Arxivar per Las crónicas de Narnia

El príncipe que salió del ropero

Posted in General with tags , , , , on Agost 12, 2008 by Biblioteca Plaça Europa

La primera secuela de la saga fantástica escrita por C. S. Lewis aprovechará el inminente fin de las películas de Harry Potter para capturar al público infantil. Se vienen cuatro filmes más. Habla el director.

“El ropero ya no está. La Bruja Blanca ha muerto. Y Aslan sigue desaparecido desde hace más de mil años”. Tres frases para la vuelta de una saga cinematográfica de aventuras de corte fantástico que se posiciona como la más favorecida para relevar a Harry Potter del cetro de los preferidos por los niños y preadolescentes. En fin: la aventura no tiene fin. La nueva superproducción de Walt Disney Studios y Walden Media es la segunda película basada en la serie de clásicos literarios de C. S. Lewis, tras el promisorio inicio con Las crónicas de Narnia: El león, la bruja y el ropero (2005), ganadora del Oscar al mejor maquillaje y uno de los mayores éxitos de la factoría Disney de los últimos tiempos (recaudó 745 millones de dólares en todo el mundo). Las crónicas de Narnia: El príncipe Caspian (2008) da inicio cuando los mismos cuatro protagonistas de la primera parte, Peter, Susan, Edmund y Lucy Pevensie, vuelven a Narnia y encuentran un mundo nuevamente en peligro, con los animales al borde de la desaparición y el suelo devastado por las cada vez más poderosas fuerzas de la oscuridad. Los jóvenes héroes deberán tomar cartas en el asunto para cumplir así su propio destino. El realizador neozelandés Andrew Adamson, nominado al Oscar en 2005 por Shrek 2 y director de la primera parte, se embarca en esta segunda aventura fílmica con un guión del que fue coautor junto a otros dos reincidentes narnianos, Christopher Markus y Stephen McFeely, ganadores del Premio Emmy por la producción de HBO Llámame Peter: vida y muerte de Peter Sellers. Los niños Pevensie vuelven a ser interpretados por los talentosos cuatro chicos británicos descubiertos por Adamson para la primera película: Georgie Henley, de 12 años, como Lucy, la más joven y la primera en encontrarse con el gran Aslan en su nuevo viaje por Narnia; Skandar Keynes, de 16 años, como Edmund, el más joven, el que traicionó a sus hermanos para beneficio propio en la anterior aventura; Anna Popplewell, de 19 años, como Susan, la cautelosa y práctica hermana mayor; y William Moseley, de 21 años, quien interpreta a Peter, el mayor de los hermanos, quien ahora, como el Gran Rey de Narnia, conducirá con arrojo la batalla que salvará a su reino del tiránico y malvado Rey Miraz. El personaje que da el título a la película está interpretado por Ben Barnes, un actor de teatro británico de 26 años de edad que tuvo un destacado papel en Stardust de Matthew Vaughn. Por su parte, regresa Liam Neeson (La lista de Schindler), como la voz de Aslan, el León. Inspirado en la imaginación y la creatividad de Lewis, el elenco humano de la historia volverá a ser complementado por una galería de criaturas originales dibujadas en la pantalla combinando la técnica de acción en vivo con la de animación CGI, bajo la supervisión de Dean Wright en efectos visuales nominado al Oscar por El señor de los anillos: el regreso del rey y Titanic. Se contabiliza un total de 1.600 escenas de animación computarizada, por lo que la tracción a sangre sólo se palpará en los primeros planos donde interactúen actores reales. Un síntoma de los tiempos digitales. La imaginación de Narnia al poder de Hollywood. El cine de aventuras virtuales abre un nuevo capítulo este jueves.

Autor: Miguel Peirotti
Fuente: La Voz

Anuncis

En el mundo del cine

Posted in General with tags , , , on Juliol 16, 2008 by Biblioteca Plaça Europa

La tercera parte de la saga “Las crónicas de Narnia”, llamada “La travesía del viajero del alba”, será filmada en Rosarito, Baja California, México donde se encuentra el buque que se usó para la filmación de “Titanic” y “Deep Blue Sea”. La primera parte de esta saga de aventuras fantásticas se rodó en Nueva Zelanda; mientras que la segunda tuvo locaciones en Polonia, Eslovenia y República Checa. La decisión de trasladar la tercera película a México, la cual estará bajo la dirección de Michael Apted y empezará a rodarse en octubre próximo, es para reducir los costos de producción.

Autor: Fabián de la Cruz Polanco
Fuente: Filmeweb

Inicia la gran aventura en Las crónicas de Narnia: El príncipe Caspian

Posted in General with tags , , , , on Juny 21, 2008 by Biblioteca Plaça Europa

Aunque el ropero ya no está y la Bruja murió, regresa la segunda parte de Las crónicas de Narnia: El príncipe Caspian, que se exhibirá en las salas de cine de nuestro país a partir de hoy.
El estreno de esta segunda parte de la serie basada en los clásicos literarios de C.S. Lewis, fue motivo de orgullo para sus protagonistas, en especial para los hermanos cinematográficos William Moseley (como Peter Pevensie) y Anna Popplewell (como Susan Pevensie), y también de nostalgia, ya que es su última participación en la película.
La razón es que sus personajes no volverán a aparecer en los cinco libros restantes de la saga. Los hermanos de Edmund (Skandar Keynes) y Lucy Pevensie (Georgie Henley) se sintieron tristes al filmar su última escena, pero llenos de satisfacciones y con las herramientas actorales para los siguientes proyectos en la pantalla grande.
“Creo que actoralmente crecí y me siento afortunado por esta experiencia interpretando a Peter. Me siento listo para continuar algo diferente y aplicar estas herramientas que adquirí en este rodaje para un nuevo proyecto”, explicó Moseley, de 21 años, durante una entrevista.
Tanto William como Anna coincidieron en que El príncipe Caspian es muy diferente a El León, La Bruja y el Ropero. Ahora, los cuatro hermanos regresan a Narnia mil 300 años después y deben de ayudar a Caspian (Ben Barnes), heredero legítimo del trono de Narnia, a combatir a su enemigo que amenaza con la paz en la región.
Las diferencias entre una película y otra son sustanciales. La historia tiene más escenas de batalla épica, por lo que requiere más secuencias de acción. La trama es más compleja, profunda y con aspectos más oscuros, ya que los antagonistas son seres humanos que buscan el poder a toda costa.
“Creo que la palabra clave es más. Son más personajes, más acción, más complejidad. Los malos son humanos y eso hace que la amenaza sea más real y aterradora. En esta parte mi personaje participa en las escenas de acción y son desafíos físicos”, dijo Popplewell de 19 años de edad.
“Han pasado mil 300 años entre la primera y la segunda parte. Significa que es un mundo más adulto y creo que por ello es una historia más salvaje, emocionalmente más complejo, ya que sus personajes han evolucionado. Así que el público verá a un Narnia más sofisticado”, explicó William.
El actor michoacano aportó su grano de arena en la historia al interpretar a Lord Sopespian, uno de los villanos de la historia.
“Hice un personaje complejo. Entra como un ser bien intencionado que quiere restablecer el orden en el reino de Narnia y que trata de luchar contra el tirano. Conforme transcurre la historia siente que el poder está cerca, tiene hambre de tenerlo y pasa por encima de cualquiera”, explicó Alcázar quien filmó algunas de las escenas de la película en Europa del Este.
El reto para Alcázar fueron las escenas de acción. “Fueron algunas muy difíciles y lo resolví bien. Tenía un maravilloso caballo y había que volverse un centauro. Hay riesgos, en mi caso no usaba máscaras por lo que no había posibilidad de que alguien hiciera mis acciones”, dijo.
“Este papel fue un regalo. Me hizo sentir muy seguro y feliz. Leí el guión antes de decir que sí y me convencí de que era una aventura maravillosa”, expresó el actor de La ley de Herodes.
“Fue una superproducción, pero no me convertí en un actor famoso, ni lo quiero hacer. Los famosos se echan a perder. Espero que me inviten a otra y me encantaría trabajar más adelante con Memo del Toro”, expresó Alcázar.
Han pasado cuatro años desde que los actores que personifican a los hermanos Pevensie se involucraron en el proyecto. William comenzó a los 17 años y ahora tiene 21, Anna inició a los 20, Skandar tiene 16 y Georgie 12.
Los cuatro han crecido como una gran familia, ahora la definen como una relación más adulta hablando sobre chicas, música, ropa y cosas más personales.
Para esta segunda parte, contará con un nuevo personaje, Caspian, interpretado por el inglés Ben Barnes, de 25 años, quien será el protagonista en la tercera entrega que se espera para 2010.
“William y yo dejamos la película con alguien que nos gustó. Nos sentimos muy conectados”, opinó Anna, quien ahora estudia literatura inglesa en el Magdalen Collage en Oxford.

El personaje de Caspian tendrá una relación muy cercana con Peter (William), ya que entre los dos tendrán que recuperar el reino de Narnia del Rey Miraz (Sergio Castellitto).
“Son como animales salvajes. A los dos los empuja el ego, pero tendrán que trabajar en equipo que es lo que los salva”, expresó William.
Tanto Moseley como Barnes tuvieron una preparación física. El primero comentó que tomó un curso de actuación en Nueva York, y practicó boxeo, para interpretar mejor a un guerrero.

Autora: Verónica Pesqueira
Fuente: ExOnline

Entrevista a Andrew Adamson

Posted in General with tags , , , , on Juny 11, 2008 by Biblioteca Plaça Europa

Entre duendes rojos y negros, animales que hablan y fantasiosas aventuras, Disney estrena la segunda parte de Las crónicas de Narnia

Los personajes encantados de la fantástica historia creada por C.S. Lewis, vuelven a cobrar vida en este segundo capítulo de la serie de siete libros, en el que los hermanos Pevensie, son mágica y misteriosamente transportados de Inglaterra a las tierras de Narnia, donde los aguardan aventuras emocionantes y peligrosas, y que pondrán a prueba la fe y el coraje de ambos.
Un año después de los increíbles acontecimientos de El León, la Bruja y el Armario, los cuatro niños no tardarán en conocer un nuevo y extraño personaje: el joven Príncipe Caspian, heredero legítimo al trono quien se ha visto obligado a esconderse, pues su tío Miraz trama su asesinato para colocar en su lugar a su hijo recién nacido.
La dirección está a cargo del talentoso Andrew Adamson, director de Shrek I y II. El reparto original se mantiene igual que en la primera entrega de la saga, a ellos se les unen nuevos actores europeos: la española Alicia Borrachero interpreta a la Reina Prunaprismia, y como el Rey Miraz, el italiano Sergio Castellitto, afamado director y protagonista de la película “Don´t Move” (Donit Movei), donde compartió roles junto a Penélope Cruz.

Las Crónicas de Narnia: El león, la bruja y el armario supuso el debut como director de una película con actores reales del neozelandés Andrew Adamson (entre sus otros créditos se incluyen las dos primeras partes de Shreck) y una vez más se metió en faena como director con El príncipe Caspian, la segunda y tan esperada parte de las historias de Narnia. El Príncipe Caspian se rodó durante el verano de 2007, pero el trabajo de Adamson no acabó ahí, ya que durante los primeros meses de 2008 se dedicó a darle los últimos toques a la película en un estudio de edición de Covent Garden, un barrio londinense que generalmente se asocia más con los muchos turistas que visitan la ciudad que con directores ganadores de Oscar.

La historia de El Príncipe Caspian es muy diferente de la de El león, la bruja y el armario.

¿Cuál de las dos resultó más fácil de llevar al cine?

Buena pregunta; lo difícil de llevar El Príncipe Caspian al cine fue que, a diferencia de El león, la bruja y el armario, este libro no es muy cinematográfico. Gran parte de la historia está contada retrospectivamente cuando los hermanos Pevensie llegan a Narnia y se encuentran al enano Trumpkin que les dice lo que ha sucedido en Narnia durante su ausencia. Tuvimos que adaptar la estructura del libro para hacerlo más dinámico.Otra clara diferencia entre la película y la historia original es que ha elegido a un actor mucho mayor para el papel principal.

¿Cuál fue la razón para hacerlo?

Creo que en el libro Caspian tiene unos 13 años pero hubo varias razones para cambiar su edad. La primera es que tenía que ser convincente que fuera a liderar un ejército enorme y convertirse en rey. Otra razón fue que todos los otros niños habían cambiado mucho desde El león, la bruja y el armario y me pareció oportuno dejar que los personajes crecieran y maduraran también en la película, así que Caspian tenía que ser mayor también. De todas formas, ahora que lo pienso me doy cuenta de que cuando leí los libros siempre me había imaginado a Caspian mayor de como lo describen.

¿Y el cambiar la edad de los personajes en la película supone también cambiar la relación entre ellos?

¿Crea esto algún problema a la hora de escribir el guión?

Sí, sin duda cambia las cosas entre los personajes, pero también nos da la oportunidad de ser más ambiciosos con ellos, de hacerlos más tridimensionales. Una de las cosas que siempre pensé al leer El león, la bruja y el armario, fue lo difícil que debía de ser para Peter Pevensie, que después de ser rey en Narnia durante quince años tiene que volver a su vida cotidiana y hacer los deberes. En seguida ves que eso va a suponer un problema. Y creo que esto se ve claramente con lo que ocurre entre Caspian y Peter en la película. Peter y Caspian se enfrentan inmediatamente porque Peter quiere recuperar su magnífico rango y Caspian considera que ahora él es el Rey de los narnianos. Por lo visto usted rodó una parte mucho mayor de Príncipe Caspian en exteriores reales, mientras que gran parte de la primera película se rodó en un estudio. ¿Que le hizo tomar esa decisión? Quería que Príncipe Caspian tuviera una dimensión un poco más épica. Es más como una historia de aventuras, más como una película sólo para chicos. Así, mientras que en el caso de El león, la bruja y el armario rodamos un 40% en exteriores y un 60% en el plató, en el caso de El Príncipe Caspian fue más o menos lo contrario. Rodamos en exteriores increíbles en Nueva Zelanda, la República Checa, Polonia, Eslovenia … en mil sitios.

También eligió un reparto muy variado e internacional para Príncipe Caspian. ¿Fue una decisión premeditada? En parte lo fue, porque decidí que Caspian fuera muy diferente de Peter, físicamente y en todos los aspectos. Y al releer el libro me di cuenta de que el Rey Miraz y los telmarinos -y por tanto también el Príncipe Caspian- se suponía que eran descendientes de los piratas. Eso me llevó a pensar en el tipo mediterráneo y luego Gail Stevens, nuestra directora de reparto, me sugirió el actor italiano Sergio Castellitto para hacer el papel del Rey Miraz, y la verdad es que resulta perfecto. También acabamos eligiendo a uno de los mejores actores mexicanos, Damián Alcázar; a otro gran actor italiano, Pierfrancesco Favino (Lord Glózel) y a Alicia Borrachero, que es española. Encontramos unos actores excelentes. También hay otros personajes en El príncipe Caspian, como el ratón guerrero Rípichip. ¿Es divertido crear estas criaturas generadas por ordenador? Rípichip siempre ha sido uno de mis personajes favoritos en los libros, pero cuando empecé a trabajar en Caspian me di cuenta de cuánto me había basado en él a la hora de crear El Gato con botas de las películas de Shrek. Quiero decir que los dos son pequeños, muy buenos usando una espada y odian a la gente que dice que son monos. Lo que más me ayudó fue elegir a Eddie Izzard, que ha convertido a Rípichip en una especie de noble británico. Hay una escena en el tráiler de El príncipe Caspian en el que les dicen a los niños que Narnia es “un lugar mucho más salvaje de lo que recordabais”. El cartel de la película también tiene la coletilla “todo lo que conoces está a punto de cambiar” ¿Son estas frases una clave para entender cómo enfocó la película? Sí, sin duda, porque en mi opinión el alma de la película se encuentra en el hecho de que los niños vuelven a Narnia y descubren que el mundo que dejaron atrás ha desaparecido para siempre. A mí me recuerda mucho a algo que me pasó cuando era pequeño. Yo me crié en Papúa Nueva Guinea, que es un país en el que ha habido tantos cambios, que en realidad el lugar donde yo crecí ya no existe. Así que esta idea de que ya no puedes volver es crucial en la película y, cuando la relacionas con la idea de la niñez, se convierte en un concepto universal. Todos tenemos una niñez a la que no podemos volver, no importa cuánto la hayamos disfrutado. Debemos resignarnos. Los hermanos Pevensie tienen que olvidar el Narnia que recuerdan.¿Está intentando transmitir este mensaje a la audiencia, que Narnia va a ser un lugar muy diferente esta vez? Sí, sin duda alguna. El Príncipe Caspian aún tiene algunos momentos claramente líricos y tranquilos que tienen mucho que ver con la forma en que C.S. Lewis escribió El león, la bruja y el armario, pero es una película de acción más rápida y es un viaje más largo, y sucede en un mundo más oscuro y conflictivo. El Narnia de El Príncipe Caspian es un lugar diferente. Como ya he dicho, ¡no se puede volver!

Fuentes: Ocio Joven, Sin Flash

La aventura de llegar a ser adulto

Posted in General with tags , , , , on Juny 10, 2008 by Biblioteca Plaça Europa

El filme corresponde al segundo libro de la serie. Cuenta la aventura que vivirán los hermanos Pevensie en su regreso a Narnia, en la que tendrán que luchar contra el rey Miraz y restaurar el reino perdido.

Luego de la exitosa “Las crónicas de Narnia: el león, la bruja y el ropero” (ganadora del Oscar, en 2005), el director y guionista Andrew Adamson, volvió a tomar otro de los libros de la serie del escritor irlandés Clive Staples Lewis, para su traslado a la pantalla.”Las crónicas de Narnia: el príncipe Caspian” que se estrena el jueves, está basado en el segundo libro de la serie y presenta nuevamente a los hermanos Pevensie. Peter (William Moseley), Susan (Anna Popplewell), Edmund (Skandar Keynes) y Lucy (Georgie Henley), que viven en Londres. Un día cuando regresan de la escuela -y mientras las calles viven el clima de la Segunda Guerra Mundial-, los hermanos son “transportados” a la tierra de Narnia, en la que se encontrarán, con un mundo al revés.EL MALVADO MIRAZPoco queda de aquella mágica tierra, que conocieron los Pevensie. Ahora es un lugar en el que reina el malvado rey Miraz (Sergio Castellito), que acaba de tener un hijo, al que piensa convertir en rey, despojando de ese derecho al príncipe Caspian (Ben Barnes), hijo de su hermano muerto.La llegada de los Pevensie fue requerida por los viejos habitantes del lugar, que conocen trucos de magia, para que ayuden al príncipe Caspian a recuperar el reino perdido.Si bien hace más o menos un año que los Pevensie, volvieron a Londres luego de su primer contacto con las tierras mágicas de Narnia, cuando ellos regresan por segunda vez, descubren que dentro de ese reino lejano y maravilloso, la realidad es otra y descubren que, en verdad transcurrieron mil trescientos años. Durante la ausencia de los Pevensie, la Edad de Oro de Narnia se ha extinguido y el reino fue conquistado por los Telmarines, que ahora están bajo el control del malvado Rey Miraz, que ejerce su mandato sin piedad y no permite que nadie se le cruce en el camino. A poco de su llegada a Narnia y luego de darse cuenta que gran parte de los tesoros fueron destruidos, los Pevensie conocen a un misterioso personaje: el heredero legítimo del trono de Narnia, el joven príncipe Caspian, que fue obligado a esconderse mientras su tío Miraz planea matarlo y de ese modo dejar cómo único heredero a su propio hijo recién nacido. DUENDES Y RATONESCon la ayuda del amable duende, del valeroso ratón que habla llamado Reepicheep, de un tejón de nombre Trufflehunter y de Nikabrik, un duende negro, los habitantes de Narnia, liderados por los poderosos caballeros Meter y Caspian, más tarde ayudados por los Pevensie, se embarcan en un notable viaje para hallar a Aslan, el león y señor de esas tierras y rescatar a Narnia del tiránico dominio de Miraz. La cuestión es para restaurar la magia y la gloria en esa tierra prometida, en la que los animales hablan y la amabilidad y la bondad es su moneda corriente, los Pevensie, Caspian y sus amigos tendrán que enfrentar a duras batallas, con Miraz y su hombres. Su equipo actoral se completa con Peter Dinklage, Warwick Davis, Shane Rangi y Liam Neeson en la voz de Aslan, el león, entre otros.El filme contó con escenarios de las islas norte y sur de Nueva Zelanda, Praga, Polonia y Eslovenia.

Fuente: La Prensa

Continúa la gran aventura

Posted in General with tags , , , , on Mai 9, 2008 by Biblioteca Plaça Europa

Cuando los Pevensie vuelvan a internarse en Narnia descubrirán que allí han transcurrido más de mil años y que las cosas no marchan bien. En su momento, ellos mismos pudieron convertirse en reyes, pero ahora son solamente un recuerdo legendario. La comarca está devastada, la mayoría de las criaturas mágicas han sido destruidas y otras se ocultan para sobrevivir, y el poder es ejercido tiránicamente por el villano rey Miraz, encarnado por el italiano Sergio Castellito.

Los Pevensie conocerán al príncipe Caspian (encarnado por el joven actor Ben Barnes), legítimo heredero del trono y sobrino del usurpador, que intenta animar a los habitantes de Narnia para que se rebelen contra la tiranía. En el correr de la aventura subsiguiente, los personajes se tropezarán con un par de viejos conocidos: brevísimamente, con la Bruja Blanca (Tilda Swinton) que derrotaran en el film anterior: más largamente con el león Aslan, quien en la versión original al menos sigue teniendo la voz de Liam Neeson, sigue siendo una metáfora de Cristo y se encarga de aportar el sentido moral de la lucha.

El film ha sido dirigido por el neocelandés Andrew Adamson, quien ya hiciera Shrek y la anterior Narnia, y que ha dicho que esta vez ha adquirido más confianza en sí mismo y se ha atrevido a tomarse alguna que otra libertad con el querido material literario de Lewis, al que se sintiera más “atado” en la película previa.

El príncipe Caspian adapta el segundo libro publicado de la saga de Lewis (salió en 1951), aunque es el cuarto en lo que se refiere al orden cronológico de la historia. De todos modos tiene sentido que haya sido también el segundo en filmarse. En lo que tiene que ver con los personajes, es el que establece una conexión más directa con El león, la bruja y el ropero. De hecho, a diferencia de lo que ocurre con El señor de los Anillos, Harry Potter o La materia oscura, las Crónicas narran historias independientes entre sí, y en varias de ellas los Pevensie ni siquiera aparecen.

Es todo un dato que durante la premiére mundial del pasado miércoles en Nueva York algunos espectadores infantiles expresaran cierta alarma al saber que dos de los personajes no estarán en la próxima entrega de la saga, basada en la novela El viaje del Explorador del Amanecer (tal vez la mejor de la serie, o simplemente se trata de que a este cronista lo fascina cualquier novela que transcurra en el mar). Uno de los productores que dialogó con el público luego de la proyección debió explicar que los libros de Lewis “establecían ciertas pautas”, y que las versiones fílmicas debían atenerse a ellas.

Las “transgresiones” que el director Adamson y su equipo se han permitido son de todos modos, al parecer, secundarias: dos líneas anecdóticas que se entrecruzan en lugar de sucederse una a la otra, como en el libro original, para acrecentar la tensión; un mayor espacio concedido a las escenas de batalla, que en Lewis suelen reducirse a media página y que ya la película anterior había acrecentado con respecto a su original literario. Adamson ha explicado que El príncipe Caspian tiene una estructura muy diferente a la de El león, la bruja y el ropero, entre otras razones porque ya no es necesario que los protagonistas (y los espectadores) sepan qué es Narnia, y se puede entrar mucho más directamente a la acción.

El propio Adamson sostiene que el nuevo film es “mucha más complejo y mucho menos ingenuo” que el primero. Los villanos ya no son seres fantásticos sino humanos bastante crueles, y las criaturas imaginarias a las que tiranizan lucen más salvajes, quizás como consecuencia del sufrimiento. También se insinúa el nacimiento de un primer amor (entre Susan, la mayor de los Pevensie, y el príncipe Caspian) que Lewis omitiera. De todos modos, los productores se han esmerado por que en las espectaculares batallas no haya una sola gota de sangre. Al fin y al cabo, saben que están haciendo una película para niños, no la secuela de 300.

Por otra parte, y aunque el mesiánico león Aslan juegue esta vez un papel menos crucial, no hay que olvidar que Lewis siempre quiso que sus novelas fueran alegorías de corte religioso. Las crónicas de Narmia (en total, siete libros) constituyen uno de los clásicos de la literatura fantástica para niños del siglo XX. Y como sucede en los mejores ejemplos del género, el término “para niños” debe ser manejado con pinzas: los adultos, que son (somos) unos cobardes, nos las hemos arreglado para volver inofensivas ciertas obras condenándolas al “ghetto” de la literatura infantil (Swift, que ciertamente no es un escritor para niños; Carroll, que en todo caso lo es solo por añadidura). No es casual que en las primeras páginas del primer libro de la serie de Narnia, Lewis advierta a su lector: “Algún día serás lo suficientemente grande como para volver a leer cuentos de hadas”.

Las preocupaciones religiosas de Lewis, quien no fue solamente autor de historias fantásticas sino filósofo y teólogo, y escribió novelas para adultos donde asomaban las mismas inquietudes (su trilogía de ciencia ficción sobre el planeta Marte, iniciada por la excelente Planeta silente, esconde sin mucho disimulo una reflexión sobre el Pecado Original), nunca estorban empero el placer de la lectura como atrayente ficción novelesca. Muchos lectores pueden entender a la serie como una alegoría de raíces cristianas, pero para aquellos a quienes ese sentido se les escape o no les importe queda todavía un conjunto de aventuras pobladas de acción, sorpresas, personajes insólitos y vueltas de tuerca inesperadas.

La primera entrega fílmica de la saga cumplía a medias con esas posibilidades, aunque era superior a su rival La brújula dorada, la respuesta atea basada en Philip Pullman. Cabe suponer que a Adamson y su equipo le importan más la aventura que cualquier contenido “trascendente”, pero cabe confiar en que hayan dado un paso adelante. Material tienen.

Una epopeya que recurre a la más moderna de las tecnologías

Una epopeya que moviliza millones de dólares pide también, al parecer inevitablemente, tecnología de punta para los efectos especiales. Seres que vuelan, personajes animados, rodaje sobre fondos azules para luego integrar las imágenes generadas por computadora. El cine puede hacerse sin eso, pero es posible que Las crónicas de Narnia no.

Se ha dicho que era “más oscura”, “más violenta”, quizás “más adulta”. Todo es una cuestión de valores relativos, pero si en algo difiere esta segunda entrega de la serie de Narnia de la anterior (El león, la bruja y el ropero) radica en todo caso en un mayor énfasis en las escenas de acción.

Una de las explicaciones, por lo menos, parece bastante obvia. Esta vez, los hermanitos Pevensie, que vuelven a saltar la frontera que separa a nuestro mundo del reino mágico creado por C.S. Lewis, pisan, al igual que los espectadores, terreno conocido (bueno, pasaron 1.300 años y algunas cosas han cambiado, pero por lo menos se sabe dónde estamos), y por lo tanto el film puede ahorrarse algunas explicaciones.

Ello le permite concentrarse más rápido en la historia misma. El villano (Sergio Castellito) ha usurpado el trono, el heredero legítimo (Ben Barnes) debe refugiarse en el bosque en busca de ayuda, y los Pevensie le dan una mano en su lucha contra la tiranía.

El guión es de fórmula pero la película no pierde tiempo, y sus casi dos horas y media corren con la velocidad que se espera de ella. En definitiva, el resultado se parece a una vistosa película de capa y espada donde el elemento fantástico, aunque no ausente del todo, aparece un tanto reducido, y el manejo de exteriores auténticos (no es todo fondo azul y efectos digitales) habilita cierta respiración épica. No es gran cine, pero funciona como un pasatiempo eficaz.

ATENCIÓN A …
El modo como los guionistas se empeñan en adelgazar hasta un mínimo que no llegue a molestar a los seguidores más fieles de Lewis la dimensión religiosa de la novela original: el tema central es (debería ser) la Fe o el escepticismo, pero el tema aparece sugerido de a ratos a través de la elusiva presencia de Aslan.

Fuente: El País (2), Prensa Libre

De vuelta a Narnia

Posted in General with tags , , , , on Mai 8, 2008 by Biblioteca Plaça Europa

Tras el éxito de la primera Narnia, Disney dio luz verde a dos entregas: El Príncipe Caspian, que se estrena el 16 en EE.UU. y El Viajero del Alba, para 2010.

“Una de las cosas excelentes de la franquicia fílmica es que todo está relacionado en términos de Narnia y los narnianos, pero no sucede en un lugar en particular ni son siempre los mismos personajes —dice el productor Mark Johnson—, así es que la Narnia de Príncipe Caspian tiene un aspecto diferente a la primera; y la tercera, para quienes no han leído el libro, se desarrolla en el mar: El Viajero del Alba es un barco que navega de una isla a otra, donde suceden aventuras distintas. C.S. Lewis escribió siete libros de Narnia y, si les sigue yendo bien artística y comercialmente a las cintas, seguiremos haciéndolas. En este momento, no tenemos planes de ir más allá de la tercera, pero me encantaría hacer The Silver Chair (La silla de plata) después”, añade Johnson.

Por su parte, Andrew Adamson, director de la primera cinta, no dudó mucho para la segunda: “Definitivamente no tuve que pensarlo mucho, precisamente por lo grande que León, Bruja y Ropero fue; pero si yo quería saltar hacia algo ambicioso y desafiante debía ser la continuación.
Adamson se sintió particularmente responsable del bienestar de los jóvenes actores y reconoce que no fue fácil hallar a Caspian: “Buscamos bastante, sobre todo porque este príncipe debía ser muy diferente de Peter Pevensie. Cuando audicionamos a Ben, sabíamos que era el indicado para el papel”, dijo el director neozelandés.

El ropero ya no existe… la Bruja Blanca ha muerto… y Aslan lleva más de mil años desaparecido.Convocados una vez más, Peter, Susan, Edmund y Lucy Pevensie regresan a Narnia para encontrar un mundo completamente diferente, en el que un nuevo enemigo domina el campo de batalla y las nobles criaturas de la tierra enfrentan una próxima extinción.

The Chronicles of Narnia: Prince Caspian, de Walt Disney Studios y Walden Media, es la segunda película basada en la saga clásica de C.S. Lewis. El filme continúa con la increíble historia que comenzó con el estreno de “The Chronicles of Narnia: The Lion, the Witch and the Wardrobe” en el 2005, ambas bajo la dirección de Andrew Adamson.

Una vez más, encabezan el reparto como los hermanos Pevensie los cuatro jóvenes talentos británicos descubiertos por Adamson para su primer filme: Georgie Henley, de 12 años de edad, como Lucy, la más pequeña y la primera en encontrar a Aslan en su nueva travesía por Narnia; Skandar Keynes, de 16, como Edmund, el más joven de los varones, quien, persiguiendo sus propios fines egoístas, había traicionado a sus hermanos durante la primera aventura; Anna Popplewell, de 19, como Susan, la mayor de las mujeres, sensata y cautelosa; y William Moseley, de 21 años de edad, como el hermano mayor que, con valentía, dirige la batalla para salvar a su reino del tiránico gobierno del malvado rey Miraz.

Ben Barnes interpreta al personaje del título de la película. También tienen papeles importantes Peter Dinklage (“The Station Agent”, “Death at a Funeral”, “Elf”) como Trumpkin, el enano rojo que acompaña a los hermanos Pevensie en su nueva travesía; y Warwick Davis (“Willow”, “The Hitchhiker’s Guide to the Galaxy”, “Return of the Jedi”) como el sospechoso enano negro, Nikabrik.

Animaciones con CGI, efectos especiales, armamentos y armaduras de los telmarines, los nuevos habitantes de Narnia, se conjuntan al maquillaje, y varios trajes animatrónicos de tamaño natural para las fascinantes bestias de la historia que habitan el mundo de Narnia, como los minotauros, los sátiros y los centauros.

El rodaje de The Chronicles of Narnia: Prince Caspian comenzó el 12 de febrero de 2007 e incluyó lugares como la Isla Norte y la Isla Sur de Nueva Zelanda, Praga, la República Checa, Usti, una ciudad al norte de Bohemia, Polonia y Eslovenia.

El príncipe Caspian es el segundo libro de la saga de Lewis Las crónicas de Narnia, que incluye un total de siete novelas: La travesía del viajero del Alba, La silla de plata, El caballo y el muchacho, El sobrino del mago, La última batalla y la historia que comenzó la saga, El león, la bruja y el ropero. Publicados entre 1950 y 1956, los libros de Lewis, que tienen su lugar entre los clásicos de la literatura más vigentes e imaginativos, llevan más de cien millones de ejemplares vendidos y fueron traducidos a más de 35 idiomas diferentes, lo que convierte a esta saga en una de las más importantes del mundo.

El productor Mark Johnson cree que el segundo filme supera al anterior en varios aspectos: “Esta película es todavía más grande que “The Lion, the Witch and the Wardrobe”, dice. “Es más grande porque hay más gente detrás de las cámaras y es más grande porque también hay más gente delante de ellas pero, lo más importante es que es más grande a nivel dramático. Las temáticas que se tocan, las relaciones que se ponen en juego son mucho más amplias y un poco más oscuras que las de la primera película”.

“The Prince Caspian cuenta la historia de Narnia 1300 años después de la partida de los Pevensies”, explica el director Adamson. “Los telmarines han tomado control sobre Narnia, empujando a todas sus criaturas hacia el bosque. Caspian, legítimo heredero al trono, fue desterrado por su tío Miraz y, por eso, el joven príncipe decide convocar a los hermanos Pevensie para que regresen a Narnia, mediante el cuerno mágico de Susan, para que lo ayuden a salvar al reino del tiránico gobierno de Miraz”.

“Prince Caspian es una historia completamente distinta de la de ‘The Lion, the Witch and the Wardrobe'”, explica el productor Johnson. “Los niños ya se han acostumbrado relativamente a su renovada condición de estudiantes en Gran Bretaña. Pero, de repente, se encuentran de nuevo en Narnia porque los necesitan para rescatar a este mundo una vez más”.

El rey Peter Pevensie (William Moseley)

Esta vez, el personaje de Peter ha madurado y de hecho aparece en el centro de la acción junto al príncipe Caspian, con quien librará más batallas que en la primera cinta, lo cual requirió más acrobacias. “He hecho las maniobras más peligrosa de mi vida en un caballo al galope, eran las cuatro de la mañana y estaba lloviendo, mientras yo saltaba. Cuando lo hacen dobles, uno no se da cuenta de lo riesgoso que es, hasta que toca hacer lo una y otra vez. ¡Toma siete! y a hacerlo una vez más.

Sobre su experiencia añade: “He tenido muchos más momentos emotivos que en la primera. Mi personaje se parece mucho a mí, en cierta arrogancia y el lleva cierta ira interna. Me ha tocado sudar sus emociones y también las de Caspian, acerca del cual dice: Ben es un buen chico, muy decidido. La primera vez que lo ví estaba ensayando con Georgie, quien actúa como Lucy. Fue extraño y al mismo tiempo una especie de reminiscencia de la primera película. Andrew, el director, me advirtió que esta vez sería diferente, pues yo tendría un rol más preponderante. Fue un tiempo de trabajo muy, muy intenso, todo el tiempo, pero al mismo tiempo muy agradable estar con mis “hermanos”. todos estamos un poco más mayores y casi podría decirse que llevamos una relación profesional adulta, pero al mismo tiempo con mucha confianza… como si fueramos familia.

El príncipe Caspian (Ben Barnes)

Todo es nuevo para este actor británico de 26 años, prácticamente desconocido a no ser de un pequeño papel en Stardust (2007). Nada lo preparó para el reto de protagonizar la secuela de la exitosa Crónicas de Narnia (2005), que esta vez tiene lugar mil 300 años después de la primera historia y en un ambiente más “tenebroso”: “En la primera película, la Bruja Blanca creaba el invierno, pero esta vez, un villano humano detenta del poder por codicia y es mucho más atemorizante”. Barnes cree que su personaje no se parece mucho a él. De hecho, cuando audicionó, lo hizo con poca esperanza, pero un día… “Eran las cuatro de la mañana y el teléfono sonó. Era la gente de Narnia diciéndome que estaba contratado. Boté el teléfono y empecé a gritar. Fue uno de los momentos más increíbles de mi vida”, dice Barnes quien estudió teatro de la Universidad Kingston y durante muchos años, no hubo mayor diversión en su vida actoral. “Trabajé atendiendo la taquilla de un teatro y también fui bartender”, dice el espigado actor, quien sigue soltero y sin compromiso. Claro que, con tantas admiradoras, ello podría cambiar, sobre todo porque ya firmó para repetir su personaje en Las Crónicas de Narnia 3: El viajero del alba, programada para 2010; mientras tanto habrá que ver su desempeño como héroe de acción en un mundo de leyenda.

Fuente: LMT Online, Prensa Libre