Arxivar per Julio Verne

Los viajes de Verne

Posted in General with tags , on Juliol 25, 2008 by Biblioteca Plaça Europa

Julio Verne estuvo desde el mismísimo comienzo asociado al cine y a su evolución técnica: Georges Méliès lo adaptó varias veces, incluso para burlarse de los científicos de su época; Walt Disney lo eligió para ir más allá del dibujo animado; el excéntrico Michael Todd lo usó para presentar su espectacular sistema TODD AO; y ahora Hollywood lo adapta para lanzar lo que aspira a ser el futuro del cine: el 3D. Aunque la versión local de Viaje al centro de la Tierra finalmente llega apenas en las dos dimensiones habituales, bien vale una recorrida por la prolífica relación del cine con Verne.

1902. El viaje a la luna de Georges Méliès demuestra que el cine puede plasmar en imágenes cualquier cosa, incluyendo un libro tan ferozmente imaginativo como el de Julio Verne.

1955. Walt Disney necesita diversificar la producción de su estudio con un éxito que no dependa de los dibujos animados: lo logra con su impactante adaptación de 20 mil leguas de viaje submarino de Julio Verne dirigida por Richard Fleischer.

1956. Todo Hollywood busca cómo superar en nuevos formatos y tecnologías el imbatible CinemaScope de la Fox. El excéntrico productor indie Michael Todd le entrega a la Warner el non plus ultra del entretenimiento familiar: La vuelta al mundo en 80 días, filmada con el sistema ultrawidescreen Todd AO y exhibida en 70 mm, tenía un cast con medio centenar de figuras de la talla de Marlene Dietrich o Frank Sinatra en apariciones especiales, y un guión que adaptaba cuidadosamente la novela de Julio Verne.

2008. Un nuevo sistema de cine 3D Digital promete revolucionar la industria del cine. Luego de lograr que casi mil salas estadounidenses adapten su sistema de proyección para cobrar entradas unos 4 dólares más caras, el flamante film estereoscópico se convierte en el mayor lanzamiento 3D de la historia del cine. Se trata de la enésima remake de Viaje al centro de la Tierra.
Con un presupuesto más o menos modesto de alrededor de unos 45 millones de dólares, la película con Brendan Fraser irrumpió en la taquilla norteamericana con toda la furia propia de una tocatta y fuga de Bach interpretada en órgano submarino por James Mason en el Nautilus. Más de 20 millones de dólares en un solo fin de semana hacen que este nuevo film inspirado en el segundo libro de un escritor decimonónico como Verne parezca más redituable, al igual que la nueva versión de un superhéroe surgido de un comic de fines de la década de 1930 como el Batman de Bob Kane.

El hecho de que en los cines argentinos la octava maravilla de 3D digital del nuevo Viaje al Centro de la Tierra no haya podido ser implementado –¡oops!– no debería inhibirnos para emprender un viaje por el tan bien explotado, y por otro lado tan subestimado cine inspirado en el Padre de la literatura de ciencia ficción, Julio Verne, todo un Capitán Nemo del cine de aventuras fantásticas apuntado a un gran público masivo pero pensante.

Sin poder aportar alguna otra tesis salvo la permanente y sorprendente eficacia de la novedad de lo antiguo, la siguiente vuelta al cine sobre Verne en menos de 80 películas no puede hacerle auténtica justicia a una filmografía tan extensa y variada y generosa en títulos tan interesantes como difíciles de conseguir, incluyendo films de Europa oriental sobre novelas tan raras como El Castillo de los Cárpatos.

Pero volviendo a 1902, hay que recordar que el cine de ficción tal como lo conocemos existe en buena parte gracias a dos franceses, Méliès y Verne. Más uno que el otro, en verdad, ya que el no literato experto en espectáculos de feria utilizó la novela de su compatriota como medio para burlarse del establishment científico de su era, además de potenciar al máximo, con efectos ópticos elementales y decorados minimalistas, las posibilidades de la imagen en movimiento a la hora de crear delirios inconcebibles desde cualquier otro medio artístico previo.

Méliès obtuvo más gloria con otras adaptaciones de Verne, incluyendo su versión para cine de la obra de teatro Voyage à travers l’impossible de 1904 y su gélida La Conquête du pôle, de 1912, basada en la novela Voyages et aventures du Captaine Aterras.
Como homenaje a aquellos viajes primitivos de Méliès, podemos señalar el videoclip de los Smashing Pumpkins “Tonight Tonight”.

Hoy nos resulta casi imposible concebir la importancia que tuvo la obra de Verne a lo largo y ancho del planeta durante la primera mitad del siglo XX, lapso en el que Un capitán de 15 años, Los hijos del capitán Grant y sobre todo el sufrido correo del zar Miguel Strogoff se clonaron en todas las cinematografías (incluyendo el cine soviético y el mexicano).
El personaje más celebre de Verne, el Capitán Nemo, apareció por primera vez en 1907. La remake de 1916 fue un film aparentemente impactante por su fotografía submarina. Nemo, el melancólico capitán del Nautilus, anárquico y apátrida, dispuesto a salvar el mundo destruyéndolo, es la quintaesencia del antihéroe verniano: llama la atención que en plena Guerra Fría, Walt Disney lo haya elegido como tema para su primera superproducción no animada: es decir, una apuesta de alto riesgo para el estudio de Mickey y Blancanieves. El director Richard Fleischer logró que la película estuviera a la altura de la fuente literaria, y que tanto su Capitán Nemo James Mason como sus prisioneros Kirk Douglas y Peter Lorre parecieran sufrir en carne propia cada pormenor del relato, incluyendo el combate con uno de los monstruos marinos más contundentes jamás filmados.

Como correspondía a una superproducción de aquella era de cine versus TV, 20.000 Leguas de Viaje Submarino de los estudios Disney estaba filmada en el formato de pantalla ancha de la Fox, el CinemaScope. Pero gracias al millonario excéntrico Michael Todd, la Warner tuvo un film de aventuras de dimensiones más épicas, e incluso anchas, que Disney. Todd (primer marido de Liz Taylor, desaparecido aún joven en un accidente aéreo) venía desarrollando formatos tecnológicos extravagantes que en algunos casos llegaban a incluir olor (el fallido Smell-O-Vision). Pero como productor indie casi nada le falló en La vuelta al mundo en 80 días (Around the World in 80 Days), obra propia que tiene como director acreditado a Michael Anderson (luego de la renuncia de John Farrow), tal vez la máxima adaptación de Julio Verne, filmada en su impactante sistema Todd AO (que corría a 30 cuadros por segundo, luego impreso en positivo de 70 mm provistas de múltiples bandas de sonido estéreo envolvente).

David Niven era el caballero flemático dispuesto a apostarlo todo con tal de demostrar a sus rivales reaccionarios que el mundo había evolucionado y era un mejor lugar donde vivir, obviamente dando vueltas sin pausa asistido por Cantinflas. De nuevo, hoy se puede subestimar esta pieza épica de entretenimiento familiar pensante, conocida por varias generaciones sólo como repetido título de matinés televisivas al estilo del Cine de Súper Acción de los sábados, sin que eso pueda compararse a su impacto al exhibirse en pantalla grande.

Este dato debería servir de muestra: la palabra cameo se hizo conocida a partir de este film y el casi medio centenar de figuras de primera línea dispuestas a aparecer en papeles de reparto o actuaciones amistosas. El mismísimo Orson Welles reconoció estar deprimido por no haber sido convocado por Todd para ninguna de estas apariciones, lo que se podría adjudicar a haber protagonizado una versión teatral previa de la novela de Verne también producida por el mismo magnate, nada proclive a egos mayores al suyo.

De casi todos los relatos imaginados por Verne, el más extraño sigue siendo su Viaje al centro de la Tierra. Su segunda novela, una angustiante metáfora de una era de exploraciones obsesivas, ya había sido filmada en 1910 por el pionero catalán Segundo de Chomon en una película perdida como tanto film del período mudo. No debe haber tenido mucho en común con la visión de Henry Levin para la Fox en su Journey to the center of the Earth de 1959, que permitía iluminar el abismo más profundo, llenando sus imágenes en CinemaScope de un ingenuo colorido tan atractivo como heterogéneo, igual que el cast que juntaba a James Mason con el astro teenager Pat Boone. La banda sonora del hitchcockiano Bernard Herrmann era un elemento esencial para la eficacia del conjunto, lo que volvió a suceder en una película con mucho mejores efectos especiales: La isla misteriosa de Cy Endfield es legendaria por sus secuencias fantásticas animadas cuadro a cuadro con el inconfundible estilo de Ray Harryhausen. Herbert Lom interpretaba a un convincente Capitan Nemo que de todos modos no podía competir con su colega volador interpretado por Vincent Price en la notable Amo del Mundo (Master of the World, 1961) que dirigió William Witney para la empresa de films de bajo costo American International Pictures. Un guionista de lujo como Richard Matheson podía recordar el espíritu anárquico de ese antihéroe verniano combatido por un precoz Charles Bronson.
Una lista interminable incluiría films de vanguardia como la producción checa El Fabuloso Mundo de Julio Verne (Vynález zkázy de Karel Zeman, 1958) o intentos de cine europeo con proyección internacional como Las aventuras de un chino en China con Belmondo dirigido por Phillipe de Broca… Además de múltiples variaciones impersonales de telefilms o miniseries de los mismos clásicos de siempre con pocos detalles de interés.

Justamente esto es lo que vuelve sorprendente la necesidad de unir este nuevo 3D digital a un libro de Julio Verne aunque sea en el título. El éxito de taquilla de la estrategia aunque sea sirve para insinuar la vigencia del responsable de tanto viaje demodé…

Autor: Alfredo García
Fuente: Página/12

Anuncis

La magia del cine tributa la creatividad de Julio Verne

Posted in General with tags , , , , on Juliol 18, 2008 by Biblioteca Plaça Europa

Libros como “Viaje al centro de la Tierra” son empresas más que complicadas para llevar al cine. A veces por la historia, otras por las imágenes, cuesta lograr la sinergia ideal para dar con un producto aceitado. Es el caso del film, del mismo nombre del clásico de Julio Verne, que tiene maravillosas imágenes aunque el guión es algo flaco. De todas maneras, la historia protagonizada por Brendan Fraser es de esa clase de películas que hay que ver en cine, no queda otra. De dejarla pasar, sepa el espectador que no tendrá sentido verla en casa , porque el gran atractivo es la imagen de una trama rodada en tiempo real y en 3-D. Claro que en nuestro país no hay tecnología para exhibirla en estas condiciones, salvo en la sofisticada sala Imax. Seguramente mucho modificaría el resultado final -para bien- si el espectador pudiera disfrutar en esa dimensión escenas como la del tren (tipo montaña rusa) o ésa en las profundidades marinas, con peces que abren sus inmensas fauces. No obstante, seducen las imágenes y se logra lo pretendido por el director Eric Brevig: Mi objetivo con esta película fue capturar el espíritu de aventura y de creencia de que todo es posible . La trama tiene a Fraser -un actor que no termina de consolidarse, que tiene muchos altibajos-, un científico audaz con las agallas de Indiana Jones, que viaja a Islandia detrás de una investigación que involucra misteriosas actividades volcánicas, las mismas que provocaron la inesperada desaparición de su hermano años atrás. En dicho mágico y adrenalínico viaje, el científico está acompañado por el hijo de su malogrado hermano y una guía de montaña, quienes, sin quererlo, llevarán a cabo las vivencias que Verne imaginó en su obra, escrita en 1864.

Autor: Javier Fripo
Fuente: La Razón

Abren con Viaje al centro de la Tierra complejo cinematográfico

Posted in General with tags , , , , on Juliol 17, 2008 by Biblioteca Plaça Europa

Con la proyección del filme “Viaje al centro de la Tierra”, con Brendan Fraser, se inauguró un complejo cinematográfico en la Ciudad de México, en el que se abrió la posibilidad de disfrutar de espectáculos como la ópera y el estreno de series televisivas, en macro pantallas y en tercera dimensión. Se dio inicio una nueva propuesta tecnológica en la capital del país, que marcará una tendencia en la industria del entretenimiento. En entrevista con Notimex, Alejandro Ramírez, director general de la cadena exhibidora, señaló que con la apertura de este espacio, con siete salas VIP, que reúne un total de mil 706 butacas, la empresa logra un total de mil 788 salas en el país, en más de 200 complejos. “Este cine tiene varias novedades, además de ofrecer las proyecciones en tercera dimensión, tendrá las butacas numeradas y se exhibirá durante 10 días únicamente y en exclusiva, la película `Viaje al centro de la Tierra’, en tercera dimensión”. Agregó que durante agosto se proyectará el concierto de U2 en tercera dimensión a través de una tecnología novedosa, muy diferente a la que surgió hace 20 años, en la que ofrecían unos lentes de dos colores diferentes, que provocaban dolor de cabeza. Subrayó el ejecutivo que a partir del viernes próximo se añadirá una sala digital en los siguientes complejos: Perisur, Universidad y Ciudad Satélite, así como en las ciudades de Guadalajara, Monterrey y Cuernavaca, por lo pronto. “Le estamos apostando a que el cine digital es el futuro. Se trata de una de las primeras grandes transiciones tecnológicas, después de que el cine fuera inventado hace más de 100 años por los hermanos Lumiére”. Informó que después de la creación del sonido en los años 30 y el color en los 40, ahora con la digitalización de los acervos cinematográficos el público va a poder disfrutar del cine con clásicos como “El padrino” y otros filmes que se han quedado en la memoria del espectador. Alejandro Ramírez señaló que con esto se reduce el problema del costo de las copias en el celuloide: “Aquí en este complejo comenzamos a vivir otra era tecnológica”. Para el director de Cinépolis, con la digitalización tendrán cabida no sólo los espectáculos cinematográficos en tercera dimensión, sino los eventos deportivos como el Súper Tazón, el estreno de series de televisión, la ópera en todo su esplendor y conciertos. Añadió que en fecha reciente ellos tuvieron una exitosa respuesta con la transmisión de la Eurocopa, y que esperan negociar los derechos para el Mundial de Futbol de 2010.

Fuente: Informador

Con suspenso, humor y acción trepidante

Posted in General with tags , , , on Juliol 17, 2008 by Biblioteca Plaça Europa

Nueva adaptación del clásico de Julio Verne, “Viaje al centro de la Tierra” es un cabal entretenimiento familiar

Está bien: es probable que si Julio Verne está enterrado en algún lugar y se entera de esta adaptación sus gritos se escuchen hasta allí, en el centro de la Tierra. Pero Viaje al centro de la Tierra mantiene ese aliento de aventura, ese espíritu épico que más que colarse, era algo así como el leit motiv que nos llevaba a leer con avidez sus relatos una y otra vez.Brendan Fraser es aquí Trevor Anderson, una suerte de Indiana Jones, un profesor universitario pero con menos arrastre que el arqueólogo entre sus alumnos, un hombre que trata de mantener en pie un laboratorio siguiendo los pasos de su hermano, quien, sí, desapareció hace unos años en búsqueda del centro de la Tierra. La partida de su hermano dejó a un niñito (sobrino de Trevor) semihuérfano, ya que su madre trata de guiarlo hasta donde puede. Trevor es un tarambana, se olvida que su cuñada le dejará a Sean a su cuidado por unos días y ante las evidencias de que algo raro está ocurriendo con la actividad volcánica y en la lejana Islandia puede estar la entrada a ese mundo perdido.Y sí, creer o reventar: en una vieja copia de Viaje al centro de la Tierra que tenía su extinto hermanito, hay suficientes datos coincidentes con la nueva actividad de los volcanes. ¿Y si…?Así que Trevor junta los frascos con monedas que viene guardando desde hace años, y parte con el niño hacia la aventura.Allí, en tierras lejanas, una bella guía le servirá de ídem, y los tres juntos pasarán por todo tipo de vicisitudes, hasta llegar -no vamos a sorprender a nadie- al centro de la cuestión… Pensada para ver en 3D -en la Argentina no hay, todavía, proyectores que puedan exhibir la película con ese sistema, excepto el IMAX-, a veces resulta un poquito frustrante que ciertos peces salten con la boca abierta hacia la cámara, o que el trío protagónico corra en unos carritos a toda velocidad dentro de una mina (igualito a Indiana Jones y el templo de la perdición), o que un dinosaurio ataque a Trevor, o…La película es una enorme sumatoria de escenas de riesgo, con toques de humor, suspenso y acción trepidante. Es un buen entretenimiento familiar, típico pero no por ello menos disfrutable. Publicado en 1864, Viaje al centro de la Tierra… no ha envejecido nada. Y las comparaciones con la película que protagonizó James Mason en 1959 -mal que le pese a Fraser- pueden pesar, pero el actor sabe cómo meterse a su púbico en el bolsillo.

Autor: Pablo O. Schulz
Fuente: Clarín

"Viaje al centro de la Tierra" sin anteojitos

Posted in General with tags , , , , on Juliol 16, 2008 by Biblioteca Plaça Europa

Brendan Fraser regresa a las principales salas del mundo con su última incursión en el cine que mejor lo posiciona industrialmente, el género de aventuras. La película se llama Viaje al centro de la Tierra (Journey to the Center of the Earth, 2008) y es una superproducción rodada en tiempo real en el formato 3D. La trama del nuevo vehículo de lucimiento para Fraser llega para poner al día la trama del célebre libro de aventuras de Julio Verne, tal vez la más inverosímil de las obras del escritor francés, lo que no la invalida como un clásico de la literatura universal que no pierde vigencia con los años, las adaptaciones y el progreso científico. A pocas semanas del estreno de la tercera parte de la saga La momia (La momia: la tumba del emperador dragón) y a meses del lanzamiento de la película con actores de la famosa colección de muñecos bélicos, G.I. Joe, Brendan Fraser, también productor ejecutivo, se pone al frente del reparto de Viaje… Desde mañana, ofrece en todo el país, otra ración de acción para los amantes de la aventura, con una versión modernizada de este súper título del género que, en los países equipados con la debida tecnología, marcará un hito en la historia del hardware para cine: es la primera vez que una película de acción de Hollywood se concibe en 3D y se rueda a tiempo real en este formato. El reconocido comediante de Cabezas huecas, George de la jungla, Al diablo con el diablo y Looney Tunes: de nuevo en acción carga con experiencia en importantes títulos de aventuras de los últimos años. Su nueva película también se anticipa como un best seller de la taquilla. Fraser carga a sus espaldas la historia que ideó Verne en 1864, convertido en el geólogo estadounidense Trevor Anderson. A través de un volcán se adentra al centro de nuestro planeta, junto a Sean (Josh Hutcherson), su sobrino adolescente, y Hanna (Anita Briem), una guía islandesa (la película está hablada en inglés e islandés). Dirigida a toda la familia, Viaje al centro de la Tierra supone el debut como director para Eric Brevig, un experto en efectos especiales por detrás de títulos como Hombres de negro, Pearl Harbor y El día después de mañana.

Autor: Miguel Peirotti
Fuente: La Voz

Viaje al centro de otra dimensión

Posted in General with tags , , , on Juliol 16, 2008 by Biblioteca Plaça Europa

Con la nueva versión de un clásico de Julio Verne, Hollywood empieza a vivir con expectativas lo que algunos califican como la segunda gran revolución de la industria del cine

Dicen en Hollywood que ya está en marcha una nueva edad de oro en tres dimensiones. Y que hubo que viajar hasta el mismísimo centro del planeta para poner en marcha esta era con la actualización de un viejo recurso que hasta aquí sólo regresaba, de tanto en tanto, más como curiosidad que como hecho con perspectivas de largo plazo. Todo parece estar cambiando ahora, aunque en la Argentina habrá que esperar hasta 2009 para acompañar con certidumbre este indiscutible cambio de tendencia.

Después de mucho tiempo, el optimismo por el futuro parece haber ganado a los dueños de los estudios y a los exhibidores de la meca del cine. Desde allí se irradia al resto del mundo del entretenimiento globalizado la sensación de que luego de mucho tiempo podría ser posible enfrentar con armas sólidas el progresivo deterioro del acto tradicional de ver películas en el cine. Con la vuelta de las tres dimensiones, la posibilidad de ver cine a través de un salto tecnológico digno del siglo XXI, con espectadores literalmente metidos en el interior de la aventura que están presenciando, podría regresar al escenario de la experiencia cinematográfica compartida. Otras innovaciones

Hasta aquí, casi todas las innovaciones recientes puestas al servicio del espectador correspondieron al terreno del entretenimiento hogareño, y ese crecimiento del confort para seguir películas desde la casa -a través de tecnología de punta en los aparatos reproductores y de la alta definición- superaba con creces lo que podía ofrecer de atractivo una sala cinematográfica para convocar otra vez a quienes preferían el sonido envolvente de un home theater .

El viernes último se estrenó en 2811 salas de Estados Unidos y Canadá la nueva versión de Viaje al centro de la Tierra , casi 50 años después de la más conocida adaptación cinematográfica de la célebre novela de Julio Verne. Entre aquella de 1959, protagonizada por Pat Boone, Arlene Dahl y James Mason, y ésta, que tiene a Brendan Fraser como estrella indiscutida, hay más de una coincidencia argumental: ya desde los avances que pueden verse en televisión vemos por ejemplo a Fraser y sus compañeros de aventuras (el adolescente Josh Hutcherson y la bella e intrépida Anita Briem) enfrentándose como Boone y los suyos en los años 50 a monstruos antediluvianos que se resisten a la extinción en el núcleo de nuestro planeta.

En este caso, la gran novedad es que la versión 2008 de Viaje al centro de la Tierra aparece como la primera película de ficción con personajes de carne y hueso rodada íntegramente en sistema digital y tres dimensiones. Hasta aquí, sólo ocurría algo así con algunas producciones documentales y animadas, aunque en este último terreno, como ya hemos señalado en estas páginas, el futuro cercano está escrito con todas las letras en 3D: los dos actores protagónicos de este mercado, Pixar y DreamWorks, ya decidieron encarar la totalidad de sus proyectos en 3D a partir del año que viene. En este sentido, los próximos episodios de Shrek (DreamWorks) se sumarán al regreso de Toy Story (Pixar), cuyos dos primeros episodios están siendo adaptados a esta nueva tecnología. Además, habrá un tercer Toy Story en 3D para 2010.

La lista de novedades que se presentarán a lo largo de 2009 en tres dimensiones está encabezada por Monsters vs. Aliens y seguirá, entre otros, con títulos animados como Up (Pixar) y la tercera parte de La era de hielo; una nueva versión del clásico Cuento de navidad , de Charles Dickens, con Jim Carrey, y la muy esperada vuelta de James Cameron, doce años después de Titanic, con su fantasía de ciencia ficción Avatar .

Buena parte de la tecnología aportada por Cameron -cámaras en 3D de alta definición utilizadas por el realizador en algunas de sus celebradas producciones documentales de los últimos años- fue utilizada por Eric Brevig, director de Viaje al centro de la tierra . El realizador, que llevó adelante los efectos visuales de Hombres de negro y El vengador del futuro , dijo que el rodaje en Islandia no estuvo circunscripto sólo a escenas sujetas luego a sofisticados efectos especiales. “También hubo mucha acción física y los actores se expusieron a esos riesgos. Tuvimos, por ejemplo, bastante cuidado cuando tenían que hacer rapel y descender sobre la ladera de una montaña, y la pasamos bastante mal cuando Anita debió ser rescatada por buzos en una escena filmada bajo el agua. Filmaba por la mañana y algunas personas que visitaron el set podían ver por la noche en tres dimensiones todo lo que rodado pocas horas antes. Este será el modo de filmar que se impondrá de aquí en adelante, definitivamente”, señaló Brevig al semanario Entertainment Weekly .

Hace pocos días, en Dallas, Brevig profundizó este punto, que para los observadores es el que marca la diferencia entre las películas previas proyectadas en 3D (cuyos anteojitos en dos colores tienen una larga historia en materia cinematográfica) y un futuro en el que se utilizarán lentes de tecnología avanzada y con los cuales podrán seguirse las películas de principio a fin, sin las clásicas molestias y jaquecas del pasado.

Hasta ahora, según observa el director de Viaje al centro de la Tierra , una película se rodaba en dos dimensiones y la tercera se incorporaba sólo en el proceso de posproducción. “Filmar directamente en 3D es como fundar un nuevo lenguaje cinematográfico, porque se construye una nueva posición para el espectador. Ahora, una película de este tipo se mira de otro modo y el compromiso físico de quien está sentado en la butaca y sigue la acción es mucho más fuerte, intenso, directo.”

Si algo faltaba, lo dijo el veterano animador Ben Stassen, que con Fly Me to the Moon -la historia de unos insectos que participan de la travesía lunar de la Apolo 11, con la voz del astronauta Buzz Aldrin- se suma en estos días a esta tendencia tridimensional en Estados Unidos.
“El regreso del 3D es la segunda revolución en la historia del cine -señala, haciéndose eco de dichos del poderoso ejecutivo Jeffrey Katzenberg, uno de los dueños de DreamWorks-. El primero fue el del tránsito del blanco y negro al color y consistió en el único momento en que una transformación técnica cambió la cara del cine. Lo mismo ocurrirá ahora, gracias a las tres dimensiones.”

Claves en tres dimensiones

De la mano de Verne. Con Viaje al centro de la tierra, filmada íntegramente con cámaras digitales 3D, se inaugura una nueva etapa, que Hollywood define como “revolucionaria”.

Exposición. Los avances en esta materia estarán presentes en una muestra de tecnología y entretenimiento, The 3DX, que por primera vez se celebrará este año, del 19 al 23 de noviembre, en Singapur.

Animación en marcha (I). A partir del año que viene, todas las producciones animadas de DreamWorks se harán con el sistema 3D. La primera será Monsters v. Aliens, y luego llegará el nuevo Shrek.

Animación en marcha (II). Ocurrirá lo propio con Pixar, que en 2009 tendrá en 3D su nuevo film, Up, y el reestreno de la primera Toy Story.

En la Argentina. Se espera que el nuevo sistema se expanda entre nosotros a partir de 2009 y se sume así a la sala Imax.

Autor: Marcelo Stiletano
Fuente: La Nación

Proyectan ‘1888, el extraordinario viaje de la Santa Isabel’

Posted in General with tags , , , on Juliol 15, 2008 by Biblioteca Plaça Europa

“1888, el extraordinario viaje de la Santa Isabel” es presentado en el Ciclo de Cine Venezolano. Dirigido por Alfredo J. Anzola, relata las aventuras y pasiones del escritor francés Julio Verne y de un geógrafo italiano ante el encuentro con el Río Orinoco.

Fuente: La Nación