmula del éxito con otras de sus franquicias, la editorial y productora anunció otras otras cuatro películas, sin olvidar que antes de ellas, en 2009, se estrenará ‘Lobezo’, el spin-off de X-Men.

‘Thor’, que será la que siga a la secuela de ‘Iron Man’ y que verá la luz el 4 de junio del 2010; ‘El Capitán América’, la esperada adaptación cinematográfica de uno de los personajes más emblemáticos de Marvel que se estrenará en mayo de 2011; ‘Los Vengadores’, la cinta que reunirá en una misma aventura a diversos superhéroes del universo Marvel que verá la luz en de 2011; y ‘El Hombre Hormiga’, un proyecto que está en pañales y todavía no tiene fecha de estreno.

Fuentes: Europa Press, Diario de Sevilla

Crítica: "Iron Man", de Jon Favreau

Posted in General with tags , , , on Abril 26, 2008 by Biblioteca Plaça Europa

Alcohólico y cizañero, Iron Man es el héroe atípico que abre una vía intermedia entre el candor infantil y la afectación adulta de otras adaptaciones. Mientras, expertos pronostican que Hollywood acabará prescindiendo de los tebeos como inspiración.

En una entrega de Twisted Toyfare Theater, una fotonovela protagonizada por muñecos articulados que aparece en las páginas de la revista norteamericana Toyfare (dedicada al coleccionismo de juguetes de acción), Iron Man lograba curar su alcoholismo en una clínica de desintoxicación. Para no volver a caer bajo el embrujo de la botella, su álter ego civil, Tony Stark, se empeñaba en promover la reinstauración de la ley seca. Definitivamente, Iron Man no es el superhéroe con mejor prensa del universo Marvel: traficante de armas, conservador hasta la médula, alcohólico, vagabundo ocasional y auténtico cizañero en tiempos de guerra civil marveliana, El Hombre de Hierro ha sido capaz, entre otras lindezas, de proponer la reclusión de superhéroes disidentes en campos de prisioneros y de marear a la opinión pública con equívocas revelaciones acerca de su identidad secreta.

Cuando se anunció el proyecto de llevar sus aventuras al cine, nadie daba un duro por ellas. Hasta que empezó el goteo de informaciones prometedoras: para empezar, la elección de Robert Downey Jr. como protagonista, alguien tan aficionado a empinar el codo (junto a otro tipo de excesos) como el propio Tony Stark. Por una vez, actor y personaje funcionaban como reflejos especulares en su juego paralelo de caídas en abismo y renacimientos entre las cenizas. Por otro, el catálogo de referentes manejado por el director Jon Favreau ?a quien su anterior comedia Elf parecía acreditar, a lo sumo, como profesional competente en el manejo de actores protagonistas vestidos de manera improbable?: que si va a parecer una aventura de Superman dirigida por Robert Altman, que si James Bond, Tom Clancy, Robocop y Batman begins se sumarán a una mezcla, agitada y no revuelta, que podría dar como resultado la última palabra en cine de espías? Los aficionados cada vez se iban poniendo más gratamente nerviosos.
Del odio al amor? hay una estrategia publicitaria en medio. Y una película de la que, a priori, todo lector de cómics con dos dedos de frente parecía predestinado a huir ha acabado perfilándose como uno de los títulos del año: sin ir más lejos, el de la película que podría abrir un nuevo capítulo (o una tercera vía) en la historia del cine de superhéroes. Marcando las distancias con respecto al candor preescolar de la franquicia de Los cuatro fantásticos y de los engolamientos pretendidamente adultos del Batman de Christopher Nolan y el Superman de Brian Synger, este Hombre de Hierro de Favreau parece apostar por una suerte de ironía adulta y cómplice. En suma, Iron Man no se toma en serio el arquetipo, pero lo barniza de un sentido del humor adulto que no interfiere en el sentido de la maravilla del conjunto.
Además, Iron Man será la primera producción controlada íntegramente por los Marvel Studios, que ya han anunciado un plan de producción que va a llenar las pantallas de superhéroes hasta mucho más allá de 2012. Entre las novedades más apetecibles figuran una película sobre El Hombre Hormiga ?minúsculo miembro de Los Vengadores?, que dirigirá con toques de humor Edgar Wright, el director de Arma fatal, un Thor comandado por Matthew Vaughn, esposo de Claudia Schiffer y director de Crimen organizado y Stardust, y las puestas de largo de personajes tan carismáticos como El Doctor Extraño, Nick Furia y Luke Cage (superhéroe que, sin duda, le pondría los dientes muy largos a todo un Quentin Tarantino). ?Con esta iniciativa, Marvel garantiza a sus lectores la fidelidad al espíritu de cada uno de los cómics?, señala Carles Santamaría, director del Salón del Cómic de Barcelona. ?Antes, cuando se vendían los derechos a una productora, nadie podía velar por el aficionado y no había otro remedio que bregar con los cambios. El punto fuerte de esta estrategia está en no traicionar la confianza de los lectores?.
La pregunta es: ¿necesitamos más (súper)héroes? Favreau ha anunciado que su proyecto, si el éxito le respalda, se extenderá en forma de trilogía dispuesta a indagar en los claroscuros de Iron Man, alcoholemia incluida. El siguiente fruto de esta nueva era de películas con la garantía de Marvel Studios será El increíble Hulk (o Hulk 2, como prefieran) de Louis Leterrier, cuyo estreno está previsto para el próximo 20 de junio: la película no lo tiene nada fácil para suspender nuestra incredulidad, porque en ella dos enclenques de marca mayor como Edward Norton y Tim Roth deben encabronarse hasta el punto de convertirse, gracias a la magia digital (que, como hemos comprobado, no es nada sin la verosimilitud), en esas dos moles humanas de mandoble fácil que conocemos como La Masa y La Abominación. Hay rumores que apuntan a que este emergente universo Marvel de la gran pantalla será tan fluido como el de las viñetas: al parecer, Robert Downey Jr., en la piel de Tony Stark, tendrá una aparición especial en la aventura del coloso verde y engorilado.
Aunque el boom superheroico va más allá del sello Marvel: a la vuelta de la esquina está Hellboy 2, que se estrena el 29 de agosto, en la que Guillermo del Toro promete llegar mucho más lejos que en su ya sobresaliente primera entrega. En la Red, la cuenta atrás para el aún lejano estreno del Watchmen de Zack Snyder alimenta blog tras blog, pese al convencimiento de que la opus magna de Alan Moore y Dave Gibbons no cabe en las costuras de una sola película. Por su parte, Frank Miller, reconvertido en director de cine tras la experiencia de Sin City, ha visto cómo las primeras imágenes de su adaptación de The spirit, el inagotable clásico de Will Eisner, causaban más miedo y estupor que verdadero entusiasmo entre los aficionados.
¿A qué se debe este renovado glamour de los hombres en mallas? ?Creo que todo obedece a dos factores?, precisa Álvaro Pons, crítico de cómics y autor del blog La cárcel de papel: ?Por un lado hay una relación evidente entre las películas de efectos especiales y la comercialidad. Y el cine de superhéroes es el género perfecto para que los efectos especiales se lleven al máximo. Por otro lado, el proceso ha sido beneficioso por ambas partes, porque el éxito de estas películas ha devuelto al terreno de juego a esos cómics de superhéroes que en el mercado americano estaban siendo masacrados por la irrupción del manga. Todos salen ganando. Creo que se va a dar un trasvase de géneros. Los relatos de superhéroes eran, tradicionalmente, un patrimonio del cómic, pero en el futuro va a ser cada vez más un género estrictamente cinematográfico, porque el soporte impreso no podrá competir con la espectacularidad de la pantalla?.
Se anuncia, pues, un porvenir en el que los superhéroes nacerán directamente en la platea. Las razones del boom son técnicas (el salto cualitativo de los efectos especiales digitales) y económicas, y no hay demasiado margen para ver en todo ello un eco de las ansiedades pos-11-S. ?De hecho, el 11-S estuvo a punto de matar a los superhéroes?, apunta Pons, ?porque marcó la pérdida de confianza en la figura del superhéroe, que, como todos sabemos, no existe en el mundo real. Quienes sí pudieron salvar vidas en la tragedia fueron gente normal, policías y bomberos que arriesgaron su pellejo en las labores de rescate. Durante un tiempo, Marvel quiso rentabilizar eso y publicó cómics protagonizados por bomberos heroicos. Pasado el tiempo, el superhéroe tradicional superó el impacto pos-11-S y volvió a ganar lectores y espectadores?.
En Iron Man el superhéroe nace (o se hace) en plena guerra de Afganistán y, poco después, sobrevuela los cielos con la determinación de un arma de destrucción masiva. Quizá algo tenía que cambiar para que todo siguiera igual. Las taquillas de los multicines ya están temblando.

Autor: Jordi Costa
Fuente: El País

Iron Man

Posted in General with tags , , , , , , , on Abril 21, 2008 by Biblioteca Plaça Europa

Sony Pictures Releasing España y Marvel Entertainment presentan la aventura de acción de altos vuelos de Marvel Studios, “Iron Man”, la historia del industrial multimillonario y genio inventor Tony Stark (ROBERT DOWNEY JR.). Como consejero delegado de Industrias Stark, el mayor contratista de armamento del Gobierno norteamericano, Tony se ha hecho célebre por proteger durante décadas los intereses norteamericanos en todo el mundo.El estilo de vida despreocupado de Tony cambia de manera radical cuando su convoy sufre un ataque, tras una prueba de armamento que supervisa personalmente, y se ve convertido en prisionero de un grupo de insurgentes. Herido por un fragmento de metralla, que se aloja cerca de su corazón ya debilitado y pone en peligro su vida, Tony se ve forzado a crear un arma devastadora para Raza (FARAN TAHIR), el misterioso cabecilla de los insurgentes. Tony ignora las exigencias de sus captores y utiliza su intelecto y su ingenio para crear una armadura que lo mantenga con vida y le permita escapar de su cautiverio.

A su regreso a América, Tony debe afrontar la realidad de su pasado y decide emprender un nuevo rumbo con Industrias Stark. A pesar de la resistencia de Obadiah Stane (JEFF BRIDGES), su mano derecha y ejecutivo principal de la compañía, que ha tomado las riendas del negocio en su ausencia, Tony se pasa día y noche en su taller, perfeccionando y puliendo una armadura que le otorgue fuerza sobrehumana y protección física.

Con la ayuda de su asistente de toda la vida, Pepper Potts (GWYNETH PALTROW), y su enlace militar de confianza, James Rhodes, o “Rhodey” (TERRENCE HOWARD), Tony descubre un siniestro complot con ramificaciones globales. Enfundándose su imponente armadura roja y dorada, Tony se compromete a proteger el mundo y corregir sus injusticias como su nuevo alter ego, Iron Man.

DIVERSIÓN AL MÁS PURO ESTILO MARVEL

Con un catálogo de más de 5.000 personajes, Marvel Entertainment, Inc. es una de las compañías punteras de entretenimiento del mundo basada en personajes. Las operaciones de Marvel se centran en utilizar sus franquicias de personajes en licencias, entretenimiento, publicaciones y juguetes. Las áreas de más énfasis de Marvel Entertainment incluyen los largometrajes cinematográficos, producciones directas a vídeo/DVD, productos de consumo, videojuegos, muñecos y juguetes de rol, televisión y promociones. Afianzado en el éxito creativo de más de 60 años de publicaciones de cómics, Marvel ha logrado transformar con éxito los personajes de bandera de sus cómics en franquicias cinematográficas de gran éxito de taquilla.El renacimiento de Marvel Studios en Hollywood no puede calificarse de menos que espectacular, con franquicias que han pulverizado récords de taquilla, como “Spider-Man”, “X-Men” y “Los 4 Fantásticos”, que han dado como resultado una sucesión de ocho estrenos consecutivos en el primer puesto de la taquilla. Desde 1998, las películas de Marvel han recaudado más de 4.900 millones de dólares en la taquilla mundial, lo que le ha permitido establecerse con firmeza como una de las principales marcas de entretenimiento de Hollywood

David Maisel, presidente de Marvel Studios, explica por qué Marvel ha tenido tanto éxito al adaptar sus personajes de cómic a la gran pantalla: “Nuestras películas tratan tanto del hombre como del superhéroe. Elegimos a grandes actores que gusten tanto a niños como a adultos. Montamos nuestras películas para que gusten a todos”.“A lo largo de los últimos siete u ocho años hemos tenido mucha suerte al combinar talento único y original con nuestros espectaculares personajes mundialmente famosos”, agrega Kevin Feige, productor de “Iron Man” y presidente de producción de Marvel Studios. “Hemos tenido la gran fortuna de atraer con la marca Marvel a realizadores de gran talento, así como a los mejores técnicos, supervisores de efectos especiales, directores de fotografía y compañías de efectos especiales del mundo, lo que ha producido como resultado, en nuestra opinión, algunas de las mejores superproducciones veraniegas existentes”.En 2007, Maisel se encargó de realizar el anuncio de Marvel para autofinanciarse una serie de diez películas que empezarían con los estrenos en 2008 de “Iron Man” y “El increíble Hulk”, además del desarrollo de títulos tales como “Captain America” (el Capitán América), “Thor” y “Ant Man“ (el Hombre Hormiga).

Iron Man, una de las series originales de Marvel Comics, ha disfrutado de una larga y próspera carrera, que se remonta hasta la primera aparición del personaje en el cómic de Marvel Tales of Suspense, en abril de 1963. Creado por Stan Lee, Larry Lieber, Don Heck y Jack Kirby, Tony Stark, el alter ego de Iron Man, se inspiró en parte en la personalidad del difunto icono americano Howard Hughes.”Howard Hughes fue uno de los hombres más pintoresco de nuestro tiempo”, comenta el productor ejecutivo Stan Lee. “Fue inventor, aventurero, multimillonario, todo un donjuán y, al final, un chiflado”.

Lee prosigue: “lo que me impulsó a crear un personaje como Iron Man fue que quería hacer algo distinto al habitual superhéroe. En 1963, Iron Man representaba todo lo que no gustaba a los jóvenes lectores de esa época: era un magnate industrial que creaba máquinas de guerra. Me dije a mí mismo: ‘voy a hacer que les guste a esos chicos, al hacer de Tony Stark un tipo rico, glamuroso, apuesto e interesante. Además, le di un corazón débil, de modo que tuviera una característica para que no fuera ni mucho menos perfecto y también les diera a los lectores algo por lo que preocuparse. El personaje tuvo una acogida asombrosa y, de todos los personajes de Marvel, Iron Man era el que más cartas de chicas recibía. Gente de todas las edades conectó con el lado humano del personaje”.

Iron Man, un personaje único y sumamente popular del universo Marvel, es el único superhéroe hecho a sí mismo cuya fuerza y habilidades sobrehumanas provienen de las poderosas armaduras creadas gracias al genio de Tony Stark.“En el mundo del cómic, Iron Man se sitúa con orgullo a la vera de Spider-Man, los X-Men y los 4 Fantásticos”, comenta Kevin Feige, productor. “Así ha sido desde hace décadas, Iron Man ha logrado conectar de verdad con los lectores porque no es un mutante, no se ha visto transformado a nivel biológico, ni le mordió ningún tipo de bicho genéticamente modificado. No es más que un hombre que ha utilizado su gran genio para idear una armadura, que es básicamente la mayor muestra de ingenio humano jamás creada”.Fue el carácter decididamente imperfecto de este superhéroe y su llamativo estilo de vida de playboy lo que hacía de Iron Man el cómic perfecto para convertirse en la próxima franquicia de Marvel y en la primera película del nuevo sello Marvel Studios de la compañía.“Iron Man es un personaje interesante para nosotros”, agrega el productor Avi Arad. “Hemos tratado muy bien los superpoderes con ’Spider-Man’ y los ’X-Men’, pero lo que hace que esta propiedad resulte tan apta para una franquicia cinematográfica es que su historia trata cuestiones sociales y el mundo actual en el que vivimos. Trata de la redención, de un hombre que lleva un héroe en su interior, pero hacen falta una serie de circunstancias nefastas para que salga a la luz”.“Marvel goza de un estupendo historial a la hora de dar vida a sus personajes del cómic y Iron Man es el siguiente paso lógico”, añade el productor ejecutivo Peter Billingsley. “Es la primera incursión de Marvel en la financiación completa de una película y han invertido mucho tiempo y esfuerzo en desarrollar esta posible franquicia. Se trata de un personaje que tiene ya mucho tiempo de vida. Cuenta con una rica historia, con 40 años de posibles argumentos para explorar”.

FAVREAU AL MANDO

Marvel se enfrentaba al desafío de encontrar un director que no solo pudiera manejar los aspectos técnicos de rodar una película de acción a gran escala, si no que, lo que es más importante, pudiera infundir a la historia el elemento humano dominante en los personajes del cómic. Para el equipo creativo de Marvel, la lista de posibles directores empezaba y terminaba con Jon Favreau, que ya había dirigido anteriormente las películas “Made”, la taquillera comedia “Elf” y la aventura de ciencia ficción “Zathura, una aventura espacial”, de gran éxito de crítica.“Tuvimos ocasión de conocer a Jon cuando hizo de Foggy Nelson en ‘Daredevil’”, recuerda Avi Arad. “Me gustaban todas las películas que había dirigido, pero la que mejor impresión me causó fue ’Zathura, una aventura espacial’. Muchos de los hijos de mis amigos habían visto esa película cinco o seis veces y no dejaba de oír lo mucho que les había gustado. Jon es un gran narrador y un realizador inteligente, con un profundo cariño y un gran aprecio por la marca Marvel y el personaje de Iron Man.“Además”, prosigue Arad, “para conseguir sacar adelante esta película necesitábamos de verdad un director que estuviera en sintonía con la actualidad mundial, tanto política como socialmente. Jon poseía todas estas características”.

Para el productor Kevin Feige, Favreau encajaba a la perfección en el plantel de grandes narradores que habían dado el salto a las superproducciones de acción de la mano de Marvel Films. “Jon encaja exactamente con el estilo de director que nos gusta contratar para nuestras películas. Ya ha hecho anteriormente películas excelentes, pero ésta es, con diferencia, la que le ofrece mayores posibilidades. Cuando cuentas con un realizador con la pasión y la visión que tiene Jon, que puede aportar su particular sensibilidad a este gran espectáculo, sabes que acabarás con una película de Marvel superior a todo lo demás”.Favreau no podía dejar pasar la oportunidad de trasladar un nuevo superhéroe a la gran pantalla. “Crecí leyendo cómics de Marvel”, comenta. “Dirigir ‘Iron Man’ es un desafío emocionante porque es el personaje más importante del panteón original del universo Marvel del que no se ha hecho nunca una película. Provengo del mundo del cine independiente, y me gustaría creer que lo que aporto a este proyecto es la capacidad de contar una historia de una manera sencilla, con la que cualquiera se puede identificar, y que sabe encontrar el humor de las situaciones, así como la humanidad de los personajes. Una de las grandes bazas de Marvel es que sus héroes son muy humanos e imperfectos. Cuando Marvel empezó, la imagen del superhéroe era totalmente icónica. Se trataba de personajes paradigmáticos de integridad intachable. Pero Marvel dio un vuelco al panorama al crear superhéroes con sus propias flaquezas y una humanidad reconocible que resulta divertido e interesante explorar”.

Para el productor ejecutivo Billingsley, compañero y amigo de Favreau desde hace mucho tiempo, con el que ha coproducido “Made” y “Zathura, una aventura espacial”, adaptar “Iron Man” se ajustaba a todas las virtudes como cineasta del director. “Jon se embarcó en ‘Iron Man’ durante el proceso de elaboración del guión. Como los cómics de Iron Man ofrecen un enorme surtido de historias y argumentos, es fácil perderse en la miríada de posibilidades existentes”, observa Billingsley. “Pero en todas las películas que Jon ha escrito y dirigido anteriormente hay un denominador común: una narración sólida y absorbente”.

Con Favreau ya reclutado para el proyecto todo un año antes de que estuviera previsto el inicio del rodaje, el director inició la larga y ardua tarea de orientar la elaboración de un guión basado en un personaje de Marvel con más de 40 años de existencia a sus espaldas, con gran abundancia de historias disponibles en los más de 600 números publicados a lo largo de los años.“Lo que distingue a ‘Iron Man’ de muchas de las películas anteriores de superhéroes es que se ha puesto tanto énfasis en la historia como en la acción”, apunta Billingsley. “Jon tenía de encargarse de idear la mejor historia posible para la película y él ha sido el principal responsable de convertir esta franquicia de cómic en una franquicia cinematográfica”.

Los guionistas Art Marcum y Matt Holloway trabajaron con Favreau para escribir los primeros borradores del guión, más tarde llegarían los guionistas candidatos al Oscar® Mark Fergus y Hawk Ostby para encargarse de los borradores posteriores. El equipo creativo acordó desde un primer momento que la película se centraría en el origen de Iron Man.“El origen de un héroe siempre es algo que resulta sumamente ameno de ver para el público”, dice el productor Feige. “No conviene retrasar demasiado esa parte de la historia. El nacimiento de un superhéroe ha ofrecido algunos de los momentos más memorables de cualquiera de nuestras películas anteriores. ‘Iron Man’ no supone ninguna excepción”.“Al idear la historia del origen de un superhéroe, hay ciertas bases que es necesario cubrir, una de las cuales es mostrar cómo llegó a convertirse en héroe”, agrega el director Favreau. “Esto puede suponer una carga, pero también ofrece al realizador la oportunidad de permitir que el público se convierta en el héroe junto con el personaje principal. Personalmente me lo paso mejor como espectador cuando puedo ser testigo del aprendizaje del superhéroe”.

Favreau continúa: “Mientras elaborábamos el guión e íbamos ideando la estructura de la historia, había una tendencia natural a querer ver cuanto antes en acción al personaje con su armadura y peleando pero, para mí, cuanto más te metes en la historia, más interesado estarás al final en esas secuencias de acción y más gratificante resultarán para el público. Al escribir el guión, nos aseguramos de pasar tiempo con el personaje mientras descubre la tecnología, perfecciona la armadura y aprende a usarla”.

Otra tarea de la que tuvo que ocuparse el equipo creativo fue trasladar la historia del origen a la actualidad. En la historia del origen del cómic original de Marvel, Tony Stark era un héroe anticomunista que era abatido y capturado mientras se hallaba de visita en Vietnam para ver de primera mano cómo ayudaban sus nuevos minitransistores a la campaña bélica norteamericana.“Fue necesario reescribir la historia del origen para que reflejara las nuevas tecnologías y los cambios en el panorama político, social y económico del mundo actual”, dice Favreau. “Lo que Stan Lee escribió como ciencia-ficción allá en los 60 ha pasado en la actualidad a ser parte de la ciencia moderna. Nuestra tecnología se ha vuelto tan avanzada que objetos que están hoy día al alcance de cualquiera habrían servido de tema para una película de ciencia ficción en los tiempos en los que Iron Man irrumpió en el universo Marvel. Tony Stark era un personaje icónico con una naturaleza en conflicto que descubre su auténtico propósito en la vida cuando se convierte en Iron Man. Queríamos conservar la estructura básica de la historia de origen, con los retoques justos para que reflejara la actualidad del mundo moderno”.

Para el equipo de guionistas de Fergus y Ostby, candidatos al Oscar® al mejor guión adaptado por “Hijos de los hombres”, uno de los desafíos al elaborar el guión fue que, aunque el personaje de Iron Man tenía infinidad de seguidores en el mundo del cómic, no había traspasado las barreras de ese mundo para instalarse en el imaginario general de la cultura popular, por lo que necesitaba una historia que dejara contentos tanto a sus seguidores más acérrimos como al público que no hubiera descubierto nunca al personaje.Fergus tuvo su momento de claridad durante el proceso de escritura gracias a Favreau y Billingsley. “En una de las primeras reuniones con Jon y Peter, nos sentamos y nos preguntamos, ‘Si tuviéramos que resumir esta película en una sola frase, ¿cuál sería?’” recuerda Fergus. “Tras unas cuantas deliberaciones concluimos que ’Iron Man’ es la historia de un hombre que descubre su corazón’. La idea que hay tras una película debería ser siempre algo que se pueda reducir a un único tema que resulte sencillo de comprender. Cuando desglosas las características del personaje de Tony Stark, se trata en realidad de un hombre que aprende a sentir y a conectar y a aceptar su responsabilidad por el papel que desempeña en el mundo”.“Tony Stark es un tipo apuesto y encantador que disfruta con los coches veloces, las grandes fiestas y las mujeres hermosas”, dice el productor Arad. “También es un científico e inventor absolutamente genial y un fabricante de armas. Se lo pasa demasiado bien llevando una vida estilo James Bond para pararse a considerar que lo que hace tiene en realidad profundas ramificaciones globales”.

LA SELECCIÓN DEL REPARTO

Mientras los guionistas Fergus y Ostby seguían puliendo el guión bajo la supervisión de Favreau, el equipo creativo se puso a buscar un actor capaz de transmitir la esencia de un personaje tan icónico como el del industrial multimillonario y playboy consumado Tony Stark.“Tony Stark es una figura famosa, con reputación tanto buena como mala”, explica Favreau. “Su rostro ha adornado muchas veces los titulares de los periódicos, antes siquiera de convertirse en Iron Man. Lleva años en el negocio de la fabricación de armas, hasta que un buen de pronto se da cuenta de las ramificaciones que tiene lo que hace para ganarse la vida. Es como despertarse un buen día y darse cuenta de que eres uno de los malos, cuando siempre te habías considerado uno de los buenos. A primera vista, parece tenerlo todo, pero Tony Stark es un individuo muy complejo que pasa por una profunda crisis interna a lo largo de la película”.Para asignar el papel de Tony Stark, el equipo creativo decidió ir contracorriente y optar por al actor candidato al Oscar® Robert Downey Jr

“Robert Downey Jr. quería interpretar a Tony Stark tanto como yo lo quería a él para interpretar al personaje”, recuerda Favreau. “No solo era la elección más obvia desde el punto de vista del estudio, sino que Marvel me dio libertad para elegir a la mejor persona para el papel. En las películas de Marvel, la imagen del superhéroe es la gran estrella y han tenido mucho éxito anteriormente al contratar a actores interesantes y con fuerza, y confiar en que la propia marca sirviera como principal reclamo desde un punto de vista comercial. Eso te permite concentrarte en intentar hacer la mejor película posible y, cuando Robert Downey Jr. se embarcó en el proyecto, se convirtió en un auténtico socio en el aspecto creativo”.Para Downey, la oportunidad de interpretar a Tony Stark y enfundarse la armadura roja y dorada era un sueño de la infancia hecho realidad. “Soy americano. Me encantan los cómics de Marvel y crecí leyendo Iron Man y Spider-Man”, afirma Downey. “Siempre me ha atraído Iron Man porque tenía una inteligencia y un ingenio increíbles. Los superhéroes son geniales, pero superhéroes que fabrican armas y luego crean su propia armadura, se la enfundan y pueden salir volando son el sueño de todo ‘friqui’”, dice riendo.Downey prosigue, ya más serio: “Se trata de alguien que sufre un conflicto interno por buenas razones, y que no reconoce su potencial hasta que empieza a vivir conforme a un código ético; es un gran tema de larga tradición”.

Para el productor Kevin Feige, Downey encajaba en la formula de Marvel Studios de elegir a actores de talento que realmente personifiquen a los personajes que interpretan. “Tony Stark es un personaje de cómic único, con varias caras distintas”, explica Feige. “Tiene sus defectos, pero es también genial, divertido, rebosante de talento y agradable. Cuando se habla de actores de talento en Hollywood, es inevitable acabar hablando de Robert Downey Jr., uno de los mejores actores de su generación. No podría estar más entusiasmado de contar con él para esta película. Cuando se combina la capacidad interpretativa de Robert con la aventura y el espectáculo del género del cómic, se obtiene un resultado que es superior a la suma de sus partes”.“Elegir a Robert era algo perfecto”, agrega el guionista Fergus. “Podía parecer una opción poco convencional, pero Marvel tiene una manera excelente y visionaria de escoger a los actores de sus películas. Cuando se anuncia el reparto, la gente suele reaccionar con un: ‘vaya, qué interesante’, y luego acaba resultando más que interesante. Resulta ser perfecto y el público ya no puede imaginar a nadie más en el papel. Marvel es muy atrevida en ese aspecto y creo que los espectadores saben apreciarlo de verdad”.

Para Downey, que ha participado activamente en el desarrollo creativo de la película y del guión, el período de preproducción también incluyó un régimen intensivo de preparación física con pesas y artes marciales a fin de estar a la altura de las exigencias física que supone interpretar a semejante personaje.“Hace un año aproximadamente decidí que quería en serio ganar algo de tamaño, lo que no es fácil cuando ya te acercas a los 40”, observa Downey. “Pensé que si pretendía hacer una película como ‘Iron Man’, tenía que darme prisa en hacerlo, antes de hacer el ridículo como el tipo con mallas del cuerpo fofo. Lo primero que hice fue un montón de entrenamiento para ganar fuerza, porque ya no soy ningún chaval y hay que empezar por reforzar los tendones, los huesos y los músculos subcutáneos lo suficiente para poder llegar a levantar el peso que pretendes. Era más bien una cuestión de supervivencia para mí y todo el esfuerzo realizado durante la preproducción acabó por darme la fuerza que necesitaba para poder hacer la película”.

Favreau quedó impresionado por el duro esfuerzo realizado por su actor principal con las pesas. “Robert fue mucho más allá de lo estrictamente necesario, se preparó muy duramente para lograr que su cuerpo tuviera el aspecto que debería para interpretar a un superhéroe”, comenta Favreau. “Se tomó el papel muy en serio, no solo en el aspecto físico, pero también en comprender qué era lo que motivaba al personaje. Descubrió que su propia experiencia vital tenía mucho en común con la del personaje y logró entender a la perfección el papel y la película antes de empezar a rodar”.

Mientras Downey estaba ocupado preparándose para su papel estelar en la película, el equipo creativo dirigió su atención a la selección de los restantes papeles importantes del filme.En la película, Industrias Stark, al ser el mayor fabricante de armas, ha disfrutado de una larga y próspera relación con el Gobierno de los Estados Unidos y con el principal asesor militar del Ejército del Aire, el teniente coronel James “Rhodey” Rhodes. Tras realizar una demostración de armamento militar en Oriente Medio, el convoy de Rhodey y Tony Stark sufre un ataque de un grupo de insurgentes. Durante el intenso combate, Tony resulta herido por un fragmento de metralla y es hecho prisionero. Aunque el Departamento de Defensa abandona la búsqueda de Stark tras unos meses, Rhodey se niega a dar por perdido a su confidente y amigo de toda la vida. En “Iron Man”, Terrence Howard se encarga de dar vida a Rhodey. Howard, candidato al Oscar® por su papel en “Hustle & Flow”, no dejó pasar la oportunidad de actuar frente a Downey. “La oportunidad de trabajar con Robert Downey Jr. es lo que más me atrajo de este papel”, reconoce Howard. “La primera suya que vi fue ‘La muer explosiva’ y me pareció desternillante, pero cuando luego hizo ‘Chaplin’ me di cuenta de que además era un genio”.Para Downey, el sentimiento es totalmente mutuo. “Para empezar, a Terrence Howard le sienta de miedo el uniforme del Ejército del Aire”, dice riendo Downey. “Terrence es un actor de primera y no es casualidad que haya causado sensación en los últimos años. Una de las definiciones de genio es alguien con mucho carácter y la verdad es que necesitábamos a alguien con una gran fuerza de espíritu para interpretar a Rhodey. Tony Stark es un personaje tan dinámico que, si Rhodey no fuera más que un simple compañero secundario, no funcionaría. Rhodey tenía que ser su igual”.Tal como Howard ve su personaje, “Rhodey es un teniente coronel del Ejército del Aire de los Estados Unidos que sirve de enlace entre el departamento de compras e Industrias Stark. Aguanta muchas críticas por no pasarse al sector privado, pero Rhodey es el tipo que se encarga de proteger siempre los intereses de Tony, aunque a menudo esté totalmente en contra de lo que hace”.

Tony cuenta con otra aliada de confianza en su astuta ayudante ejecutiva Virginia “Pepper” Potts, parte indispensable de la vida del excéntrico Stark. Pepper no es precisamente de esas personas que evita las discusiones y siempre está presente para arreglar los desaguisados que Tony suele ir dejando a su paso. El equipo creativo sabía que había dado un buen golpe de efecto cuando la ganadora de un Oscar® Gwyneth Paltrow decidió aceptar el papel.“Ofrecer el papel de Pepper Potts a Gwyneth fue todo un acierto y nos sentimos sumamente afortunados de que aceptara”, comenta el productor ejecutivo Louis D’Esposito. “Es una actriz realmente fantástica y desde el primer momento en que la vimos junto a Robert, resultó algo electrizante”.Para Paltrow, la decisión de incorporarse al reparto de “Iron Man” fue sencilla. “Crecí rodeada de cómics de Marvel por toda la casa porque a mi hermano le encantaba Spider-Man desde muy pequeño, pero no había participado nunca en una película de semejante escala. Cuando supe que Robert Downey Jr. iba a interpretar a Iron Man, que Terrence Howard también figuraba en el reparto y que Jon Favreau iba a dirigirla, dije ‘me apunto’”.“En el cómic, Pepper Potts es la secretaria de Tony que está un poco colada por él”, explica Favreau. “Queríamos poner el personaje al día basándonos en la propia Gwyneth, que es lista y tiene mucha clase y aplomo. Pepper Potts se encarga de mantener a raya a Tony y de organizar su vida. Hay un poco de yin y yang entre ellos que acaba culminando en una cierta tensión romántica. Queríamos explorar un poco esa dinámica, porque la verdad es que no acababa de estar muy claramente definida en el cómic original”.“Hay decididamente cierta química subyacente entre Tony y Pepper, pero es más bien una cuestión de lo que no dicen que de lo que no hacen entre ellos”, observa Paltrow. “La relación con Pepper es la más íntima de la vida de Tony, ella es como su pararrayos. Pepper lo protege, carga con la culpa cuando él mete la pata y se encarga de que llegue a tiempo a todos sus compromisos y sea tan responsable como le sea posible. Tony es un genio capaz de crear cosas asombrosas pero, como muchos artistas, no lleva muy bien la parte más pragmática de su vida y ahí es donde entra Pepper para ponerlo firme”.

Cuando Tony Stark es capturado y hecho prisionero por un enemigo desconocido, las riendas de Industrias Stark pasan a manos de su mano derecha y ejecutivo de más alto rango, Obadiah Stane. Stane, confidente y asesor de Howard Stark, el padre de Tony, es un hombre de negocios astuto y calculador, dispuesto a hacer cuanto sea necesario para cumplir sus objetivos.Para interpretar a Obadiah, el equipo creativo reclutó a uno de los actores más distinguidos y de más éxito de Hollywood, candidato cuatro veces a los Oscars®: Jeff Bridges.“De niño era una gran aficionado a los cómics y una de las cosas que lograron que me interesara de verdad por hacer ‘Iron Man’ era el deseo de Jon Favreau de realizar una película que estuviera firmemente anclada en la realidad”, afirma Bridges. “Quería que los espectadores pudieran ver la película y creer que fuera posible crear una armadura así y que quizá algo así fuera posible”.El actor prosigue: “Obadiah es un nombre interesante, así que lo busqué en Google y descubrí que es el libro más corto de la Biblia. Solo tiene un par de páginas, así que lo leí y trata todo sobre el castigo, algo de lo que en esta historia hay en abundancia. Me pregunto si Stan Lee lo sabía o fue pura coincidencia”.

“Jeff Bridges fue realmente nuestra primera y única opción para interpretar el papel de Obadiah Stane”, dice Billingsley. “Es un actor sencillamente formidable, un camaleón en todos los papeles que ha interpretado a lo largo de los años. El conjunto de su obra es impresionante y sabíamos que aportaría intensidad y realismo al personaje de Obadiah Stane”.

Las palabras de Billingsley sonaron especialmente convincentes cuando Bridges se mostró dispuesto a afeitarse su tradicional mata de pelo para parecerse más al personaje del cómic. “No me había afeitado antes la cabeza, pero siempre había querido probarlo”, desvela Bridges. “Siempre pensé que algún día llegaría un papel que me obligaría a hacerlo. Cuando vi el personaje del cómic, pensé: ‘vaya, por fin me ha llegado la oportunidad de hacerlo’. Se lo comenté a Jon y dijo: ‘no consideramos necesario que te afeites la cabeza’. Yo lo que de verdad quería es que me dijera: ‘Oh, sí, vas a tener que afeitarte la cabeza’. Antes de esta película tenía el pelo bastante largo, así que lo fuimos recortando poco a poco, dejándolo cada vez más corto hasta que, al final, nos lanzamos y lo rapamos por completo, lo que al instante me transformó al estilo Obadiah”.“Cuando apareció Jeff Bridges después de afeitarse la cabeza y dejarse barba, fue como si el mismísimo Obadiah Stane se hubiera escapado de las páginas del cómic de Iron Man y se hubiera plantado ante mí”, dice el productor Feige. “El parecido era asombroso. Podría haber sacado adelante el papel con otro look, pero el hecho de que estuviera dispuesto a hacer cuanto fuera necesario para convertirse en ese personaje decía mucho de la clase de actor que es Jeff y por qué quieres contar con él en tu película”.

El actor Jeff Bridges encarna al villano de la película, Obadiah Stane, quien pasa de ser la mano derecha de Stark a su mayor enemigo, mientras que Gwyneth Paltrow interpreta a la leal asistente de Stark.

“Me encanta interpretar a los villanos. Es muy divertido y para interpretar a este tuve en mente, entre otros, a Donald Rumsfeld”, bromeó Bridges.

Cuando Tony es capturado y hecho prisionero en una oscura y tenebrosa cueva en las montañas, conoce a otro prisionero de guerra llamado Yinsen, interpretado por el versátil Shaun Toub. Yinsen, doctor en medicina, mantiene a Tony con vida el tiempo suficiente para que pueda construir un aparato que impida que la metralla le perfore el corazón.“Yinsen es un hombre de mundo que habla muchos idiomas”, dice Toub. “Aunque procede de un pueblo muy pequeño, ha recorrido mucho mundo. Cuando llevan a Tony Stark a la cueva, Yinsen opera a Tony para extraerle toda la metralla posible. La ironía es que la metralla que le queda en el pecho procede de una bomba producida por Industrias Stark”.

Mientras Tony construye en secreto una armadura en la cueva, Yinsen deberá encargarse de calmar al cada vez más enfadado Raza, el despiadado cabecilla de los insurgentes. Raza, interpretado por Faran Tahir, ha capturado a Tony y lo obliga a construir un misil Jericho, el arma más reciente y devastadora de Industrias Stark.

Tahir, un ávido lector del comic de Iron Man, explica los motivos de su personaje para capturar a un objetivo valioso como Tony Stark. “Raza forma parte de una alianza secreta y recibe la misión de secuestrar y matar a Tony Stark”, dice. “Tony está casi muerto tras el ataque, pero Raza decide deliberadamente hacer que lo reanimen porque es un recurso valioso y quiere conseguir que le construya un arma increíble. Si Raza logra hacerse con semejante arma, su caché subiría tanto que podría dominar toda la región”.En el papel de Christine Everhart, una hermosa y joven periodista de investigación, encontramos a Leslie Bibb. “Tony Stark está acostumbrado a las entrevistas, pero Christine tiene algo que logra poner el dedo en la llaga”, dice Bibb. “En el guión, se convierte en su conciencia y le hace entender: ‘Esto es lo que estás haciendo y estas son las consecuencias de lo que produce tu compañía’. Ella considera a Tony un especulador que saca provecho de la guerra, pero al mismo tiempo queda completamente desarmada por su encanto y su carisma, y no puede resistirse a pasar la noche con él en su mansión junto al mar”.Completan el reparto lleno de talento de “Iron Man” Sayed Badreya, como Abu Bakar, el principal secuaz de Raza, Clark Gregg, como el agente del gobierno Coulson, Bill Smitrovich, como el general del Ejército del Aire Gabriel y Jon Favreau, como el chofer de Tony Stark, Happy Hogan.

Para Paltrow, participar en Iron Man: el hombre de hierro fue una de “las mejores experiencias” de su carrera profesional, ya que pudo compartir escenas “con alguien como Robert Downey Jr., con quien nunca sabes lo que está por venir”.

“Robert llegaba con muchas ideas sobre cómo rodar las escenas, así que la improvisación estuvo muy presente”, indicó Paltrow

Una vez terminada la selección de actores, el equipo creativo examina el reparto rebosante de talento que ha logrado reunir para “Iron Man”.“Creo que es el mejor reparto que hemos logrado reunir para un filme de Marvel”, afirma el productor Feige. “Robert Downey Jr., Gwyneth Paltrow, Terrence Howard y Jeff Bridges son todos candidatos o ganadores de los Oscars®. Es uno de esos elencos con los que uno sueña, pero logramos reclutar a estos cuatro actores de gran talento, lo que resulta ciertamente especial y Marvel no podría sentirse más satisfecha”.“Con ‘Iron Man’, quería ofrecer el lado humano de la historia, algo más acorde con mi sensibilidad como realizador”, dice Favreau. “Me encantaría contar con nuestro reparto en un drama o una comedia, pero poder contar con ellos en una gran superproducción de superhéroes ofrece la posibilidad de superar las expectativas del público. Las películas de superhéroes han gozado últimamente de un éxito tremendo, pero lo que yo quería de verdad era forzar los límites e intentar algo más interesante, y contar con semejante elenco me ofrece la oportunidad de hacerlo”.

ARMADURA(S)

Mientras se rodaban las secuencias de las cuevas, Stan Winston, ganador de cuatro Oscar®, y su equipo de maquilladores y artistas de efectos especiales se afanaban en crear todas las armaduras que usa Iron Man a lo largo del filme.“Había trabajado con Stan Winston Studios en ‘Zathura, una aventura espacial’ y he admirado su trabajo desde hace mucho tiempo”, comenta Favreau. “Siempre me ha parecido un grupo maravilloso y muy colaborador. Era una oportunidad estupenda de presentarle a Marvel todo un nuevo equipo de diseñadores y estaba encantado de lograr que Stan y su gente participaran en una nueva franquicia cinematográfica”.“En cuanto supimos que iban a hacer ‘Iron Man’, nos lanzamos a por el trabajo”, admite Winston. “Soy un gran aficionado al cómic y Jon Favreau entiende perfectamente el concepto de cómo mezclar todas las distintas tecnologías y hacer lo necesario para conseguir que todo funcione, en lugar de meterse en una película que depende fundamentalmente de efectos digitales. El diseño final de estas armaduras es impresionante y estoy seguro de que será uno de los mejores trabajos que ha realizado este estudio”.

Antes de que Stan Winston Studios se pusiera manos a la obra, Favreau describe el proceso de diseño y concepción seguido para crear las distintas armaduras: “Cuando empecé a trabajar en el proyecto de ‘Iron Man’, las imágenes que tenía en mente eran las ilustraciones y pinturas de Adi Granov de la reciente historia ’Extremis’ del cómic de Iron Man. Me parecían las imágenes que tenían mejor base tecnológica y también las más dinámicas. Cuando empezamos a hablar de los elementos de diseño, Adi se puso en contacto conmigo al ver que yo había puesto muchas de sus imágenes en la página de MySpace de ’Iron Man’ que había creado. Empezamos a mantener correspondencia por correo electrónico, y más tarde voló hasta Los Ángeles para ayudar a supervisar el proceso de diseño de las armaduras. También recurrí al ilustrador Phil Saunders y a Ryan Meinerding para el diseño conceptual, que nos prestaron ambos una ayuda muy valiosa para pulir las distintas versiones de la armadura de ‘Iron Man’”.En la película, la primera armadura que construye Tony Stark durante su cautiverio es la llamada Mark I (Modelo I), conocida simplemente como “armadura gris” en los primeros años del cómic original de Marvel. Favreau comenta el proceso que siguieron para el diseño conceptual de la armadura. “Nunca me acabé de creer que pudiera haber construido una armadura así estando prisionero, sobre todo bajo la atenta mirada de unos captores hostiles. Al diseñador conceptual Ryan Meinerding se le ocurrió la idea de construir la armadura a partir de materiales que se pudieran haber recuperado de otras armas de Industrias Stark. Consiguió idear el concepto de una armadura con aspecto de armamento de guerra de depósito de chatarra. Es probablemente mi armadura favorita de toda la película y la más original de nuestro filme”.“Ryan es uno de los mejores diseñadores conceptuales de la industria”, agrega Phil Saunders. “Hizo un trabajo increíble al tomar ese diseño metálico puro y limpio, tan icónico y de ciencia ficción, y lo convirtió en algo que pareciera hecho realmente de piezas sueltas y excedentes militares. Puede incluso apreciarse que los paneles traseros de la armadura están menos blindados que los delanteros. Eso surgió de la idea de Tony de: ‘tendré que vérmelas con toda esa gente, sin dejar de avanzar en ningún momento y no quedará nadie detrás porque acabaré con todo el que se interponga en mi camino’. Usamos ese concepto psicológico para idear la armadura del personaje y cómo iba montando las distintas piezas”.La responsabilidad de construir físicamente la armadura Modelo I, al igual que todas las demás de la película, recayó de lleno en Shane Mahan, supervisor de efectos de trajes de Stan Winston Studios. Mahan, que lleva más de 25 años trabajando para Winston, describe el proceso de construir la armadura: “En primer lugar, los diseños que nos dieron para el Modelo I eran muy sólidos. El concepto era trozo de metal, partes de bombas, una auténtica mezcolanza de piezas. Fue muy divertido de construir, porque cumplía dos funciones: rendía homenaje al cómic original y también mostraba la evolución de Iron Man. Construimos la armadura pensando en que se trataba de un medio para escapar, como una especie de potente tanque humano en torno a su cuerpo”.Mahan prosigue: “También tuvimos que hacer la armadura lo más ligera posible sin que peligrara su integridad, porque queríamos asegurarnos de que Robert y los especialistas que iban a ponérsela y moverse con ella no tuvieran problemas. La armadura acabó pesando unos 45 kilos porque tuvimos que hacer que la estructura interna fuera lo bastante sólida como para poder aguantar unos cuantos golpes sin que su ocupante acabe aplastado. También la construimos de modo que se pudiera llevar por partes, para que Robert o un especialista pudieran llevar la parte superior sin las piernas y facilitar así el trabajo de los actores”.La solidez de la armadura Modelo I de Mahan se vio pronto puesta a prueba de manera imprevista cuando el especialista Mike Justice tropezó y cayó al suelo con toda la armadura puesta tras rodar una toma en la cueva.“Cuando vi caer al suelo a Mike de frente, me dio un vuelco el corazón”, recuerda Mahan. “Lo primero que pensé fue: ‘Oh, no, espero que Mike esté bien’, seguido rápidamente de: ‘Oh, no, espero que la armadura no se haya estropeado’. Solamente teníamos una armadura Modelo I así que, si sufría algún desperfecto, habría que arreglarlo en la propia armadura. Por suerte, Mike estaba bien, no le había pasado nada a la armadura y pudimos seguir rodando”.

Para el especialista Mike Justice, caerse al suelo con una armadura de 45 kilos puesta es una parte más de su trabajo. “Caerme con la armadura Modelo I era justo lo que no quería hacer, porque era la más pesada y tenía muchas piezas que podían sufrir desperfectos”, dice Justice. “El mayor inconveniente que tenía el traje era que limitaba mucho la visión periférica y solamente podía ver el suelo que tenía justo delante. Tuve suerte cuando tropecé y caí porque resistí el instinto natural de poner los brazos delante o seguramente me habría roto las muñecas. No tuvieron más que levantarme, limpiarme el polvo y seguimos trabajando”.Para Downey, la primera vez que le tocó trabajar en el Modelo I le hizo sentir un renovado respeto por su equipo de especialistas. “Me he entrenado durante mucho tiempo y me creía muy duro pero, la primera vez que me puse la armadura Modelo I, casi me da un soponcio”, dice riendo Downey. “No soy claustrofóbico pero, tras andar con ella un par de horas, te sientes hundido y piensas: ‘vale, que vengan los especialistas’”.
RODAJE EN LOCALIZACIONESTras el debut de la armadura Modelo I en las secuencias de las cuevas, la producción se trasladó al norte, a Lone Pine, California, para rodar las escenas de la emboscada del filme, donde el convoy de Tony Stark sufre el ataque de un grupo de insurgentes tras la demostración del arma más reciente de su compañía, el misil Jericho. En la secuencia del ataque al convoy, Downey se encuentra corriendo entre una lluvia de explosiones para intentar escapar de sus posibles captores, algo que exige gran precisión y una sincronización perfecta, de lo que se encargaron el coordinador de especialistas Tommy Harper y el coordinador de efectos especiales Dan Sudek.“El ataque al convoy en Lone Pine fue muy divertido de rodar”, comenta el coordinador de especialistas Harper. “Para empezar, lo rodamos en ‘Movie Road’, un lugar histórico donde se han rodado muchas películas del Oeste y otros filmes famosos. Hicimos saltar seis o siete Hummers por los aires y los destrozamos por completo, pero la parte fundamental de la secuencia es cuando Tony Stark sale de su coche y corre a ponerse a cubierto mientras no paran de saltar minas y explosiones a escasa distancia de él”.Downey reflexiona sobre la secuencia: “Al rodar una escena así, no tienes más remedio que confiar siempre en la gente con la que trabajas, y cuando estamos hablando de Tommy Harper y Dan Sudek, que son de los mejores en su campo, te dices para tus adentros: ‘Esa cosa va a explotar justo detrás de mí y no me va a pasar nada’. Siempre me sentí muy seguro y me sorprendió lo mucho que pudimos conseguir a tanta proximidad. Aunque sí he de admitir que desde luego no conviene andarse con tonterías cuando sabes que estás huyendo de algo que está a punto de explotar a un metro detrás de ti”.“Robert hizo un trabajo estupendo en la escena, se mostró de lo más lanzado”, dice el productor Feige. “Hace muy creíble la acción porque, cuando ves a Robert corriendo en medio de ese intenso fuego cruzado, con explosiones por todas partes, aumenta considerablemente la tensión de la escena”.

Cuando la producción se trasladó unos kilómetros al sur, a las dunas de Olancha, el equipo técnico y el artístico tuvieron que aguantar dos días de vientos de 60-90 km/h, que casi obligan a parar la producción. En opinión de Favreau, no hay mal que por bien no venga, ya que esas condiciones adversas ayudaron a mejorar el aspecto visual del filme.“Las dunas de Olancha se extienden por el lecho seco de un lago entre dos sierras”, explica. “El primer día nos azotaban vientos de 60 km/h mientras rodábamos a Robert caminando por el desierto, justo antes de que lo rescate Rhodey. Aguantamos como pudimos y todo salió bien. El segundo día, cuando intentábamos filmar a Raza y a sus hombres tratando de recuperar partes de la armadura Modelo I, los vientos eran tan fuertes que no podíamos usar nada de equipo”.El director continúa: “Casi nos rendimos para ponernos a cubierto y dejar de rodar pero, cinematográficamente, ofrecía una cualidad visual que, si la hubieras escrito así en un guión, jamás habrías conseguido reproducir esas condiciones artificialmente. En las películas, hay que sacar provecho de esos hechos fortuitos e incorporarlos siempre que puedas. Así que les pusimos gafas y bufandas a todos los malos y probamos a ver qué salía. Parecía un infierno azotado por el viento, una imagen muy evocadora.A pesar de las espantosas condiciones, Downey agradeció la oportunidad que se le concedía. “Nunca lo olvidaré, estando allí, medio enterrado vivo, en mitad de una intensa tormenta de arena”, comenta. “Apenas podía ver nada fuera del casco de Iron Man, pero sentí un gran momento de gratitud para con los elementos y el gran privilegio que era estar interpretando a Tony Stark, trabajando con gente de semejante calibre. Pensé: ‘Vaya, tío, qué trabajo más genial, qué armadura más alucinante, qué equipo más increíble, ¡esto es la bomba!’”.Mientras el viento y la arena azotaban a la primera unidad del equipo de producción de “Iron Man”, a pocos kilómetros, la segunda unidad, en las montañas cercanas, se veía obligada a parar el rodaje cuando, increíblemente, empezó a nevar.“Estábamos rodando una gran secuencia de acción en la que Iron Man escapa de la cueva con su armadura Modelo I”, recuerda el director de la segunda unidad, Phil Nelson. “Habíamos hecho unas cuantas tomas cuando, de repente, se nubló, se levantó el viento y la temperatura bajó unos 15 grados. Paramos un momento a ver si pasaban las nubes y, para sorpresa de todos, empezó a nevar. Fue algo bastante surrealista, en un momento pasamos de tener 15 grados y sol a nevar y perder el resto del día”.A pesar de las complicadas condiciones climatológicas de Olancha, la producción siguió adelante según lo previsto y se trasladó al sur, a la base aérea de Edwards, en Rosamond, California.Durante más de 50 años, en la base aérea de Edwards (sede del Centro de pruebas de vuelo del Ejército del Aire) se han producido más hitos importantes de la historia de la aviación que en ningún otro lugar del mundo. Edwards, con una superficie de cerca de 121.600 ha, se encuentra en el desierto de Mojave, junto al mayor lecho seco de un lago de Norteamérica: el lecho seco Rogers. En la actualidad, y de cara al futuro, la actividad de Edwards puede resumirse en el lema del Centro de pruebas de vuelo del Ejército del Aire: “Ad Inexplorata”; “Hacia lo inexplorado”.Dada la fuerte presencia de los militares en el guión, los responsables del filme consideraban vital obtener la aprobación del Departamento de Defensa. El productor Feige explica el proceso: “Cuando consigues la aprobación de Defensa para una película, puedes acceder a muchos vehículos y aviones alucinantes y otros recursos militares. Para obtener la aprobación de Defensa, hay que seguir un proceso por el que entrega el guión al Gobierno, lo leen y realizan una serie de anotaciones. Su principal objetivo es asegurarse de que los personajes asociados con las Fuerzas Armadas, o la película en general, presenten a los militares de forma más o menos favorable. Evidentemente, el conflicto es parte inherente de una historia dramática, pero teníamos la suerte de contar con el personaje de Rhodey, un coronel de alto rango del Ejército del Aire, íntegro y muy heroico”.Como parte de las condiciones para la aprobación de Defensa, se asignó al capitán del Ejército del Aire Christian Hodge a la producción, que sirvió como oficial de enlace del departamento en el filme. “Conseguir la aprobación de Defensa para una película es algo muy importante”, explica. “Cuando recibes el apoyo de los militares, consigues que la película pase a otro nivel superior, ya que te permite filmar en bases militares en activo y rodar en aviones y vehículos de verdad, además de utilizar a miembros reales de las Fuerzas Armadas como elementos de fondo. La producción también consigue un asesor técnico presente en el rodaje, que resulta muy útil para asegurar que el filme sea realista y exacto”.Puesto que el personaje de “Rhodey” es un coronel en activo del Ejército del Aire, una de las tareas más importantes de Hodge era instruir a Howard sobre cómo es ser un oficial de alto rango en el Ejército del Aire de los Estados Unidos. “Marvel Studios y Jon Favreau estaban muy interesados en que les proporcionáramos asistencia y orientación con el personaje de Rhodey”, explica Hodge. “Querían asegurarse de que el diálogo fuera correcto y que su aspecto y comportamiento se ajustaran al papel. Nos llevamos a Terrence a varios viajes de documentación a la base aérea de Edwards y a la de Ellis. Pasó algo de tiempo en un simulador de F-22, realizó instrucción de habilidades de combate y pasó tiempo con oficiales volando en distintos aviones del Ejército del Aire”.Para el actor Howard, prepararse con los hombres y mujeres del Ejército del Aire de los Estados Unidos fue una experiencia sumamente gratificante, que además le proporcionó algún beneficio extra. “Toda esa preparación me ayudó mucho a entender mejor a este personaje, pero mi parte favorita fue la oportunidad de volar”, dice Howard. “Me pasé una semana en los simuladores de vuelo y luego volé con pilotos del Ejército del Aire en unos F-15, F-16 y T-38. No me refiero simplemente a subir allí arriba y quedarme sentado, porque en estos aparatos lo único a lo que te puedes agarrar es la palanca de mando y el piloto que va delante la agita cuando quiere que la cojas. Ibas a 650 km/h en un avión a reacción y la primera vez que cogí los mandos, fue una experiencia que jamás olvidaré”.Mientras Downey, Howard y Paltrow daban vida a sus personajes de cómic sobre un bullicioso telón de fondo de aeronaves de última tecnología, entre los que se incluían un F-22 Raptor, un avión teledirigido Global Hawk y un avión de carga C-17, Favreau reflexionaba acerca de su experiencia en la base aérea Edwards: “La base aérea Edwards es el mejor plató exterior que uno podría desear”, afirma. “Hemos dispuesto de excelentes recursos y todos los ángulos en los que hemos filmado han resultado totalmente auténticos: aviones, desierto, lechos secos, hangares. Han contribuido mucho a la autenticidad de la película”.“Recuerdo estar mirando un encuadre, cuando le dije a uno de los demás productores: ‘Dios mío, en el fondo de nuestro plano puede verse cómo remolcan un F-16’”, agrega Billingsley. “Normalmente, puedes tener un coche o algunos extras que pasan por segundo plano para dar algo de ambiente pero, al contar con la aprobación de Defensa, tenemos un F-16. También contábamos con miembros reales del Ejército de Tierra, el Ejército del Aire y los Marines haciendo de extras, lo que fue estupendo porque hace el filme mucho más verosímil. Christian Hodge resultó muy valioso en ese aspecto, porque siempre se aseguraba de mantenernos en el buen camino y de que lo que hacíamos estaba en concordancia con el funcionamiento normal en la base o en la cabina de un F-22”.
EL TALLER DE TONYTras terminar el trabajo en la base aérea de Edwards, la producción regresó a los platós de Playa Vista, donde el diseñador de producción Riva había diseñado y montado unos sets espectaculares para que el fastuoso mundo de Tony Stark cobrara vida. La primera orden del día para la producción era rodar en el taller de Tony, que también hacía las veces de garaje para su colección de coches exóticos, además de ser el lugar donde crea la armadura de Iron Man y prueba los distintos componentes que intervienen en su diseño.“El taller es donde Tony se recluye”, explica Favreau. “En el filme, insinuamos que todos los inventos y las innovaciones surgidas de la mente de Tony suelen empezar aquí. Sí, claro, tiene su despacho en Industrias Stark, pero el taller es donde hace casi todo su trabajo a las 4:00 de la madrugada”.“Jon fue muy específico acerca del garaje de Tony Stark”, dice Riva. “No quería que resultara demasiado de alta tecnología, lo que suponía una cierta diferencia con la jerga habitual de los cómics. En películas así se tiende a que todo resulte de alta tecnología y generado por ordenador. Pero decidimos desde un principio hacer que fuera el garaje de un tío de verdad, darle un enfoque más de mono grasiento, con fresadoras, plegadoras de metal de los 50, soldadoras, cortadores de plasma… Un aire parecido a un taller de coches trucados. Más adelante, inevitablemente se fue colando en el decorado el material de alta tecnología, algunos de los productores se sentían un poco solos sin sus ‘juguetitos’. En general, todavía conserva ese toque de taller de bólidos caseros.“El propio Ford Roadster clásico de Jon es la pieza central del garaje. Se supone que es el coche en el que trabajaron juntos un joven Tony y su padre, cuando éste estaba vivo. Justo antes de empezar a construirlo me pareció que el espacio tenía una forma demasiado convencional, así que en el último momento añadí un gran eje curvo a la gigantesca pared exterior que da al mar. El efecto que buscaba era conseguir un contraste entre todo ese material cargado de testosterona y dureza, con esa forma curva, suave y elegante”.“El taller siempre me pareció el set más importante”, dice Favreau. “Tony Stark es un loco de los cachivaches y el taller es el sitio donde te das cuenta de que es un tipo al que le gusta trabajar con las manos. Me fascina la gente que puede fabricar y construir coches y me encanta ver reality shows donde construyen coches. Es una manera que tengo de incluir una de mis aficiones en el personaje, además de hacer más creíble que pudiera crear la armadura Modelo I en cautividad. Michael Riva hizo un trabajo excelente con la creación del taller, una mezcla de alta tecnología y tecnología básica que sería el sueño hecho realidad de cualquier constructor de coches”.En el taller del filme puede verse una serie de motos y coches, tanto clásicos como últimos modelos, que incluyen la elección personal de Tony Stark, un Audi A8 de 2008, así como un supercoche Saline, un Shelby Cobra de 1967, un coche eléctrico de Tesla y un Ford Flathead Roadster de 1932 propiedad del director Jon Favreau.“Me gustaba la idea de meter mi Ford del 32 en la película como el coche con el que Tony siempre anda trasteando”, comenta riendo Favreau. “Pero entonces rodamos una escena en la que estaba trabajando en el motor y el equipo tuvo que desmontarlo. Había piezas por todas partes y no podía dejar de pensar: ‘¿Quién me mandaría hacer esto? Es imposible que vuelvan a montarlo todo correctamente’”.En el filme, el taller también es el sitio donde Tony Stark empieza a construir lo que acabará convirtiéndose en el Modelo III de armadura de Iron Man.

“Parte de nuestro enfoque para lograr que ‘Iron Man’ fuera más realista era mostrar los distintos elementos del traje tomando forma”, explica Feige. “Tras construir el Modelo I en cautividad, Tony utiliza la misma tecnología para desarrollar un traje de alta tecnología. El primer paso del proceso es construir unas botas con propulsores que utilizan la tecnología de los repulsores, que le permitan volar. Stan Winston y su equipo construyeron una versión esqueletal de las botas que concordara con lo que podría haber bajo la armadura de Iron Man”.Downey se encontró con las botas puestas cuando el equipo creativo tomó la decisión de filmar al actor volando por el set del taller. “He tenido que trabajar con cables como actor y como director y aunque se usen ordenadores para borrarlos, tienen algo especial que hacen que no me resulte convincente”, dice Favreau. “Dudaba mucho de que pudiéramos trabajar con cables porque, si se notan los puntos de enganche, se destruye la ilusión de la película”.El reto de encontrar una solución alternativa recayó en las capaces manos del coordinador de especialistas Tommy Harper, que trajo el Zero G de la compañía para construir un artefacto de tecnología punta que permitirá al equipo creativo evitar los tradicionales cables. “Ya sabía que a Jon no le gusta que parezca que a un actor lo están levantando con cables”, explica Harper. “Así que se me ocurrió un nuevo sistema que tiene lo que se llama un cable ’infinito’ que pasa por dos poleas en una barra sobre la cabeza de Robert. Luego baja para pasar por otras dos poleas en sus caderas, hasta dos plataformas bajo sus pies. Así que cuando se mueven sus pies, se mueve sobre su cabeza y se puede mover de forma independiente porque en realidad lo están levantando por los pies, no por la cadera, ni por la espalda”.El especialista continúa: “El problema es que es como hacer ejercicios isométricos. Resulta agotador para las piernas y la parte superior del cuerpo, porque es como aguantar tan rígido como puedas durante seis o siete minutos. Es muy difícil, pero Robert se había estado preparando para conseguir el tono muscular necesario. Después de que los encargados de efectos especiales añadan los chorros que le salgan de las manos y los pies, parecerá que lo están propulsando”.“Pasé unas cuantas horas preparándome para la secuencia en el artefacto y la curva de aprendizaje era bastante pronunciada”, admite Downey. “Practico muchas artes marciales, lo que me ayudó bastante a controlar mi cuerpo del modo que se necesitaba para el artilugio. Lo más difícil fue recordar que tienes unos propulsores debajo de los pies y en las palmas de las manos. Así que cada vez que te mueves en cierta dirección, tienes que limitar ese movimiento con las manos y los pies para generar el tipo de propulsión que mantiene a Tony estabilizado mientras vuela”.El productor Feige quedó impresionado por la capacidad del actor en el artefacto con cables. “Downey es un perfecto profesional en todos los aspectos”, dice Feige. “Es un actor asombroso y se molestó en invertir el tiempo necesario para dominar la técnica. Es una escena estupenda porque, al principio, Tony Stark se mueve de un modo que demuestra que necesita poner a prueba su habilidad con sus botas y guantes, lo que resulta muy divertido. Pero entonces, a medida que va dominando la tecnología, empieza a moverse y a volar de manera completamente heroica, y ése es el comienzo de Iron Man”.Tony Stark continúa perfeccionando la tecnología de la armadura, lo que acaba por producir como resultado la sofisticada, avanzada y estilizada armadura roja y dorada Modelo III. La armadura Modelo III que se ha convertido en sinónimo del personaje de Iron Man fue creada, diseñada y construida conjuntamente por Stan Winston Studios, Phil Saunders y Adi Granov.“La armadura Modelo III es un personaje más de la película”, dice Favreau. “Tony Stark adopta una personalidad distinta cuando lleva la armadura y es capaz de hacer cosas que de otro modo ni se le pasarían por la imaginación. La armadura le da la personalidad de un héroe y quería que el Modelo III pareciera que acabara de saltar directamente de las páginas del cómic a la gran pantalla”.El ilustrador Phil Saunders recuerda el proceso inicial de diseño conceptual de la armadura Modelo III de Iron Man: “Jon me envió un boceto que había encargado a Adi Granov, que era una interpretación de la armadura de la historia ’Extremis’ del cómic”, dice Saunders. “El diseño de Adi era realmente increíble, pero ya llevaban bastante tiempo conviviendo con él y querían que la armadura tuviera un diseño más en la línea de los aparatos militares invisibles al radar. Cualquier innovación que se me ocurriera se enviaba a Adi, que realizaba un retoque estético porque tiene una forma muy particular de limarlo todo y lograr que las líneas fluyan con una proporción hermosa que todos en el mundo del cómic admiran de verdad”.Saunders prosigue: “Cuando ya tuvimos un diseño lo bastante bueno, realicé alzados de las tradicionales ilustraciones de tres vistas (cenital, costado y frontal y posterior) de la armadura, que enviamos a Eddie Yang de Stan Winston Studios. Tomó esos diseños y los usó como plantillas para construir un modelo tridimensional. Entonces tanto Adi como yo colaboramos con Eddie para pulir hasta la última superficie y asegurarnos de que las proporciones y los detalles coincidieran con la visión del equipo creativo de la armadura”.“Phil Saunders y Adi Granov hicieron un trabajo fantástico para conseguir las proporciones adecuadas de la armadura Modelo III”, dice el productor ejecutivo D’Esposito. “En la industria del cómic hay lo que se llaman proporciones ’heroicas’: entre ocho y diez cabezas de altura para una figura humana. Eso queda fantástico en un cómic, pero extrañamente raro si se traslada literalmente al mundo del cine. A Jon le preocupaba mucho que la armadura tuviera un aspecto totalmente convincente. Cuando Tony Stark se pone esta armadura, no se convierte simplemente en un hombre con una coraza motorizada, se convierte un personaje icónico, así que era muy importante que la propia armadura tuviera un nivel heroico de personalidad, además de hacernos creer que de verdad hay una persona dentro de ella”.Con el concepto de diseño del Modelo III listo, Shane Mahan, de Stan Winston Studios, inició el proceso de construcción de la armadura. “’Iron Man’ era interesante porque ya existía toda una serie de ideas de diseño, así que nuestro trabajo consistía en hacerlas realidad y que resultaran funcionales”, dice Mahan. “El mayor reto cuando empezamos fue el hecho de que todavía no habían elegido a nadie para interpretar a Tony Stark. Tenían ilustraciones conceptuales de Iron Man que encajaban con un determinado tipo somático de cuerpo. Así que nos pasamos muchas semanas elaborando un modelo tridimensional en el ordenador. También pudimos tomar esos modelos infográficos y dotarlos de movilidad para hacer estudios de movimiento antes siquiera de tener piezas físicas. Eso nos permitió ver qué piezas de la armadura iban a resultar problemáticas para poder realizar los ajustes necesarios”.El diseñador conceptual Saunders quedó impresionado con la técnica de Stan Winston Studios para elaborar las piezas físicas de la armadura. “Lo verdaderamente emocionante de trabajar en proyectos como éste es ver cómo cobra vida”, opina Saunders. “El proceso que siguió Stan Winston Studios a partir del modelo tridimensional funcionó sumamente bien. Utilizaron un sistema llamado ’modelado poligonal’, en el que se empieza con una superficie con muchas facetas que se va suavizando siguiendo un proceso hasta obtener una superficie mucho más precisa. Lograron crear superficies absolutamente fantásticas, así que cuando empezaron a tallar las piezas, todas las superficies quedaban absolutamente perfectas”.Mahan resume los pasos y los materiales empleados para crear la armadura Modelo III: “El proceso de diseño en pocas palabras empieza con el dibujo conceptual, que se convierte en un modelo infográfico que sea matemáticamente preciso a escala, luego se crea una réplica a tamaño real que sirve de prototipo, después esas piezas se perfeccionan, se pasan por el taller y se moldean, y por último se crean los moldes que se utilizan para la construcción de la armadura”.Mahan prosigue: “En el proceso de creación de las armaduras utilizamos gran cantidad de materiales, como resinas epoxídidas ligeras, uretanos y gran cantidad de superficies cromadas con subestructuras de metal, ya que hay que hacer estas armaduras lo bastante resistentes como para aguantar cuatro meses de rodaje, pero lo bastante ligeras como para que una persona se pueda mover con ellas puestas”.Para Mahan y su equipo de Stan Winston Studies, el siguiente desafío consistía en asegurarse de que Robert Downey Jr. y los diferentes especialistas pudieran ponerse la armadura que estaban construyendo y moverse con ella.“Meter a Robert en la armadura Modelo III era la culminación de un proceso de muchos pasos, porque teníamos que coger un diseño que no era humano en parte de sus proporciones y encajar en él a actores y especialistas”, comenta Mahan. “Nos vimos obligados a practicar ingeniería inversa con la armadura, ya que no teníamos un molde del cuerpo de Robert sobre el que construirla, articulación a articulación, medida a medida. El diseño y el modelo digital de la armadura están completos al 95% antes siquiera de que reclutaran a Robert. Llegamos a crear las estructuras por ordenador para que fueran matemáticamente perfectas y construimos esas piezas en un proceso de prototipo rápido. Luego hicimos las piezas y las ajustamos a él hasta lograr que funcionaran e incluso se movieran. Estoy muy contento con el resultado porque las armaduras resultan muy atléticas”.La armadura Modelo III terminada fue la culminación de un auténtico esfuerzo de colaboración de muchos diseñadores, técnicos, artesanos y creativos de talento. “La armadura Modelo III es un prototipo tridimensional a tamaño real de algo que hasta ahora solo había podido verse en las páginas del cómic”, dice el productor ejecutivo D’Esposito. “El personaje del cómic ha cobrado vida, lo que hay que agradecer a Marvel, Jon Favreau, Stan Winston Studios y todas las personas de tanto talento del equipo de producción, que han ayudado a concebir, diseñar y construir esta icónica armadura de Iron Man”.“Por lo general, a Shane Mahan le gusta crear en privado, así que cuando por fin nos enseñaron la armadura terminada, resultó una experiencia mágica”, dice Billingsley. “Cuando puedes verla y tocarla por primera vez, sientes una combinación de emoción y temor, porque es muy real y esperas que toda la documentación fuera correcta y que las texturas, las proporciones y los colores estuvieran acertados”.Cualquier posible temor se disipó rápidamente en cuanto Robert Downey Jr. se embutió en la armadura Modelo III por primera vez en el set. “Ver a Robert con la armadura por primera vez fue como ver a un niño en una tienda de chucherías”, dice Feige. “Estaba increíble y tenía el entusiasmo de un niño pequeño. Entonces, se puso en pie de repente y se podía ver al héroe tomando cuerpo en su interior”.“La primera media hora con la armadura de Iron Man es como llevar el disfraz de Halloween más alucinante del mundo”, comenta sonriendo Downey. “Te estás poniendo la armadura, te ves de repente en el espejo y piensas: ‘Sí, señor, la abuela se sentiría orgullosa’”.El proceso de ponerle la armadura completa a Downey llevaría aproximadamente entre 30 y 40 minutos a Mahan y sus dos ayudantes. Al avanzar el rodaje, Mahan y su equipo modificaron la armadura y también crearon una réplica de goma para liberar a Downey de las restricciones físicas de la armadura completa, más engorrosa.“Lo estupendo de la réplica de goma de la armadura era que estaba hecha para que te pudieras mover, pero tenía el mismo aspecto que cuando está generada por ordenador y realizando movimientos más acrobáticos”, dice el coordinador de especialistas Harper. “Lo difícil eran los primeros planos, necesitábamos una armadura que quedara bien en cámara. El traje de héroe que usábamos para esas tomas era muy pesado y no ofrecía mucha movilidad, lo que hacía que resultara una tortura llevarlo mucho tiempo, así que tuvimos que hacer turnos en la armadura con varios intérpretes, uno de los cuales era Robert”.“Cuando nos metimos de lleno en el rodaje, me di cuenta de que podía llevar la armadura completa todo el tiempo, pero no siempre podía llevarla y resultar a la vez efectivo como actor”, explica Downey. “Hay un límite a la carga que tienes en las pilas cada día, así que solía llevar una versión a medio camino de la armadura, o uno de los especialistas tomaría el relevo cuando no fuera fundamental que llevara yo la armadura completa”.“Desde mi punto de vista, Robert resultó fundamental para la actuación de la armadura, ya que nos daba instrucciones a mí o a cualquier otro miembro del equipo de la armadura sobre lo que necesitaba para mejorar su interpretación”, explica Mahan. “Le quitábamos encantados los bíceps o la parte inferior de las piernas para que tuviera más libertad de movimiento porque, al final, lo que cuenta es la interpretación así que, si tenemos que hacer algo para que el actor se sienta más cómodo, pues lo hacemos”.Tanto cuando interpretaba a Tony Stark como a su alter ego, Iron Man, Downey estaba dispuesto a encargarse personalmente del mayor número posible de sus escenas arriesgadas, lo que también impresionó a Harper. “Robert quería hacer cada vez más de sus escenas arriesgadas y yo me veía obligado a ponerle freno”, comenta riendo Harper. “Había ido dando sus primeros pasos de preparación para una de las escenas en las que había que tirar de él con más fuerza y una noche tiramos con tanta fuerza de él que salió disparado patas arriba. Dio con bastante fuerza contra la colchoneta, se levantó y se puso: ‘tirad tan fuerte como queráis’. Mi trabajo fue un toma y daca constante de ‘esto lo puedes hacer, pero esto no’, y desde el primer momento se comportó como un perfecto caballero con mucha clase”.Cuando Downey no actuaba con la armadura Modelo III completa, que era más pesada y limitaba su movilidad, llevaba distintas partes de la mismo, lo que le permitía tener más libertad en las secuencias de acción. Entonces pasaba a ser responsabilidad del supervisor de efectos especiales John Nelson trabajar en colaboración con Industrial Light & Magic (ILM), la principal compañía de efectos especiales del filme, y con Stan Winston Studios, para combinar la armadura física que llevaban Downey y el equipo de especialistas con la generada por ordenador.“A Jon Favreau le gusta que los efectos especiales pasen desapercibidos y sirvan de apoyo de la historia”, dice John Nelson. “Hablamos mucho de recalcar lo que la armadura podía hacer y no solo de idear escenas para hacer alarde de efectos especiales. Jon tenía un letrero sobre su despacho en el que decía ‘verosimilitud’, que fue nuestra directriz a la hora de idear nuestro enfoque de la película desde el punto de vista de efectos especiales”.“Me gusta encontrar un punto medio entre efectos digitales y efectos prácticos, para que el público se olvide de dónde empiezan unos y terminan otros”, dice Favreau. “A veces eso supone pasar de una toma de Iron Man con la armadura de verdad a una imagen totalmente generada por ordenador (CGI). Eso obliga a la gente que construye la armadura de verdad a hacer que tenga la movilidad suficiente para que creas que podría estar hecha por ordenador y mantiene a los encargados de la infografía con los pies en la tierra porque tienen algo físico con lo que hacerse una idea”.Para Shane Mahan y su equipo de diseño de la armadura, eso exigía crear una armadura que pudiera llevarse por partes sobre el mono de efectos especiales que llevaba Downey.“Nuestro mayor reto era encontrar maneras de combinar tomas entremezcladas de efectos prácticos e infográficos”, dice Mahan. “Sería una completa locura por mi parte pensar que podría hacer todas las tomas con efectos prácticos de la armadura, así que creamos una combinación para Robert consistente en las partes del peto, el casco y los brazos, bajo las que se encontraba un mono de cuerpo entero con marcadores de seguimiento para captura de movimientos. Es una forma estupenda de mezclar la parte práctica con los efectos infográficos, que permitía a ILM tapar los huecos entre las piezas físicas”.El supervisor de efectos especiales Nelson reclutó los servicios del peso pesado de la industria ILM para que se encargara de la mayoría de las tomas de efectos especiales. ILM lleva ofreciendo desde 1975 servicios de postproducción de efectos especiales a la industria del entretenimiento. Películas, anuncios, tráileres, vídeos musicales y proyectos en escenarios especiales han utilizado todos la maestría sin igual de ILM en técnicas como la creación de maquetas, pinturas matte, imágenes generadas por ordenador, animación digital y procesos diversos relacionados, necesarios para la producción de efectos especiales. Ha desarrollado un software revolucionario necesario para la producción de imágenes digitales y lo ha compartido con la industria en general, y ha sido adoptado por otras compañías y fabricantes de software. ILM ha estado asociada con 14 películas que han recibido el Oscar® a los mejores efectos especiales y ha recibido 17 premios por logros técnicos por la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas.“En mis anteriores trabajos, había procurado evitar el uso de infografía siempre que me fuera posible, porque me parece que a veces distrae al espectador de la realidad del filme”, dice Favreau. “Pero, con una película como ’Iron Man’, resulta inevitable recurrir a los efectos digitales”.Favreau prosigue: “ILM ha resurgido como la compañía digital de bandera en lo referente a efectos infográficos. Su pionero trabajo en las películas de ‘Piratas del Caribe’, así como la tecnología que desarrollaron para ‘Transformers’, les permitía tener plena confianza en que los efectos digitales se integrarían a la perfección con nuestros efectos prácticos. Iron Man es la estrella de nuestra película y necesitábamos una compañía de efectos con animadores muy buenos, capaces de dar vida al personaje de modo que no distrajera al espectador de la historia”.Además de ILM, Nelson también trajo a bordo a las compañías de efectos especiales The Orphanage y The Embassy. “Nos esforzamos por conseguir a la gente adecuada para cada secuencia y subir un poco el listón”, explica Nelson. “La tecnología se está abriendo mucho ahora mismo, lo que ha permitido que ‘Iron Man’ se hiciera como Jon Favreau quería. En las producciones de efectos especiales a gran escala, es difícil ofrecer un gran espectáculo que resulte creíble. Nuestro objetivo era rodar todo lo posible con efectos prácticos e incorporar extensiones infográficas con múltiples capas de distintos elementos. Nos pareció que cuando más combináramos las técnicas, mejor resultado daría. Intentamos dar lo máximo para que el público pueda verla y diga: ‘Vaya, cómo mola esa armadura’”.“John Nelson recibió un Oscar® por ‘Gladiator’ y realizó una labor excelente trabajando dentro de los límites y parámetros que le fijé”, comenta Favreau. “No quería ningún efecto que pareciera imposible de conseguir con una cámara de verdad. Cuando Iron Man vuela quería que pareciera que está sujeto a las mismas leyes de la gravedad y de la aerodinámica que un avión de verdad. Nos documentamos con una ingente cantidad de material de referencia y tratamos de conseguir el mayor realismo posible. Esperemos que eso aporte un aspecto genial a la película”.Otro personaje creado gracias al esfuerzo combinado de Stan Winston Studios, John Nelson e ILM fue Iron Monger, enemigo clásico de Iron Man y su némesis en el filme, conocido para los lectores del comic en España como el Quincallero.“La historia de Marvel incluye no solamente grandes héroes, sino también formidables villanos”, explica el productor ejecutivo Billingsley. “En las películas de Marvel, los villanos tienen virtudes, de modo que tras cada gran villano puede haber algo que podrías comprender, con lo que podrías estar de acuerdo, pero los medios que eligen para lograr sus metas son malvados, por lo que hay que detenerlos”.“Se precisan dos elementos para crear a un gran villano”, dice el productor Avi Arad. “En primer lugar, tiene que haber algún tipo de conexión entre el villano y el héroe. En segundo lugar, un gran villano tiene que ser implacable y no detenerse ante nada para vencer. A lo largo de los años ha habido grandes villanos en el cómic de Iron Man, pero nos decidimos por Iron Monger porque tiene una conexión con Tony y es tan implacable como el que más”.Stan Winston Studios construyó la enorme armadura real, que incluía una escotilla central tipo concha. “La armadura de Iron Monger mide 3 metros de altura y pesa unos 400 kilos, aproximadamente”, explica Shane Mahan. “La creamos y construimos a lo largo del rodaje y la utilizamos para ayudar al personaje a salvar la distancia entre el mundo digital de ILM y John Nelson. También se construyó un cardán, que nos permitió empujarla y simular las acciones del gran torso al caminar”.Mahan prosigue: “Se necesitan hasta cinco operarios para mover a Iron Monger cuando usa ambos brazos. También hemos llegado a lograr en un par de ocasiones ponerle los dos brazos y manejarlo manualmente como un títere para conseguir ciertas tomas. Iron Monger no se concibió como un personaje hidráulico, así que para hacer que funcione se necesita básicamente músculo humano, un cardán y nuestros especialistas”.“Me encanta que la armadura de Iron Monger recuerde a la armadura Modelo I de Iron Man”, dice Favreau. “Es como una máquina y a la vez un personaje vivo. Resultó muy útil verlo construido de verdad. Puede percibir lo grande que era cuando lo tuve delante. Era un diseño magnífico que servía de excelente punto de partida para los animadores de ILM”.Para la actriz Paltrow, la imponente armadura de Iron Monger resultaba impresionante. “Me costaba creer lo grande que resultaba Iron Monger cuando me encontraba junto a él”, comenta riendo Paltrow. “Creo que todo el tema de los efectos es asombroso, es como un arte a la par que una ciencia”.Con dos unidades completas trabajando simultáneamente para crear la historia de “Iron Man”, el director Favreau medita sobre los desafíos que tuvo que afrontar para llevar a la gran pantalla una nueva franquicia del mundo del cómic. “Lo más complicado ha sido tenerlo todo claro y en orden mentalmente”, admite Favreau. “Estamos hablando de una película donde tienes una primera unidad con actores, así como una segunda unidad, una unidad de efectos, una unidad independiente y una unidad aérea, todas ellas ocupadas en sus propias tareas. Yo me convertí en el director de esta gran orquesta. Al dirigir un filme de este tipo, es fundamental mantener a todo el mundo marchando en la misma dirección y al mismo tiempo para ofrecer una única visión”.Para Downey, el carácter imperturbable Favreau ante la adversidad fue realmente impresionante. “Jon lo ha dado todo en esta película y es la fuerza motriz de ‘Iron Man’”, según Downey. “Como poco la mitad de la personalidad de Iron Man es cosa suya. Se implicó de lleno en todos los aspectos de la producción. No pretendo decir que sea un gigantón tranquilo porque es un tipo imponente, pero es la persona más serena que he visto jamás en un puesto con una cantidad de estrés inimaginable. Es tan gentil y tan maduro”.Paltrow está de acuerdo: “Jon es verdaderamente un director de actores y ha aportado una auténtica sensación de veracidad y humanidad a la historia. Todas mis escenas son entre personas y Jon es un gran fan de los actores, así que siempre nos está alentando y tiene un humor estupendo mientras rodamos. Sabe aceptar con mucha calma todo lo que se le venga encima y siento un gran respeto por él como director y, lo que es más importante, como ser humano”.Para Billingsley, la virtud de Favreau como director estriba en saber crear un entorno de trabajo durante el rodaje verdaderamente abierto a la colaboración. “El equipo y los técnicos con que contamos en esta película tienen mucha experiencia y han llevado a la gran pantalla muchas películas galardonadas. El error que se puede cometer a veces es coartar a tu equipo y no darle la libertad suficiente para que hagan uso de su propia creatividad. Jon siempre está abierto a una idea del grupo que ha reunido y nuestra política general es que gane la mejor idea. Además, también tiene talento como actor, por lo que entiende perfectamente a los actores y sabe cómo dirigirlos. Cuando una escena marcha bien, Jon lo compara con un pitcher que está dejando a cero al equipo contrario, no se habla ni se juego con él. Dejas que el actor siga creando la escena y, si acaso, los orientas mínimamente. En última instancia, Jon es el barómetro de la película que permite a estas personas hacer lo que mejor saben hacer”.Al terminar la producción, el espléndido reparto meditó sobre sus experiencias durante la creación de esta aventura de acción. “Me lo he pasado estupendamente hacienda esta película y creo que los espectadores van a disfrutar mucho con ella”, dice Jeff Bridges. “Cuenta con acción emocionante, temas que dan que pensar y animará al público después de verla a comentar interesantes cuestiones filosóficas”.“Creo que esta película es increíblemente amena y no me cabe duda de que entusiasmará al público con toda su acción y emoción”, agrega Paltrow. “Por si fuera poco, las escenas están realmente bien escritas y suceden muchas cosas. O sea, ya solo el hecho de ver a Robert Downey Jr. como Iron Man me resulta tan emocionante que no me lo perdería”.“Estoy totalmente loco por esta película y me siento muy orgulloso de todos los que han formado parte de esta experiencia”, dice Downey. “La película lo tiene todo: una gran historia, una gran reparto y seguramente uno de los mejores equipos con el que he trabajado jamás”.El rodaje de “Iron Man” concluyó en el Caesar’s Palace de Las Vegas, Nevada. Para el equipo creativo, el equipo artístico y el equipo técnico, la experiencia los ha dejado con la sensación de haber compartido una magnífica experiencia creativa. “Hemos reunido a un estupendo equipo técnico, buena parte del cual ya tenía experiencia previa en otras producciones de Marvel”, ha dicho Feige, el productor. “También hemos reunido a un reparto rebosante de talento y, cuando ves el logotipo de Marvel proyectado en la gran pantalla, sabes que vas a pasar un rato lleno de diversión. ’Iron Man’ es una aventura repleta de acción y emoción, una típica producción veraniega, en la que el público tendrá ocasión de asistir al nacimiento de un superhéroe y de la franquicia más reciente de Marvel”.“Creo sinceramente que ésta ha sido una de esas raras ocasiones en las que la combinación de las aportaciones individuales de cada uno ha elevado el resultado hasta el punto de superar con creces todas mis expectativas”, concluye Favreau. “Hay que mantener un equilibrio muy delicado para lograr infundir una visión llena de frescura a la película sin dejar de mantenerse fiel al género. Considero que hemos hecho una buena película que gustará tanto al público en general como a los lectores de cómics que crecieron con el personaje”

Fuente: Aullidos, El Latino, Nación, Noticias Pyme, Noticias Dot

Visitarán México el director Jon Favreau y el actor Robert Downey Jr.

Posted in General with tags , , , on Abril 12, 2008 by Biblioteca Plaça Europa

El director Jon Favreau y el actor Robert Downey Jr., ganador de un Globo de Oro, promocionarán el filme “Iron man”. De acuerdo con los organizadores, Favreau y Downey Jr. compartirán sus experiencias de esta nueva película de acción y aventura el próximo miércoles, antes del estreno comercial.Basaba en el comic de MARVEL, narra la historia del industrial multimillonario y genio inventor “Tony Stark”, (Downer Jr.), quien además dará vida al personaje de traje rojo, creado por Stan Lee, Jack Kirby, Larry Lieber y Don Heck.En “Iron man” participan además los actores Terrence Howard, Gwyneth Paltrow, Jeff Bridges y Lesli Bibb, netre otros.Downey Jr. Ganó el Globo de Oro en la categoría de Mejor Actor de Reparto en Series Cómicas por su participación en la serie de televisión “Ally McBeal”, en la que interpretó a un abogado.La película narra las aventuras de “Tony Stark” como consejero delegado de las industrias que llevan su apellido, el mayor contratista de armamento del gobierno, quien se ha hecho célebre por proteger los intereses norteamericanos en el mundo.El estilo de vida despreocupado de Tony cambia de manera radical cuando sufre un ataque, y se convierte en prisionero de un grupo de insurgentes.”Iron man” está basado en el exitoso comic que da nombre a la pelicula, cuyo personaje principal apareció por primera vez en 1962 en el comic americano “Tales of suspense”.

Fuente: Crónica